Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

PROPIEDADES ALIMENTARIAS DEL AJO

El ajo como alimento

AJO EN LA ALIMENTACIÓN

ajos

ajo
Fotografía de ajo

El ajo (Allium sativum) es un bulbo de la familia de las Liliáceas, que se utiliza desde tiempos remotos. Los sumerios ya los nombraban en sus escritos, hace más de 5.000 años.

Es originario de la región mediterránea y actualmente se encuentra en climas templados.

Ajo: Un alimento medicinal

Sus propiedades medicinales son bien conocidas: es antibiótico, antiséptico, circulatorio, hipotensor, expectorante, diurético, digestivo y antioxidante.

Consta que era uno de los alimentos básicos que los faraones daban a los esclavos de las pirámides, para que se conservaran fuertes y sanos.

Sus componentes medicinales son los compuestos sulfurados y la alicina. Los compuestos azufrados son antisépticos, y que la alicina es circulatoria e hipotensora (contra la hipertensión).

El consumo de ajo ha sido fundamental para la salud, aparece en numerosos remedios caseros y está presente en muchos platos tradicionales, siendo considerado desde siempre como un alimento medicina.

¿Qué me aporta el ajo?

Aunque se utiliza en poca cantidad, el ajo es muy rico en lecitina, y aporta mucho azufre, manganeso, potasio y vitamina B6. Todo ello, sin grasas y con muy pocas calorías, y casi sin sodio.

Aproximadamente, 3 dientes de ajo contienen:

Calorías

15 Kcal

Lípidos

0,05 g.

Carbohidratos

3,3 g.

Fibra

0,2 g.

azufre

70 mg.

Manganeso

167,2 mg.

Potasio

40 mg.

Calcio

18 mg.

Fósforo

15 mg.

Sodio

2 mg.

Vitamina B6

123,5 mg

Vitamina C

3 mg.

COCINANDO CON AJOS

ajos

ajo sofrito
Fotografía de ajo sofrito. Los componentes aromáticos del ajo se impregnan en el aceite.
ajoaceite
Fotografía de preparación de ajoaceite. El ajo crudo tiene más propiedades.

El ajo tiene un sabor intenso y picante, debido a su gran riqueza en compuestos azufrados. Estos son muy volátiles, motivo por el cual, cuando se cocina con ajo, se nota rápidamente su olor en el ambiente.

Por el mismo motivo, su riqueza en azufre y aromas lo convierte en un ingrediente imprescindible para los sofritos y recetas. Los componentes del ajo se impregnan en el aceite de los sofritos y da a los platos un exquisito sabor.

Existen variedades rosadas, moradas, amarillas, coloradas o blancas.

El ajo negro es un ajo " normal" sometido a un proceso de fermentación especial, que incrementa sus propiedades.

¿Cómo se cocina?

El ajo es un bulbo que se separa en 8 - 12 grillos. La piel se retira y se cocina el interior.

Al ser un alimento que conservamos durante mucho tiempo, algunas veces es posible encontrarlo en mal estado.

Se puede utilizar en sopas, guisos, etc. (Más información sobre Recetas en el listado)

Por su contenido en lecitina, el ajo tiene la capacidad de emulsionar. En algunas salsas como en el ajoaceite, la lecitina del ajo es el emulsionante que consigue una textura sólida sin necesidad de agregar yema de huevo.

¿PARA QUÉ ES BUENO COMER AJO?

ajos

Hipertensión y colesterol

Conviene sobre todo a aquellas personas con obesidad, retención de líquidos, artritis, gota, o reuma.

Comer ajo mejora la salud del corazón y debería estar presente, casi obligatoriamente, en la dieta de aquellas personas que padecen arritmia, taquicardia, ataques cardíacos, angina de pecho, etc.

Posee una enorme cantidad de vitamina B6, que en combinación con el ácido fólico y la cobalamina, ayuda a disminuir los niveles de homocisteína. (La homocisteína disminuye la elasticidad de los vasos sanguíneos. Niveles altos se asocian con mayor riesgo de padecer accidentes vasculares).

El ajo contiene potentes antioxidantes como el manganeso que evita la arteriosclerosis, es decir, la agregación de las placas de ateroma en las arterias, que puede producir trombos en las mismas.

Su principio activo, la alicina, es vasodilatadora e hipotensora. Atenúa la tensión arterial alta y mejora la circulación. (Más información sobre el ajo y la hipertensión).

Ajo para el sistema respiratorio

Una mejor circulación sanguínea permite un aporte mayor de oxígeno a las células y una mayor limpieza de las toxinas celulares.

Comer ajos puede ayudar a los escaladores, esquiadores o deportistas a respirar mejor cuando escalan montañas o simplemente cuando la gente sale de excursión a la alta montaña. Mantener una dieta rica en ajo ayudará a mejorar los síntomas del mal de altura o a prevenir su aparición.

Ajo para la diabetes

El manganeso interviene en el aprovechamiento de la insulina y mejora los niveles de azúcar en sangre. La piridoxina ayuda a mejorar las condiciones de la diabetes al prevenir la neuropatía diabética.

Las personas que no toleren el ajo pueden tomar cebolla ya que tiene propiedades similares.

punto rojo... Lectura anterior: Contraindicaciones del ajo // Seguir leyendo: Recetas con ajo

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil