Comparación cualitativa y cuantitativa entre la leche humana y la de vaca

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

Diferencias entre la leche humana y leche de vaca

¿Qué diferencias hay entre la leche humana y la de vaca?

Cada animal produce el tipo de leche materna que es más adecuado para su especie. Por este motivo, dos animales tan distintos como la vaca y el Hombre, producen leche con una composición muy diferente.

lactancia
La leche materna es el alimento más completo para los bebés y niños pequeños.

Analizar cada clase de leche y ver qué componentes contienen servirá para entender mejor las necesidades nutricionales de la madre durante la lactancia, pues todo lo que contenga su leche, lo deberá aportar su alimentación.

Además, también resulta muy útil saber cómo es la composición de la leche materna para aprender a comprar la mejor leche de fórmula (cuando no es posible o deseable amamantar).

Por otra parte, otras personas se interesan en estas diferencias para intentar comprender qué componentes de la leche de vaca que desencadenan ciertos efectos adversos, en determinados casos, y buscar otros tipos de leche alternativos que no los contengan.

Tabla composición de la leche humana y de vaca

A continuación se presenta un cuadro con la composición de la leche humana y la de vaca. A partir de estos datos, se observa que ambos tipos de leche presentan características muy distintas:

Nutrientes por 100 mlLeche humanaLeche de vaca
Energía (kcal)8888
Azúcares (lactosa) (g)7,34,8
Grasas (g)4,23,8
– De las cuales ácido linoleico (% de la grasa)8%2%
Proteínas (g)0,93,3
– De las cuales caseína (g)0,252,73
– De las cuales lactoalbúmina (g)0,260,11
– De las cuales beta lactoglobulina (g)00,36
– De las cuales lactoferrina (g)0,170
– De las cuales lisozima (g)0,05trazas
Colesterol (mg)1611
Calcio (mg)28125
Fósforo (mg)1596

Cantidad de energía de la leche humana y de vaca

El aporte energético de los dos tipos de leche es muy parecido. Se observa que las grasas y los azúcares son el principal aporte energético de la leche humana.

Cantidad de proteínas de la leche

merienda
Vaca y ternero (cría de la vaca). La leche de vaca es rica en proteínas porque este animal debe crecer mucho durante su primer año de vida.

De todos los mamíferos, la leche humana es la que tiene una concentración más baja en proteínas. Durante los primeros días de amamantamiento, tras el parto, se produce el calostro. El calostro humano tiene una cantidad de proteínas elevada (30gr por litro), debido a que aporta muchas más proteínas de defensa que la leche materna madura (madura, para indicar que no es calostro).

La transición de calostro a leche materna madura es de, aproximadamente, 14-21 días (según autores). En ese momento, el contenido proteico de la leche va disminuyendo hasta que, en el tercer o cuarto mes, es de 8-9gr de proteínas por litro. Tras este primer periodo de calostro, el contenido en proteínas de la leche es bajo.

En cambio, la leche bovina tiene una cantidad muy elevada de proteínas, que las formulaciones de leche para biberón siempre deben disminuir. El ternero debe ganar mucha estructura física, hacer crecer sus huesos gruesos, fuertes, y desarrollar un tejido graso que lo proteja del frío. Por este motivo la leche de vaca es muy rica en proteínas. Además de la cantidad, también es diferente la calidad: hay grandes diferencias entre el tipo de proteínas que contiene la leche humana y de vaca.

¿Qué tipos de proteínas tiene la leche?

La leche materna aporta muchos tipos de proteínas, entre las que podemos destacar las caseínas (alfa y beta, en proporciones distintas según la especie) y las llamadas «proteínas del suero«, que son las proteínas de defensa (lactoalbúmina, lisozima, inmunoglobulinas, etc.).

Tipo de proteínas y caseínas de la leche humana y de vaca

Sobre el tipo de proteínas de ambos tipos de leche materna, destacamos:

  • La leche humana contiene un 30% de caseínas, mientras que la leche de vaca (y de cabra y de oveja) contienen cerca del 70%.
  • La leche de vaca es la que contiene mayor cantidad de alfa-caseína, una proteína muy alergénica. En cambio, el contenido en esta sustancia en la leche materna es muy inferior. (También este contenido es inferior en la leche de cabra y de oveja).
  • El tipo de beta-caseína que contiene la leche de vaca (A1), que en el intestino, durante la digestión, se convierte en BCM-7 (beta-casomorphin-7). Se cree que este componente puede actuar de modo similar a los opioides y provocar, en jóvenes y adultos, los problemas de acné asociados a la leche. En bebés, puede causar dolor de vientre, infecciones o hemorragias digestivas.
  • La leche humana (y la leche de cabra y de oveja) contienen el tipo de beta-caseína A2, que no causa estos problemas. Por este motivo, algunos expertos recomiendan a niños y adultos con problemas intestinales comprar leche de cabra o de oveja antes que la leche de vaca.

leche de vaca para bebésLeche de vaca para bebés

Proteínas de defensa de la leche materna

El 70% de las proteínas de la leche humana son proteínas del suero. Es decir, la mayoría de las proteínas de la leche materna humana son de defensa:

  • Inmunoglobulinas: La proteína más importante en la leche humana es la inmunoglobulina A (Ig A), que aparece de forma mucho más elevada que en la leche de vaca. Este componente confiere inmunidad en los epitelios, y protege tanto a la glándula mamaria, como a las mucosas y piel del lactante.
  • La lactoferrina (muy elevada en el calostro) es una proteína que fija el hierro, de modo que sea muy asimilable para el bebé (alta biodisponibilidad), pero no para las bacterias.
  • La lisozima es una proteína bacteriostática que inhibe el crecimiento de las bacterias.
  • La lactoalbúmina es una parte de la lactosa sintetasa, que tiene la función de transportar oligoelementos en la leche.

Contenido en nitrógeno de la leche humana

La leche materna contiene nitrógeno que no está unido a las proteínas. El contenido en nitrógeno no proteico de la leche humana es del 20%, mientras que en la leche de vaca es del 5%. Esto es una gran diferencia, a pesar de ello, el nitrógeno no proteico está poco estudiado en dietética.

Este tipo de nitrógeno se encuentra principalmente en forma de glutamina y alanina. Estos dos aminoácidos pueden ser utilizados como fuente de energía en el bebé (sustratos gluconeogénicos). Además, la glutamina es importante para la salud intestinal, al ser necesaria para que las células intestinales, los enterocitos, puedan fabricar su material genético.

Otro componente nitrogenado de la leche es la taurina, un aminoácido que no forma parte de las proteínas. No es esencial para el adulto, pero el bebé no puede producirla en suficiente cantidad, por lo que se considera esencial. Interviene formando sales biliares (ácido taurocólico).

A nivel de aminoácidos, la leche de vaca tiene menos de treonina y triptófano que la leche materna.

Nucleótidos de la leche humana

Otra fracción de nitrógeno no proteico que aporta la leche materna son los nucleótidos, que contiene en concentraciones del 2-5%. Sus funciones son:

  • Contribuyen al mantenimiento y establecimiento de la microbiota del bebé
  • Activan el metabolismo del bebé: Estos componentes de la leche viajan hasta el hígado del bebé, donde activan la producción de grasas omega 3 y omega 6, esenciales para que pueda desarrollar sus sistema nervioso. Técnicamente, este fenómeno se conoce como activación y maduración de las enzimas desaturasas hepáticas, que son las encargadas de producir los derivados de los ácidos grasos esenciales EPA y DHA (importantes para la formación de la retina y para el cerebro, para producir neuroprotectinas).
  • Inmunidad celular y humoral: Por el mismo punto anterior, son mediadores del sistema inmunológico.
  • Crecimiento y diferenciación del tracto gastrointestinal: los nucleótidos son precursores del ADN (material genético), necesario para formar estructuras y para la mucosa intestinal.
  • Parte del nitrógeno es la carnitina, que el niño tiene poca capacidad para sintetizar. Es necesaria para que el metabolismo de las grasas (produce la beta-oxidación de los ácidos grasos de cadena larga y evitar la cetosis).

Contenido en grasas de la leche materna

El contenido en grasas de la leche humana madura y de la de vaca es más o menos similar, de 4,2g y 3,8g respectivamente. Sin embargo, igual que hemos visto con las proteínas, a nivel cualitativo existe una gran diferencia entre el contenido graso de cada tipo de leche.

  • La leche de vaca aporta muchos ácidos grasos de cadena corta, que son casi nulos en la leche materna. En cambio, el tipo de grasa más abundante en la leche humana es el ácido oleico (omega 9), que se clasifica como un tipo de grasa monoinsaturada de cadena larga.
  • La mayor diferencia se encuentra en la proporción de ácidos grasos poliinsaturados: leche materna contiene un 15%, y la de vaca (3%). La leche materna tiene mucha más cantidad de ácidos grasos poliinsaturados que la de vaca, debido a que el recién nacido no tiene capacidad para producirlos. Estos componentes son muy importantes para el desarrollo cognitivo del bebé.
  • A medida que aumenta la lactancia materna humana, los ácidos grasos de cadena larga disminuyen ligeramente y va incrementando ligeramente el contenido en ácidos linoleico y linolénico.
  • El tipo de grasas que contiene la leche depende de la nutrición de la madre. Por lo tanto, es interesante que ésta consuma abundantes alimentos con grasas poliinsaturadas, como las nueces, el pescado graso, el aguacate o las almendras.
  • En la leche humana hay más colesterol que en la leche de vaca, y su contenido es constante a lo largo de la lactancia. El bebé lo necesita para producir sus membranas y sistema nervioso.

Tipos de ácidos grasos de la leche materna humana

Las grasas están formadas por unas unidades, llamadas ácidos grasos. Cada molécula de grasa se llama triglicéridos, que, como su propio nombre indica, es una molécula con tres ácidos grasos enganchados. Como explicamos a continuación, además del tipo de ácido graso, también es importante saber cuál es su posición dentro de la molécula.

Los tipos de ácidos grasos (o, de forma sencilla, el tipo de grasas) que contiene la leche humana, son los siguientes:

  • 60-70% ácido palmítico en la segunda posición del triglicérido
  • 80-90% ácido oleico en la primera y tercera posición del triglicérido
  • 80% linoleico en la tercera posición del triglicérido (mejor absorción)

¿Cómo se hace la leche de fórmula?

La leche de vaca debe modificar su composición de grasas para poder ser apta para los bebés. Generalmente, para la elaboración de estos productos se utiliza leche desnatada con grasa vegetal (rica en ácido oleico, omega 3 y omega 9) y añadiendo ácidos grasos esenciales de cadena larga EPA y DHA.

¿Qué importancia tiene la posición del ácido graso?

Una característica de la leche materna es que el 60% de sus triglicéridos contienen el ácido palmítico en posición 2 (beta palmitato). Esto constituye una ventaja porque facilita la absorción del calcio de la leche. En cambio, la leche de vaca (y los aceites vegetales) contienen el ácido palmítico en las posiciones 1 y 3, de modo que éstas, cuando son digeridas, forman un complejo con el calcio y dificultan su absorción.

Si recuerdan la tabla de composición nutricional superior, verán que la leche humana tiene mucho menos calcio que la de vaca (28 mg y 125 mg, respectivamente) pero, como sabemos ahora, el calcio de la leche humana es mucho más biodisponible el calcio de la leche de vaca.

*Más información: ¿Qué es el beta palmitato?

La leche humana es rica en azúcares y grasas

La leche materna humana es muy rica en azúcares, con un aporte dos veces superior al de la leche de vaca. El tipo de azúcar que contiene es la lactosa (90% de su composición). En menor cantidad, también aporta oligosacáridos con efecto prebiótico y bacteriostático (ácido siálico, N acetilglucosamina, D-glucosa, L-fructosa y D galactosa).

La leche de vaca no es especialmente dulce, debido a que el animal no lo necesita, sino que para este animal son más adecuados nutrientes estructurales, para crecer, como son las proteínas y las grasas.

Minerales de la leche humana y de vaca

En general, la leche de vaca tiene muchos más minerales que la materna, con lo que tiene mayor osmolaridad y acarrea mayor carga renal:

  • La leche humana contiene más hierro (lactoferrina), cobre, yodo, manganeso y cobalto, que la leche de vaca. La concentración de yodo y flúor de la leche reflejan la dieta de la madre (Atención a la ingesta de yodo, cuya ingestión insuficiente puede producir cretinismo en los niños y retraso mental).
  • En otros minerales, la concentración es independiente de la dieta de la madre: calcio, sodio, magnesio, cobre, hierro,….

Vitaminas de la leche materna y de vaca

Brevemente, las características básicas de cada tipo de leche son las siguientes:

Sobre las vitaminas hidrosolubles:

  • En la leche materna, las vitaminas hidrosolubles están influenciadas por la ingesta en estas vitaminas de la madre.
  • Excepto niacina y vitamina C, la leche de vaca tiene mucha más vitamina B que la de humano, debido a que las bacterias del rumen las producen.

Sobre las vitaminas liposolubles:

  • La leche humana contiene más vitamina A y E que la vaca.
  • El contenido en vitamina K es menor en la leche humana que en la de vaca, probablemente debido a dos factores, por una parte la alimentación, y por otra, porque la fermentación del rumen también la produce. Como hay poca vitamina K en la leche humana, se administra vitamina K en los recién nacidos.
  • La vitamina D parece ser que puede estar sulfatada (es decir, en su forma hidrosoluble) y que por eso no se observa déficit de vitamina D en recién nacidos. La cantidad de vitamina D del recién nacido dependerá de los niveles de la madre, es decir, de si pasa tiempo al aire libre o si toma suficiente el sol. También existe tendencia en suplementar a los niños (diferentes opiniones).
  • Las vitaminas liposolubles se ven menos influenciadas por la dieta de la madre, ya que existe reservorio en el organismo.

Otros componentes de la leche

La leche materna contiene muchas más sustancias que las puramente nutritivas. También contiene:

  • Enzimas: amilasa láctea, lipasa láctea, lipoproteinlipasa
  • Factores inmunológicos de defensa ( lisozimas, inmunoglobulinas,etc.)
  • Componentes que transportan o fijan nutrientes (ácido fólico, vitamina B12,etc.): Evitan el deterioro bacteriano de las mismas y aumentan su biodisonibilidad.
  • Factores bifidogénicos: lactosa, acetil-glucosamina, glucopéptidos,etc.
  • Factores de crecimiento: EGF, NGF, IGF-1. Los factores de crecimiento también se encuentran en la leche de vaca, y es uno de los aspectos más criticados para el consumo de la leche de vaca y cáncer en adultos.

¿Qué problemas ocurren con la leche de vaca para los niños?

Los problemas que presenta la leche de vaca para los bebés y lactantes son los siguientes:

El principal problema de dar leche de vaca al recién nacido es que ésta aporta demasiada proteína, lo que puede producir sobrecarga de los riñones y problemas renales. Por este motivo, se deben comprar bebidas debidamente formuladas o, en casos de emergencia, diluir a la mitad, con agua, la leche de vaca.

  • Nitrógeno no proteico: Actualmente se añade taurina y carnitina a las formulaciones de leche materna.
  • Mala absorción del calcio: Debido a que le leche de vaca contiene palmitato en posiciones 1 y 3, éste forma complejos con el calcio, impidiendo su absorción.

Diferencias leche de vaca y de humano

El bebé no crece especialmente rápido, sino que tardará años hasta lograr su estructura física completamente desarrollada. En cambio, en tan sólo 12 meses ya empezará a entender órdenes y a hablar. Esto demuestra que el hombre es un animal muy intelectual, y por ello la naturaleza ha diseñado la leche de su madre más azucarada, porque el azúcar es el alimento primordial para el cerebro

Más información sobre la leche y sus derivados.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

19 octubre, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar