Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

FOTOGRAFÍA DE INVIERNO

CÓMO FOTOGRAFIAR EL INVIERNO

El invierno es una época de mucho frío. Las noches son largas y los días cortos y poco luminosos. Todo ello puede hacer pensar que no es una época muy propicia para hacer fotos.

Nada más lejos de la realidad. El invierno proporciona situaciones en las que fotografiar resulta muy interesante, como los paisajes nevados, los cielos grises amenazantes, la lluvia, la escarcha o el rocío de la mañana.

Saber plasmar estos instantes es necesario para conseguir fotos expresivas. Conocer las técnicas fotográficas en cada uno de estos momentos así como tener en cuenta una serie de consejos que pueden ayudar a evitar algún resfriado personal o algún percance en el material son necesarios para las personas que deseen sumergirse en la fotografía de invierno.

Consejos a la hora de realizar fotos en invierno

Proteger el cuerpo del frío: El primer consejo que se impone a la hora de salir a tomar fotos al exterior es el de procurarse una ropa adecuada que nos aisle convenientemente del frío. Debe tratarse de una ropa cómoda, que permita el movimiento y al mismo tiempo que abrigue adecuadamente. Un buen calzado será necesario para aislar los pies y facilitar el movimiento. Si deseamos realizar una búsqueda fotográfica entre el suelo nevado o deseamos captar el ambiente típico de rocío o escarcha de la mañana, nuestros pies y el resto del cuerpo deberán estar convenientemente abrigados.

Unas botas aislantes y termoprotectoras y una cazadora que reúna las las mismas condiciones, tipo Gore-tex, pueden resultar muy contenientes. No debemos olvidar la ropa interior, que es preferible que sea de algodón y unos buenos pantalones de pana. A la hora de comprar la cazadora no debemos escoger una talla demasiado ajustada ya que sería conveniente que esta fuera lo suficientemente holgada para permitir colocar la cámara dentro de ella hasta el momento de realizar la foto.

El frío hibernal puede entumecer nuestros dedos y convertir el manejo de la cámara en un suplicio. Procuraremos adquirir unos guantes de algodón finos que utilizaremos a la hora de manipularla. Hasta entonces podemos tener las manos protegidas con este tipo de guantes dentro de unas manoplas. No tiene sentido comprar unos guantes de esquí o similares, puesto que cuesta demasiado tiempo ponerselos o quitarselos y resultan demasiado gruesos para manipular la cámara.

Proteger el equipo: Además de procurar una vestimenta adecuada que nos evite resfriados y convierta la fotografía de invierno en una actividad relativamente fácil y placentera, tendremos que tener en cuenta en segundo lugar como proteger nuestro equipo para que no resulte afectado por las inclemencias del tiempo. De no disponer de un equipo a prueba de la meteorología, lo cual incluye tanto la cámara como los objetivos, nuestra equipo puede resultar dañado si es sometido a las salpicaduras del agua o la niebla continua o si nos cae encima de la nieve o sobre una superficie mojada. Por lo tanto debemos ser muy prudentes a la hora de sostener adecuadamente nuestra cámara o no dejarla apoyada sobre la nieve. Una buena manera de protegerlo es disponer de una buena bolsa de transporte.

(Según Olympus, su cámara E-3 "está construida y diseñada para resistir salpicaduras" al igual que muchos objetivos de su gama profesional y ultra profesional como el ED 12-60mm 1:2.8-4.0 SWD que aparece en la fotografía de la derecha, el cual lo define como "Resistente al polvo y a las salpicaduras"

Otras marcas también cuentan en sus gamas más profesionales con cámaras y objetivos protegidos contra las inclemencias como la D-3 de Nikon de la cual la empresa dice poseer textualmente: "Cuerpo duradero de aleación de magnesio diseñado para resistir los rigores de las condiciones ambientales más adversas"

De no ser la persona afortunada en poseer una de estas cámaras, es mejor protegerlas contra las inclemencias del tiempo.

Disponer de las pilas adecuadas: Otro de los problemas de invierno es que las pilas normales dejan de funcionar o se agotan más rápidamente con temperaturas muy bajas.

pilas recargables

Dado el consumo de las modernas cámaras, es conveniente comprar pilas recargables que, a la corta,resultan mucho más económicas y respetuosas con el medio ambiente. Las mejores pilas recargables son las de Nickel-metal-hidruro porque tienen una capacidad de carga mayor, así que permiten un mayor número de disparos

Por lo tanto, si vamos a realizar fotografías en lugares muy fríos, es conveniente comprar pilas adicionales. Esto se hace cada vez más necesario para las modernas cámaras digitales que poseen numerosos circuitos electrónicos. Es mejor utilizar pilas de litio que alcalinas.

Para no gastar tanto las pilas es conveniente conocer otros trucos como utilizar al mínimo la pantalla LCD, enfocar manualmente en vez de utilizar el enfoque automático, apagar la cámara entre foto y foto y sobre todo aislar la cámara del frío, colocándola dentro de la bolsa de transporte o debajo de la ropa.

Evitar las gotas de lluvia o los copos de nieve y la condensación en la lente o en la cámara: La condensación se produce como resultado del enfriamiento de la humedad en contacto con una superficie fría. Es algo muy normal que sobre el objetivo o sobre el visor se produzcan condensaciones que impiden tomar una fotografía. La mejor solución es aislar al máximo la lente del vapor de agua utilizando un parasol adecuado. El uso de ampliadores de visor fabricados en goma pueden ayudar a la misma finalidad. De igual manera el parasol puede impedir que las gotas de lluvia o los copos de nieve incidan sobre la lente.

Debemos tener en cuenta que es normal en invierno que se forme condensación en las lentes y en la cámara cuando se pasa del paisaje exterior al interior de una casa o de un coche, por la diferencia de temperatura entre uno y otro medio. Por ello, si estamos tomando una fotografía en el exterior y entramos en nuestro coche o en casa, deberemos esperar unos minutos a que la cámara se desempañe.

Tipos de fotos en invierno. Temas más convenientes para fotografiar

En invierno, como en el resto del año, cualquier tema puede ser interesante. Sin embargo hay una serie de situaciones que se pueden explotar para obtener resultados muy satisfactorios. Entre los temas más interesantes se encuentran:

- La fotografía de nieve.

- La fotografía de hielo

- La fotografía de escarcha.


puntorojo Más información sobre temas fotográficos.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil