-
Animales


...

 

 

 

 

CONSERVACIÓN
DE LOS BOSQUES

 









¿Qué es un bosque?


Un bosque es un ecosistema consituido principalmente por árboles como vegetación predominante. Los bosques son zonas con una gran densidad de árboles.

Los bosques cubren el 30% de la tierra emergida. Sin embargo, en el pasado, estos ecosistemas cubrían el 50% de la superficie de la tierra emergida.

Generalmente, los bosques constituidos principalmente por angiospermas (árboles con frutos) son más ricos en especies que aquellos bosques dominados por gimnospermas (árboles que no producen frutos).

Los bosques están constituidos por dos capas, la canopia o estrato superior y un estrato inferior o sotobosque donde hay los arbustos, la hierba, el musgo y los microorganismos.

 

 

Importancia de los bosques

Cualquier ser vivo tiene dependencia absoluta de las condiciones ambientales. Toda especie animal está ligada a un espacio natural determinado que tiene que satisfacer las exigencias de su alimentación, su reproducción y su bienestar.

Los bosques funcionan como hábitats para los animales, son moduladores de flujos hidrológicos y son conservadores del suelo, evitando la erosión. Además, juegan un importante papel en el ciclo global del carbono, siendo reservorios estables de carbono.

Por todo ello, los bosques garantizan el necesario equilibrio ecológico del planeta.

 

Utilidad de los bosques


Los bosques contribuyen a mejorar la calidad del aire, del agua y del suelo. Los bosques contribuyen a la eliminación de los gases de efecto hibernadero. El vapor de agua que liberan las plantas que forman parte de los bosques a la atmósfera sirve para regular el clima. Los bosques son fundamentales para mantener un clima estable, ya que almacenan grandes cantidades de carbono. Las raíces de los árboles y otros vegetales previenen la erosión del suelo. Los árboles y arbustos de los bosques son también el hábitat de una gran cantidad de animales.

En los bosques vírgenes, primarios o viejos habitan más de dos terceras partes de la biodiversidad terrestre, así como muchos pueblos indígenas.

Los bosques se explotan para fabricar papel, para hacer leña, en la industria o en la construcción. Estos recursos pueden renovarse si se gestionan bien, aunque no siempre es así.

 

 

¿Qué tipos de bosques existen?


Existen distintos tipos de bosques, los más importantes son:

- Bosques templados: A su vez, se dividen en bosques de caducifolios y bosques de hoja perenne.

- Bosques tropicales y subtropicales: Se sudividen en bosques tropicales y subtropicales húmedos, bosques tropicales y subtropicales secos y bosques tropicales y subtropicales de coníferas.

- Bosques boreales: Ocupan la zona subártica y generalmente están formados por coníferas.

 

 

¿Dónde se encuentran los bosques tropicales más importantes?


Los mayores bosques tropicales se encuentran en la cuenca del Amazonas, en la cuenca del Congo en África occidental y en la mayor parte del sudeste asiático.

El Brasil concentra un tercio de los bosques tropicales del mundo, pero solo el 2% de ellos están protegidos.

 

 

¿Dónde se encuentran los bosques más bien conservados?


Más del 75% de los bosques intactos se encuentran en 3 países: Canadá, Rusia y Brasil. En Canadá y Rusia, se pueden ver bosques boreales intactos y, en Brasil, se hallan los bosques tropicales más bien conservados del mundo.

Una de las razones que explican el buen estado de conservación de los bosques en dichas regiones del mundo es la baja densidad de población.

En los países de la Europa Central, la gestión de los bosques es bastante favorable para la fauna. No obstante, también se presenta desforestación en las zonas agrícolas. Antiguamente, los campos estaban cuadriculados en setos donde había bosquecitos y árboles aislados cuya función era desde milenios proporcionar madera y, a la vez, delimitar las parcelas y guardar el ganado. Al mismo tiempo, estos espacios eran refugio de gran cantidad de pájaros, pequeños mamíferos y otros animales. Estos ambientes permitían que la fauna salvaje prosperara hasta los alrededores de las aglomeraciones humanas. Sin embargo, esta situación tan favorable para la fauna está desapareciendo por la mecanización de la agricultura y la unificación de parcelas, que implican la eliminación de los setos.

 


¿Qué bosques son los más amenazados del mundo?


La mata atlántica se ha visto reducida en más del 90% de su superficie y sólo el 0'69% de ella está protegida. Se trata de uno de los tipos de selva tropical más amenazada del mundo

Los bosques mediterráneos se ven amenazados desde hace años por la mano del hombre. En la cuenca mediterránea, 6.000 años de abusos han despilfarrado las frágiles riquezas de los bosques primitivos.

Otro ejemplo lamentable de desforestación es la gran isla de Madagascar. Los cultivos itinerantes, el sobrepastoreo y los incendios voluntarios han arrasado los bosques originales del país. La fauna de Madagascar, en particular la de los lémures, se encuentra en peligro de extinción. Además, los desiertos sustituyen rápidamente las zonas verdes.

 

 

 

¿Por qué están amenazados los bosques?

En épocas pasadas, la desforestación fue debida sobre todo a la tala de árboles para la construcción naval y para calentarse. En la actualidad, las principales causas de la desforestación son muchas más.

Las explotaciones excesivas e inconscientes, las roturaciones desconsideradas, el sobrepastoreo, los incendios, las urbanizaciones, las explotaciones petrolíferas, la minería o la construcción de carreteras conllevan a la destrucción de los bosques.

Por todas estas causas, el 80% de los bosques vírgenes ya ha sido destruido o alterado y el 20% restante está amenazado. El ser humano es la principal causa de su destrucción.

Los bosques pueden estar amenazadas puntualmente por plagas forestales, pero el propio ecosistema suele mantenerlas bajo control.

 

 

Consecuencias de la destrucción de los bosques


Los cambios sobre el medio ambiente tienen importantes consecuencias para sus habitantes. Actualmente, estas modificaciones son a menudo más negativas que positivas.

Para las especies animales más especializadas, la alteración del ambiente trae consigo un empeoramiento de su salud y un descenso de su reproducción que puede obligarles a abandonar la región o bien puede causarles la extinción. La concurrencia de las especies mejor adaptadas o aventajadas por las modificaciones ambientales aumenta el agravamiento de los efectos negativos anteriormente mencionados.

La desforestación impide a los animales disponer de sus medios de existencia. La desforestación también tiene consecuencias mucho más graves, pues degrada la naturaleza del suelo, favorece la erosión y deteriora el clima.

En la actualidad, inmensas regiones se encuentran despojadas, áridas y pobres en fauna salvaje. Las últimas reliquias forestales, que se encuentran en lugares poco accesibles, no son más que refugios precarios. Los osos, ciervos o las aves de los bosques se han extinguido o subsisten en número reducido, incluso en las reservas naturales. Otros casos críticos son los del gorila de montaña en África, el tigre en Asia, el águila morena en Filipinas o el lince y el águila imperial en España. Con la destrucción de los bosques, se eliminan muchos animales insectívoros útiles, como los erizos o los murciélagos. Incluso las especies más abundantes, se ven reducidas considerablemente cuando se alteran los bosques.

La deforestación y los cambios de uso de la tierra son responsables de una quinta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero responsables del cambio climático.

Por otra parte, con la desforestación, el paisaje rural pierde todo su encanto, haciéndose monótono.

 

 

Conservación de los bosques

Conservar cualquier especie animal es, ante todo, asegurarle sus medios naturales. Para ello, es necesario poseer un conocimiento profundo de sus relaciones con el medio ambiente, es decir, su ecología.

Cualquier esfuerzo encaminado a la protección tiene que pasar por proteger los medios naturales afectados por las actividades humanas.

Se están realizando importantes esfuerzos de repoblación forestal, pero casi todos ellos están basados en principios estrictamente económicos. Se plantan árboles exóticos, como los eucaliptos y ciertos pinos, lo que constituyen plantaciones artificiales poco hospitalarias para los animales. Estos cultivos de árboles pueden llegar a sustituir a la flora autóctona, que se ve erradicada junto con su fauna.

 

Medidas preventivas para proteger los bosques

- Evitar los incendios forestales con la limpieza de los terrenos, la prohibición de hacer fuego en el campo, la vigilancia con guardas forestales, etc.

- Reforestación a través de la plantación de nuevos árboles para sustituir los árboles talados.

- Explotación racional de los bosques.

- Reciclaje del papel.

- Creación de espacios verdes.


Más información sobre ecología en el listado superior.

 

 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com