Animales


...

Animales salvajes


EL ASNO DOMÉSTICO

 








Nombre común
Asno doméstico
Nombre científico
Equus asinus

Inglés
Francés
Alemán
Italiano
Portugués
Donkey
Âne
Hausesel
Asino
Asno


¿Cómo es el asno?

 

El rasgo más característico de los asnos o burros son sus grandes orejas, que le servían para perder calor (estos animales vivían de forma salvaje en los desiertos). Sin embargo, no dejan de recordarnos mucho a los caballos. De hecho pertenecen a la misma familia, la de los équidos. Como los caballos, los asnos tienen una bonita crin.
Una diferencia entre el asno y el caballo es su tamaño. Generalmente, el asno es más pequeño que el caballo. (Consecuentemente, en cambio, la cabeza del asno es proporcionalmente mayor a la del caballo). Sin embargo, siempre existen existen excepciones, como el asno de Poitou, de origen francés, con su 1'5 m de altura a la cruz o el caballo de origen argentino Farabella con sus escasos 0'75 m de altura (el caballo más pequeño del mundo).

El colorido del pelaje del asno es gris ceniza, aunque existen variaciones. Así pues, también se pueden ver negro, como el burro catalán; completamente blanco, como el asno de Egipto, gris con una pequeña banda más oscura en la zona de la cruz conocida como cruz de San Andrés, como el asno de Provenza, etc.

Los asnos domésticos guardan un gran parecido con sus parientes salvajes, sin embargo, sus cascos son más anchos y cortos que los individuos salvajes.

* Ver: Asno salvaje

El asno doméstico es un animal pacífico y rudo, sin embargo, es poco resistente al frío y a la humedad

 


Foto de asno doméstico
(Equus asinus)

Este mamífero tiene bien desarrollados los sentidos, sobre todo los del olfato y de la vista. Además, el asno tiene una gran memoria que le permite orientarse por zonas que durante algún momento de su vida recorrió.

El burro doméstico tiene la fama de ser un animal tozudo, pero esta equivocada interpretación de su carácter se debe a que es un animal muy cauto que nunca realizará una acción que le pueda resultar peligrosa.

* Ver: Animales de granja

 

Origen del asno doméstico

El asno doméstico se originó a partir del asno africano salvaje (Equus asinus). Su domesticación se remonta 5.000 años atrás. El asno es el animal que ha sido domesticado más recientemente del grupo de animales domésticos.
Contrariamente a la mayoría de animales domésticos que fueron domesticados, hace unos 11.000 años, en Asia, en la zona del Próximo Oriente (cuna de la agricultura, la ganadería y la civilización en general, siendo la zona de Mesopotamia el mayor exponente), el asno se domesticó en el continente africano, en la región nororiental.

* Ver: Domesticación de los animales

 

 

¿Con qué animales está emparentado el asno doméstico?

Aunque puede parecer increíble, el tapir o, incluso, el rinoceronte son animales que están emparentados con el asno, ambos también son ungulados (mamíferos con los dedos acabados en pezuña).
Sin embargo, existen muchos otros tipos de ungulados. La jirafa, el ciervo o el camello son animales ungulados, pero están más alejados del asno que los tapires y los rinocerontes. Todos ellos pertenecen al grupo de los artiodáctilos o ungulado con dedos impares, mientras que el asno es un perisodáctilo (tiene un número de dedos par).

 

Utilidad del asno doméstico

El asno tiene la ventaja sobre el caballo de ser un animal más resistente a las enfermedades, lesiones, a la sequía, a demás de que tienen una esperanza superior (el asno puede superar los 40 años de vida, frente la treintena de años que llega a vivir un caballo bien cuidado).
Por otra parte, el asno es ideal para transitar por caminos difíciles con zonas escarpadas y de mala conservación del pavimente gracias a su fuerza y, aunque no lo parezca, agilidad.


El burro tuvo mucha importancia, en las zonas mineras de los Estados Unidos en el siglo XIX, como animal de carga porque era más fácil de guiar que el caballo y no requería atarlo, dado su carácter pacífico y amistoso con la gente.

Sin embargo, miles de años antes este animal era utilizado en muchas partes del mundo, por los pueblos de Asia, África y Europa del Sur para el transporte de personas y como animal de carga.

Lamentablemente, con la industralización de muchos países, las funciones del asno quedaron relegadas por la maquinaria agrícola.
Tomando el ejemplo anterior, la llegada del tren de vapor, a mitades del siglo XIX en los Estados Unidos, supuso temporalmente la pérdida de valor de esta especie, porque se consiguió un medio de transporte que transportaba los mismos materiales que el asno con mucha más eficiencia.

El burro ha perdido las funciones de antaño en los países industrializados. Sin embargo, todavía hoy en día, el burro es empleado en muchos pueblos del mundo para el transporte de cargas, que corresponden a países en vías de desarrollo.

En los países industrializados el asno ha perdido sus funciones iniciales, sin embargo, podríamos decir que se han sustituido por otras. El burro ha pasado a tener una función más de recreo. Es empleado este animal como reclamo turístico, con los llamados paseos en burro.
Estos preciosos animales también son utilizados como animales de compañía, como los burros miniatura, de menos de 1 m de altura a la cruz y un peso inferior a los 200 kg.

Por otra parte, la leche de burra parece ser que tiene propiedades medicinales, actuando como factor de protección del envejecimiento celular (gracias al retinol), lo que algunas industrias quieren aprovechar con el desarrollo de cosméticos elaborados a partir de los componentes de esta materia prima.
Además, la leche de este mamífero es muy rica en nutrientes, como proteínas y vitaminas.
O
tra característica muy favorable de este alimento es la compatibilidad con la leche humana (cuanto mayor compatibilidad existe los problemas de alergias se reducen y el aprovechamiento de sus componentes nutritivos es mayor).
Francia es un país donde el consumo de esta leche tiene mucha importancia. No obstante, desde tiempos inmemoriales el ser humano ha tomado leche de burra, sobre todo en los pueblos mediterráneos.

 

¿Qué come el asno?

Como la inmensa mayoría de ungulados, el asno es un animal herbívoro. Hierba, arbustos y hasta plantas espinosas llega a comer el asno salvaje. Como adaptación a la vida en el desierto, además de comer vegetales poco comestibles para la mayoría de especies animales, el asno aprovecha muy bien el agua de los alimentos.
El asno doméstico también es muy rústico en relación a su dieta y puede ser alimentado con cualquier materia vegetal, aunque, naturalmente, prefiere la hierba y el heno a los arbustos leñosos o los cardos.

No obstante, el burro si que presenta muchos miramientos con el agua de beber, hasta el punto de que existe una leyenda que dice que han habido asnos que han llegado a morirse de sed por negarse a beber de aguas que no eran suficientemente limpias para ellos (en cualquier caso, nosotros mismos también dudamos de la calidad del agua suministrada al pobre animal).

 

Reproducción del asno

El asno doméstico se puede reproducir durante todo el año, a diferencia del salvaje que su periodo de cría se reduce a las estaciones húmedas.

La gestación dura 12 meses, tiempo tras el cual la hembra pare una sola cría de 40 kg de peso.

Permanece al lado de la madre, que lo amamanta durante unos 2 meses.

Las crías estarán listas para reproducirse al cabo de unos 2 años tras su nacimiento, pero a la práctica se usan como animales reproductores cuando tienen una edad superior a los 3 años.

 

Razas de asnos



Hay distintas razas de asnos según la altura
, el tamaño, el color del pelaje, etc. Cada país tiene sus propias razas.

Así, por ejemplo, en España existen el zamorano-leonés, el burro catalán, el burro mallorquín y el asno andaluz.

- El burro catalán es uno de los más robustos que existen junto con el zamorano-leonés, muy resistente .

- El burro mallorquín desciende del burro catalán, aunque es más pequeño que éste.

- El asno andaluz, como el burro catalán o el zamorano-leonés, también es de gran tamaño. Puede llegar a medir 1'6 m de altura a la cruz.


En Francia, son típicas las razas:

- Asno de Poitou. Burro de gran tamaño, con 1'5 m de altura, de pelaje marrón oscuro casi negro por el cuerpo, mientras que el contorno de los ojos, el hocico y el vientre son de color gris claro.

- Asno de Normandía, de pelaje marrón y cuerpo robusto, con un talla de 1'2 m.

- Asno de Contentin Similar en apariencia al asno de Provenza, aunque algo más pequeño, puede llegar a medir 1'3 m

- Asno de los Pirineos. Mide 1'3 m de altura de media, aunque existen 2 tipos según la altura. Su pelaje, de pelo muy corto, es negro normalmente, aunque también puede ser castaño oscuro. El contorno de los ojos, hocico y vientre de esta raza de asno es de color más claro, ligeramente blanquecino.

En los Estados Unidos, es muy popular la raza de gran tamaño llamada Mammoth Jack Stock. Es la raza asnal mayor del mundo. La altura a la cruz debe ser superior a los 1,45 cm de altura a la cruz. El color original del pelaje de Mammoth Jack Stock es el negro. Fue desarrollada, a finales del siglo XVIII, principalmente, a partir de ejemplares procedentes de España.


Curiosidades sobre los asnos


El asno es uno de los animales que más híbridos distintos puede dar; naturalmente con especies semejantes. En realidad, se le cruza con animales de su misma familia y, generalmente, con el caballo o yegua.
A partir del cruce del asno con una yegua se obtiene un híbrido llamado mula. Si el cruce se efectúa con un caballo y un asno hembra se obtiene el burdégano. En ambas hibridaciones la madre es la que aporta más características a su descendiente.
Pero lo que resulta más interesante es que se puede producir un híbrido rayado como una cebra con el colorido de fondo de un asno con el cruce de un asno y una cebra (aunque, naturalmente, éste no será fértil, por tratarse de especies distintas). El curioso experimento tiene como consecuencia la creación de un cebrasno o ceburro.
En inglés a este curioso animal obtenido de un cruce artificial entre dos especies distintas se le conoce con los nombres de "zonkey" o "zebrass"; en francés "donzèbre". Como se ve, en el híbrido resultante, se conservan bastante bien no sólo las características físicas, sino los nombres de las especies padre y madre.


Alrededor de este enigmático animal, se esconden curiosas historias que le hacen todavía más bello. Así por ejemplo, el escritor español Juan Ramón, en 1914, le rindió homenaje con la la obra "Platero y yo".
El asno también aparece como fiel acompañante de las peripecias de Sancho Panza en la obra de Miguel Cervantes "Don Quijote de la Mancha".
Y este animal ha intervenido más recientemente a la gran pantalla como personaje secundario de la película de animación Sreck.

Sin embargo, no todo lo que se ha contado a lo largo de la historia sobre el asno es positivo. Los romanos, por ejemplo, relacionaban la presencia del burro con la aparición de desgracias.
No obstante, la mala fama le ha acompañado al asno hasta fechas muy recientes. El lenguaje popular hace visible la fama injustificada de estúpido e ignorante del burro, hasta el punto de convertirse el nombre de este infeliz animal en un insulto, como cuando le decimos a alguien que es un burro.

A pesar de todos los prejuicios que existen alrededor del burro y detrás de la apariencia de un animal rudo, en realidad, se esconde un animal bastante inteligente, muy paciente y sobre todo, resistente, capaz de aguantar las condiciones más duras de sequedad y calor. Estas virtudes se traducen en unas exigencias menores en cuanto a comida y cuidados, lo que le ha valido al asno el nombre de el caballo del pobre.



Más información sobre otros animales domésticos en el listado superior.


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com