REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

Consejos para proteger las plantas de las heladas

¿Cómo proteger las plantas del frío?




CONSEJOS PARA PROTEGER LAS PLANTAS DE LAS HELADAS

Algunas especies de plantas resistentes al frío

hiedra resistente al frio

Entre las plantas más resistentes al frío se encuentra la hiedra

 

boj es muy resstente al frío

El boj es otra planta que resiste muy bien el frío

 

sauce aguanta bien el frio

El sauce también resiste las heladas y el frío

 

abedul

La mejores especies para climas fríos son las especies autóctonas como el abedul de la foto cuyas ramas aparecen cubiertas de nieve

Los siguientes consejos pueden servir para ayudar a evitar daños a las plantas cuando aparecen las heladas.


¿Cómo proteger las plantas de interior del frío y las heladas?

En caso de tratarse de plantas interiores, es importante que estas se introduzcan dentro de la casa. Deberán colocarse en un lugar que les de la luz y que no presente corrientes.

El mejor lugar es cerca de una ventana, lo máximamente alejadas de los radiadores de la calefacción para que no las reseque.

Precisamente, para evitar que la sequedad ambiental les afecte demasiado, aumentaremos el nivel de humedad en la casa utilizando un humificador o un simple spray con agua tibia.

¿Cómo proteger las plantas de interior del frío y las heladas?

Con plantas exteriores, que hayan sido plantadas en macetas, se deberán colocar en lugares más resguardados al amparo del viento, aunque fuera de lugares hundidos donde normalmente se suelen producir las heladas.

En estos lugares el aire se queda embolsado y no puede escapar. Un lugar elevado y, al mismo tiempo, protegido del viento sería el más adecuado.

Si se trata de plantas exteriores exóticas no acostumbradas al frío y poco recomendables en zonas con inviernos fríos , deberán trasladarse al interior.

Con plantas exteriores en grandes contenedores o plantadas en el suelo lo más importante es proteger las raíces para que no se hielen. Para ello utilizaremos la técnica del acolchado que consiste en cubrir el suelo con una capa de entre 4 dedos o un palmo de algún material aislante como la corteza de pino, la paja u hojas de árboles.

Esta labor debe realizarse antes de que el suelo ya se encuentre helado, dado que el acolchado mantendría una capa de hielo permanente que podría perjudicar a las raíces.

Las plantas exteriores plantadas en macetas también deben protegerse adecuadamente, especialmente sus raíces. Para protegerla se pueden forrar las maceta con tela, plástico de burbujas o fibra de coco que se vende en los viveros. También podemos colocar las macetas dentro de otras más grandes y rellenar el espacio hueco con paja. Las hojas o las flores pueden protegerse con plásticos colocados sobre unos soportes sin que las toquen.

 

¿Como evitar que el frío o las heladas estropeen las plantas medicinales?

Si se quiere disponer de plantas de uso medicinal o para la cocina durante todo el invierno es mejor plantarlas en contenedores que se puedan mover para colocarlas durante el día en algún lugar soleado y al interior durante la noche.

 

Consejos para proteger otro tipo del plantas del frío y la helada

Para evitar que los bulbos se congelen deberemos desenterrarlos y, después de quitarles las hojas y limpiarlos, se meten en una bolsa y se guardan en un lugar fresco donde no se puedan helar.

Para proteger las palmeras se pueden rodear con un cañizo bien atado.

Las plantas trepadoras pueden podarse durante esta época para que en primavera nazcan con más fuerza, luego les daremos una protección extra si las desenganchamos de su soporte y las dejamos en la tierra cubiertas con acolchado. También pueden mantenerse en su lugar y protegerlas con plásticos especiales - mallas aluminizadas - que venden en las jardinerías o viveros.

Es conveniente colocar las plantas de terraza en el lugar más soleado de la misma, todas ellas bien agrupadas para que puedan ser tapadas por las noche con un plástico. Durante el día debemos quitarlo.

Los rosales pueden protegerse excavando una zanja en un lado del rosal que supere en profundidad un par de palmos la altura del rosal puesto de lado sobre la zanja. Se tiende la planta en la zanja, se cubre de paja después de sujetar las ramas a una estaca para que no se levanten. Luego se cubre la paja con tierra.

Las verduras y hortalizas pueden cubrirse con papel de periódico, formando un túnel sobre ellas colocando las hojas de los periódicos transversalmente y con las puntas enterradas en la tierra.

¿ Qué hacer ante los cambios o bajones bruscos de temperatura?

Normalmente las plantas de exterior autóctonas ya se encuentran adaptados al frío habitual del invierno y aguantan bien las heladas.

Por esto motivo la mejor prevención para evitar las heladas es plantar especies resistentes al frío. Sin embargo, cuando aparecen circunstancias especiales anunciadas por los meteorólogos que indican grandes descensos de temperaturas, deberemos proteger incluso las plantas acostumbradas a resistir temperaturas habitualmente bajas para que estos fríos inusuales les afecten lo mínimamente posible.

Para proteger los arbustos, pueden utilizarse estructuras realizadas con alambres y cubrirlas con paja, cañas, etc. Una forma muy práctica es cubrirlas con plástico de burbujas que puede quitarse fácilmente durante las horas que no haga tanto frío para que les dé la luz.

Existen en el mercado una serie de artilugios destinados a colocar en su interior las plantas durante los meses más fríos. Entre estas tenemos las cajoneras realizadas con estructuras de madera y aluminio y cubiertas con cristal que permite pasar la luz y la calor del sol en las horas diurnas.

También tenemos otros recursos, como las campanas de vidrio, con las que se recubren las especies más pequeñas. Tanto unas como otras pueden ser cubiertas con mantas o ropas de tela gruesa durante la noche para evitar que se hielen.

 

¿Cómo proteger los árboles de las heladas y del frío?

Los árboles son más difíciles de cubrir con estas estructuras. Una de las formas de proteger a los árboles contra el frío es que estos dispongan de suficiente agua en el suelo y que esta no se encuentre helada.

La falta de agua o el hecho que el suelo se encuentre permanentemente helado propician las famosas " quemaduras" del frío que,en realidad, responden a la incapacidad del vegetal en bombear agua del suelo, bien porque éste esta seco o porque se encuentra helado.

Regar bien los arbustos o árboles en otoño es una manera de que estos dispongan de humedad en inviernos muy secos. Luego acolcharemos el suelo para evitar que la humedad de la tierra se congele.

La paja es uno de los mejores recursos en este sentido. Para proteger las ramas pondremos entre ellas paja o helechos.

Otra manera de proteger a los árboles es plantarlos junto a muros de manera que se hagan crecer teniendo el muro como guía. Luego se tapa con un toldo de malla que se hace correr sobre unas guías sin que toquen a las ramas. Esta técnica se puede utilizar con los árboles frutales de nuestro jardín.

Para evitar el problema de las grandes grietas en los troncos, existe en el mercado una cinta especial con la que se envuelven los troncos. Los árboles frutales se suelen cubrir con una pintura blanca especial que refleja la luz solar e impide que los troncos se agrieten al descongelarse rápidamente. Otra forma posible es plantar arbustos tolerantes a su alrededor para que protejan el tronco.

 

¿Qué arboles frutales son muy sensibles al frío?

Entre los árboles frutales más delicados se encuentran los cítricos, cuyos frutos y brotes tiernos pueden sufrir daños irreparables cuando la temperatura desciende de los -3 ºC. Incluso los propios árboles pueden helarse cuando esta llega a los -6 ºC. Para evitar estos problemas, es mejor plantarlo en grandes contenedores que pueden transportarse al interior.

Aquellos plantones jóvenes son los más expuestos al frío y deben protegerse obligatoriamente. La mejor manera es cubrirlos con plástico, que debe ser retirado durante el día si hace sol para que reciba la luz y el are suficiente.

 

¿Qué árboles son los menos sensibles al frío?

La mejores especies para climas fríos son las especies autóctonas. El abedul, por ejemplo, es un árbol que puede vivir en climas muy fríos, llegando a ocupar grandes extensiones en zonas del norte de Europa como los países escandinavos.

En el sur de Europa, se encuentra en las montañas, alcanzando alturas considerables junto con otras especies resistentes al frío como el pino negro o los sauces.

Algunos tipos de sauces boreales se encuentran incluso en la zona ártica y están prácticamente cubiertos de nieve a los largo de 12 meses del año.

 

¿Cómo proteger a las coníferas del frío y de las heladas?

Una forma de proteger a las coníferas es plantar varias cañas alrededor de la copa. Luego se rellena el interior con paja o ramas y se atan todas las ramas que sobresalen apretujadas contra el conjunto.

 

Arboles o arbustos resistentes al frío

Madroño
Hiedra
Evónimo
Laurel
Sauce
Boj
Ciprés
Tradescantia
Aucuba
Pitosporo

 

punto rojo Más información sobre las plantas en invierno en el listado superior

Otros artículos de interés

Diferencias hierro vegetal y animal
Alimentos ricos en hierro

manzanilla
Manzanilla para la indigestión

te verde
Te verde para adelgazar

EmbarazoDolor -  Adelgazar - DiabetesDepresión - HerpesAnemia - Alzheimer - Listado de enfermedades...


El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.