...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 


LA SAL EN LAS PLANTAS

¿ Cómo eliminar el exceso de sal?

 

La sal en las plantas



 

¿ Cómo afecta la sal a las plantas?

 

La sal común o cloruro sódico es un gran enemigo de las plantas. Las plantas no toleran la sal ya que esta compacta los suelos e impide que los vegetales puedan absorber el agua y, por lo tanto, los nutrientes que se encuentran disueltos en ella. Por otra parte, las plantas no toleran ciertos minerales que se hallan disueltos en el agua ( Más información sobre la sal en las plantas en el listado superior) fundamentalmente el cloro y el sodio. El sodio produce terrenos con una aireación e infiltración deficientes. El cloro se absorbe por las raíces y se acumula en los tejidos resultando tóxico. Por otra parte la sal tambien puede penetrar directamente por las hojas cuando el terreno es muy salado y el viento mantiene la sal en suspensión o la deposita encima de las plantas. Esta sal debilita las plantas que terminan siendo atacadas por plagas. El efecto de la sal es peor en el momento en que las plantas salen de su letargo hibernal y necesitan absorben muchos nutrientes. Durante el invierno el efecto de la sal no afecta tanto.

 

Entre los síntomas más característicos del efecto de la sal en las plantas tenemos los siguientes que son muy parecidos a los efectos de la sequía:

  • Hojas con poco vigor.
  • Coloración amarilla antes de de que venga el otoño.
  • Márgenes de las hojas marrones
  • brotes jóvenes marrones.


Cuando se riega con aguas muy saladas, las sales se acumulan en la parte superior del substrato formando una capa de color blanco. También se produce este fenómeno cuando existe un mal drenaje del terreno que impide que las sales sean lavadas, de manera que se van acumulando en el terreno. Sin llegar a tales extremos un exceso de sal perjudicará a las plantas. Regar con agua salada contribuye al proceso de salinización del terreno.

Conviene analizar el contenido de sal del agua para saber si es adecuada para regar las plantas. De acuerdo a la sal que contiene se establecen los siguientes criterios:

  • Agua sin riesgos para el riego: Es aquella que puede utilizarse sin restricciones ya que su uso no puede conllevar a la salinización del terreno. Se considera como tal el agua que presenta menos de 0,5 g de sal por litro.
  • Agua que presenta ligeros riesgos para el riego: Un uso no adecuado de la misma puede producir la salinización del terreno. Se considera que presenta riesgos aquella agua que posee entre 0,5 y 2 g de sal por litro.
  • Agua desaconsejada para el riego: Es aquella que no debería utilizarse, excepto bajo la supervisión de un profesional, porque supera los 2 g de sal por litro, lo que representa un riesgo demasiado elevado para el terreno

Naturalmente el agua situada en el grupo primero es la mejor. Sin embargo, a veces nos vemos obligados a utilizar aguas que contienen un nivel medio de sal

Para saber el grado de salinización del terreno, se puede realizar un análisis de la cantidad de sal que contiene el agua del suelo. De acuerdo al nivel de sales contenido en este suelo tendremos:

  • No salino: cuando contiene entre 0 y 3 gramos de sal por litro de agua.
  • Ligeramente salino : Mas de 3 hasta 6 gramos de sal por litro de agua
  • Salino media: Mas de 6 y hasta 12 gramos de sal por litro de agua.
  • Con alta salinidad : Mas de 12 gramos de sal por litro de agua.

¿Cómo tratar el exceso de sal en el terreno?

 

Para eliminar el exceso de sal del suelo se necesita mejorar las condiciones de drenaje, en caso de que estas sean deficientes, y limpiar el terreno lo cual se realiza con un regado más abundante de lo necesario utilizando agua adecuada. Después lo que se hace es aspirar o drenar el agua sobrante para evitar que las sales en disolución vuelvan a la tierra.

Para eliminar el exceso de sodio del terreno se pueden utilizar medios químicos mediante productos ricos en calcio que se incorporan al mismo. Luego se tiene que aplicar la técnica anterior del lavado con agua abundante y sin sal para eliminar el exceso de sodio.

Ciertas plantas son mas resistentes a la salinidad. Hay algunas que se consideran muy tolerantes que pueden aguantar hasta 10 g por litro de sal en el agua del subsuelo. Otras, las moderadamente tolerantes, hasta 5 g por litro y las ligeramente tolerantes, hasta 2,5 g por litro. La lista siguiente muestra una serie de plantas tolerantes a la sal:

 

¿Qué plantas son las más adecuadas en terrenos con sal?

 

Plantas tolerantes a la sal
Cultivos
Arbustos
Otros

Muy tolerantes:

Espinacas
Espárragos
Cebada
Caña de Azúcar
Algodón

Moderadamente tolerantes:

Arroz
Maíz
Cebollas
Pepinos
Patateras
Zanahorias
Olivos
Alfalfa
Trigo
Higueras

Ligeramente tolerantes:

Guisantes
Perales
Manzanos
Almendros
Melocotones
Ciruelos
Albaricoques

algarrobo
falso pimentero
chopo blanco
aligustre
eucaliptos
araucaria
cedro del Himalaya
pino carrasco
casuarina

palmera de Canarias
palmera de dátiles
higuera
ombú
ciprés
olivo
ailanto
madroño
palmito
júpiter
morera de papel
árbol del paraíso
granado
pino piñonero
arce negundo
árbol del amor
acacias
pino canario
robinia


jara
lantana
drago
yuca
adelfa
romero
durillo
sabina
drácena
pitosporo
crisantemo
escalonia
cyca
retama
mirto
verónica
fu
csia
lentisco
cotoneaster
piracanta
eleagno
laurel
poinsetia
ricino
drácena


gazanias
cineraria
milenrama
asterisco
lavanda
caña de Indias
absenta
carraspique
clavel
armeria
festuca glauca
aster
antirrino
clavellina

La mayoría de las cactáceas y la mayoría de las
plantas suculentas

 

Las plantas situadas junto a las costas o las plantas emplazadas junto a las carreteras en países o lugares fríos son las que deben soportar unas condiciones de salinidad más elevadas. Las primeras por la cantidad de sales del substrato o del medio ambiente. Las segundas por la sal que se echa sobre el asfalto para impedir que se forme hielo. Por lo tanto con respecto a estos ambientes se tendrían que tener en cuenta los consejos siguientes:

- Escoger las especies adecuadas para plantar en estos lugares. Descartar las plantas que no sean tolerantes a la sal. En las carreteras no plantar especies sensibles a la sal en una distancia mínima de unos 10 m desde el final del asfalto.

- Mejorar el drenaje de las cunetas limpiándolas bien para que no se retenga el agua y deposite en ella la sal.

- Proteger las cunetas con algunas especies que eviten la erosión del terreno.

El cuadro siguiente muestra una serie de especies de plantas adecuadas para plantar junto a las carreteras o sobre terrenos muy salinos como las costas. Unas son hierbas que ayudan a fijar el terreno y resisten la salinidad. Otros son árboles que pueden tolerar lugares ligeramente salinos:

 

Plantas adecuadas junto a las carreteras
Plantas de dunas
Árboles
Hierbas


Tolerantes a la sal

Castaño de Indias ( Aesculus hippocastanum)

Falsa acacia ( Robinia pseudoacacia)

Acacia negra
(Gleditsia triacanthos )

Roble blanco (Quercus alba)

Roble americano ( Quercus rubra)

Ligeramente tolerantes:


Fresnos ( Fraxinus)

Chopos ( Populus)

Abedules ( Betula)



Centeno (Secale cereale)

Coronilla ( Coronilla varia)

Mijo perenne (Panicum virgatum)

Avena negra ( Avena strigosa)

Mijo (Panicum milaceum )

Alpiste ( Phalaris canariensis )

Alpistillo ( Phalaris minor)

Indian grass ( Sorghastrum nutans)

Sorgo ( Sorghum vulgare)

Avena (Avena sativa)

Falso bambú ( Arundo donox)




Sobre las dunas

Berza de mar ( Calike maritima),
hinojo de mar (Crithmum maritimun), barrón ( Ammophila arenaria). lirio de mar
( Pancratium maritimun)

Sobre las aguas saladas

Tamarisco ( Tamarix gallica),
salicornia ( Salicornia spp),

Sobre los acantilados marítimos:

Cañuela roja ( Festuca rubra), Espergularia ( Spergularia maritima); Llanten mediano (Plantago maritima ); Siempre viva (Helichrysum stoechas)

 

Más información sobre el riego en las plantas en el listado superior


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com