Cultivo de angélica

(Angelica archangelica L.)

Cultivo de la angélica

La angélica (Angelica archangelica L.) es una planta bianual de la familia de las Umbelíferas, muy aromática. El cultivo de angélica se enfoca principalmente a la obtención de su fruto o de sus raíces, que son las partes de la planta más utilizadas tradicionalmente en medicina natural. En general, la planta requiere de pocos cuidados, pero son necesarias condiciones óptimas de ambiente, exposición y sustratos para que pueda proliferar.

A continuación se presenta toda una guía de cultivo de la angélica: cuidados, riego, preparación del terreno, abonado, cómo multiplicar la planta y posibles enfermedades y plagas que puede tener.

foto angelica archangelica cultivo

Foto cultivo de angélica en el jardín de Pàmies Hortícola.

Características de la angélica

Planta herbácea bienal robusta, de hasta los 2 metros. Tallo erecto, estriado y hueco. Hojas grandes, alternas que abrazan el tallo en la base. Flores pequeñas de color blanco o amarillo, reunidas en umbelas. Los frutos son diaquenios oblongos. Sólo las plantas femeninas dan fruto.

¿Dónde crece la angélica?

De forma natural, la angélica crece en lugares húmedos y sombreados, prados, bosques, bordes de aguas, turberas y ciénagas.

Floración de la angélica

Florece en verano, entre los meses de mayo y julio, según la latitud.

Angélica: Clima y emplazamiento

Es una planta de exterior. Crece en climas templados o fríos. Necesita de exposición solar. Crece bien en lugares frescos y sombríos. Sensible a la sequía. Resistente a las heladas.

angelica

Foto de angélica silvestre (Angelica archangelica L).

Riego de la angélica

Necesita de tierra húmeda, aunque bien drenada. En cultivos de jardinería, se recomienda aplicar técnicas para mantener la humedad de la planta.

Suelo, preparación del terreno y abonado de la angélica

  • La angélica necesita suelos profundos, bien drenados, húmedos y frescos. Suelos pantanosos o fértiles –abonados con abono líquido, o estiércol muy fermentado.

  • Crece rápidamente en terrenos volcánicos; también de aluvión y los arenosos.

    No crece en suelos arcillosos y compactos.

  • Tolera suelos con pH ácido-neutro, más bien ácidos, de pH entre 4,5 a 7,3. Véase cómo corregir o mejorar el tipo de suelo para conseguir la acidez necesaria.

Reproducción y multiplicación de la angélica

Se puede reproducir por esquejes o mediante siembra directa:

  • Se propaga por semillas del mismo año y recién recogidas, pues pierden rápidamente sus cualidades germinativas. Sembrar las semillas en otoño, aunque otros autores indican que también es posible en primavera.

  • Se puede sembrar también clavando las umbelas en el terreno fértil, cortadas a 30 centímetros; a principios de octubre.

Recolección y conservación de la angélica

El cultivo de angélica se enfoca principalmente a la obtención de su fruto o de sus raíces, que son las partes de la planta más utilizadas tradicionalmente en medicina natural. Sobre todo se utilizan las raíces, aunque también sus tallos, hojas y flores.

angelica

Foto de angélica en un jardín. Se caracteriza por los tallos rojizos y por las vainas abrazadoras de las ramas (Angelica archangelica L).

  • Para obtener sus frutos, se recogen las umbelas en su madurez, entre julio-setiembre, se dejan secar y se separa el fruto de la flor. Éstos no son muy codiciados pues contienen pocos principios activos.

  • Para recolectar sus raíces, se cortan las umbelas antes de su floración, entre mayo-junio, y se arrancan las raíces de la planta en otoño, cuando la planta empiece a perder hojas. Las plantas florecidas tienen poca raíz.

  • Se pueden recolectar sus hojas en el segundo año de la planta, entre mayo y junio, antes de que florezca. También se pueden aprovechar los pecíolos para hacer confitura.

  • Conservación: Secar al sol y conservar en ambiente seco, resguardado de polvo y aire.

Plagas del cultivo de angélica

Es una planta muy olorosa que atrae a mucha fauna de jardín. Debido a su riqueza en fécula, puede ser atacada por insectos, y en tiempo cálido por los ácaros. Sus umbelas son típicamente infestadas por pulgones.

Más información sobre la angélica.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar