Hazte fan en Facebook

EL COLIBRÍ

El picaflor



Características físicas del colibrí

Los colibríes tienen el récord de ser pequeños tanto ellos como sus huevos. El colibrí de menor tamaño y también el ave más pequeña del mundo es el colibrí abeja o pájaro mosca. Mide unos 5 cm de largo y pesa unos 2 gramos.

El colibrí de raquetas también se llama colibrí hoja de hoja, por su particular terminación de la larga cola

El pico de estas aves presenta una gran variedad de formas. Tanto la forma como la longitud del pico son indicadores del tipo de flores de que se alimenta la especie de colibrí en cuestión. El colibrí morado (Campylopterus hemileucurus) tiene un largo pico curvado para tomar el polen de platanillas (Heliconia spp.), banano y de arbustos del sotobosque, como los labios de puta (Cephaelis elata). En cambio, el colibrí chivito (Oxypogon guerinii) tiene preferencia por las flores de frailejones (Espeletia spp) y su pico es corto y recto.

El pico de los colibríes es muy corto en el momento de nacer pero no tarda en crecer.

Cuando están volando, la frecuencia cardiaca del colibrí es de 1.000 latidos/minuto. En reposo, el corazón de esta ave le va a 500 ó 600 pulsaciones por minuto.

La esperanza de vida del colibrí es relativamente alta pese a tratarse de un animal con un metabolismo muy alto.

Los colibríes sólo viven en América.

 

Costumbres del colibrí

Para ahorrar energía, el colibrí pasa el 70% del tiempo posado. En las noches frías, con el mismo objetivo, el colibrí entra en un estado de sopor o letargo en el que su temperatura corporal desciende hasta los 20 ó 30ºC, su respiración se vuelve irregular y su frecuencia cardiaca baja hasta los 50 latidos por minuto. Si el ave es molestada mientras se encuentra en el estado de letargo, necesita cierto tiempo para recuperar su actividad normal.

No todas las especies de colibríes son territoriales. También existen colibríes generalistas que se alimentan además de nectar, de insectos y del jugo de los frutos maduros; colibríes exploradores que necesitan recorrer grandes distancias para cubrir sus necesidades; colibríes perforadores que perforan la base de las corolas porque tienen un pico demasiado corto para introducirse hasta el fondo de la flor y los colibríes ladrones que roban las presas que caen en las telas de araña.

Pese a que la mayoría de las especies de colibríes tropicales no son migratorias, sí que algunas de ellas cambian de altitud para adaptarse a cambios de estaciones.

Algunos colibríes, como el colibrí orejiazul, son auténticos ladrones que aprovechan la ausencia de la hembra en su nido para robar el musgo del que está tapizado.

El chupaflor, o también llamado colibrí, recibe el nombre en ingles de hummingbird porque, cuando vuela, emite un zumbido como consecuencia de la modificación de las alas primarias externas.

 

Alimentación del colibrí

El 90% de la dieta de un colibrí proviene del néctar. Además de alimentarse de néctar, esta ave consume distintos artrópodos, como arañas, avispas, moscas, escarabajos, hormigas, para complementar su dieta con proteínas, y de savia de los árboles.

La lengua del colibrí tiene finas excrecencias para favorecer la retención del néctar de las flores. Además, es protráctil, por lo que puede salir del pico mientras se alimenta el ave para alcanzar el néctar.

Este ave tiene preferencia por las flores de vivos colores, sin fragancia y con corolas largas y tubulares.

Un colibrí puede beber más de su peso corporal en néctar debido a su alto metabolismo.

Una hembra de colibrí alimenta a sus crías dos veces cada hora aproximadamente.

La hembra almacena el alimento recogido en la parte superior de su tubo digestivo. Cuando regresa al nido, regurgita el alimento introduciéndolo en la boca abierta de sus pequeños.

* Información relacionada: Animales polinizadores / Polinización en el colibrí

 

Reproducción del colibrí

La mayoría de colibríes son tan malos cantores que deben unir sus débiles trinos para que puedan oirse por las hembras. Estos coros pueden llegar a unir a más de 100 machos de ermitaño colilargo común (Phaethornis superciliosus)

En todas las especies de colibríes, el macho y la hembra sólo interactúan para reproducirse.

A la hora de construir el nido, este ave busca líquenes porque proporcionan un buen camuflaje y una protección inmejorable contra las infiltraciones de agua. Sin embargo, todos los materiales son buenos, tanto si son de origen vegetal o animal, como musgo, hojas muertas, corteza, pelo, plumas o telarañas. La hembra de colibrí orejiazul (Colibri thalassinus) deja colgando del nido unas briznas de hierba para favorecer la caída al suelo de las gotas de lluvia porque están siguiendo una estructura vertical.

Los huevos de chupaflor (o colibrí) son blancos y en algunas especies son muy pequeños. Los huevos del colibrí abeja miden entre 8 y 10 milímetros y su nido es como un dedal.

Cada hembra, durante el periodo de dependencia total de las crías, alimenta a su progenie decenas de veces al día.

En el momento de la eclosión, los polluelos de chupaflor están casi desnudos, sus párpados están sellados, por lo que son ciegos. Lo que estimula a la nidada para abrir el pico y poder ser alimentados por su madre es el conjunto de vibraciones que genera la hembra cuando se posa sobre el nido. Necesitan una semana para abrir los ojos.

Una hembra tarda entre 5 y 10 días para construir su nido, pero lo aprovechará varios años.

* Ver más sobre: Colibrí

Más información sobre animales salvajes en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil