Plantas medicinales para la vesícula

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

Fitoterapia: Preparados con plantas medicinales para la vesícula

Plantas para las piedras en la vesícula

plantas tratamiento natural piedras vesicula
Lámina con algunas de las plantas utilizadas en el tratamiento natural de las piedras en la vesícula

La función principal de la fitoterapia en el problema de los cálculos biliares consiste en utilizar aquellas plantas cuya finalidad se traducirá en:

  • Plantas medicinales coleréticas para estimular la fabricación de bilis y ayudar a mantener una composición adecuada de la misma.
  • Plantas medicinales colagogas para ayudar a vaciar la bilis de la vesícula.
  • Plantas medicinales y suplementos para fluidificar la bilis y prevenir la formación de cálculos biliares, como los fosfolípidos.
  • Plantas medicinales para mejorar el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar.
  • Plantas y fibras para depurar el organismo y ayudar a eliminar el exceso de colesterol de la bilis, responsable de la formación de piedras en la vesícula.
  • Plantas medicinales ricas en vitamina C y E: Se ha demostrado un déficit de estas vitaminas aumenta la formación de cálculos biliares.
  • Utilizar plantas medicinales antiespasmódicas y sedantes para que disminuyan el dolor causado por los cólicos biliares (Más información sobre plantas calmantes del dolor)

Plantas con mucílagos para las piedras en la vesícula

Los mucílagos tienen propiedades demulcentes, para proteger y desinflamar las membranas digestivas. Esto es adecuado cuando existe irritación intestinal producida por la descarga de bilis. Además incrementan el volumen de las heces, regulando el tránsito intestinal y evitando el estreñimiento.

Remedio con aceite de oliva para la vesícula

El remedio con aceite y limón para la vesícula consiste en una ayuda natural para estimular la salida de bilis para vaciar el contenido de la vesícula y para eliminar pequeñas piedras (barro) de la vesícula.

El aceite dilata el conducto biliar y aumenta la expulsión de bilis. El limón estimula la salida de piedras. Aplicar calor para dilatar los conductos (taparse con una manta)

cucharada de aceite de oliva
Aceite de oliva

Se toma junto con un preparado de hierbas hepatobiliares y debe realizarse bajo junto con una dieta de limpieza hepática. Sirve para aquellas situaciones en que aparecen afectaciones leves de salud producidos por encontrarse el hígado en un estado congestionado.

Destructores de las piedras

Plantas que ayudan a eliminar las piedras, expulsándolas hacia el exterior. Existe riesgo de obstrucción de los conductos, por lo que se debe acudir a un médico inmediatamente en caso de dolor abdominal persistente.

*Véase: Contraindicaciones de la limpieza del hígado y vesícula

Plantas carminativas para la vesícula

Las plantas carminativas son aquellas con la propiedad de expulsar el aire corporal, reducir la flatulencia y la hinchazón abdominal. También tienen propiedades antiespasmódicas y ayudan a aliviar los retortijones:

Preparados de uso externo para calmar el dolor de las piedras en la vesícula

  • Canela (Cinamomum verum): Por sus propiedades antiespasmódicas y coleréticas que reducen las contracciones en caso de cólico, y estimulan la renovación de la bilis (Infusión de una cucharada de canela en rama desmenuzada por litro de agua. Beber un par de vasos al día)
  • Rábano blanco (Raphanus sativus): Aplicación de una loción sobre la zona dolorida con el jugo de rábano blanco. Puede resultar contraproducente en ciertas personas sensibles a esta planta, por lo que se impone probar el remedio durante un breve tiempo. Nunca mantener en el sitio por más de 20 minutos.
  • Trébol: (Trifolium pratense) Se utiliza para realizar un ungüento que calma el dolor. (Realizar una decocción a fuego lento de flores tiernas en agua hasta que el agua se evapore formando una pasta espesa que se combina con cera de abeja y se guarda en un tarro de cristal bien cerrado)

Suplementos con  plantas medicinales para la vesícula

curcuma especia
Foto de cúrcuma. Utilizar cúrcuma como especia en la cocina habitualmente ayuda a prevenir la formación de piedras y mejora la función hepática.
  • Cúrcuma (Curcuma longa): La curcumina y otros compuestos de la cúrcuma ayudan a mejorar la salud del hígado. Estudios científicos han observado la capacidad de la cúrcuma como tónico biliar y protectora del hígado. En estudios in vitro e in vivo, la cúrcuma presentó propiedades hepatoprotectoras. El extracto de cúrcuma impide la formación de colesterol en exceso. (Cúrcuma para las piedras) (Cómo tomar cúrcuma) (Utilizar como especia)
  • Genciana (Gentiana lutea): La genciana actúa sobre la vesícula biliar y el hígado siendo capaz de incrementar la producción de la bilis (propiedades coleréticas). (Extracto de genciana según indicaciones del prospecto) (Decocción de 1 cucharadita de raíz por taza de agua
  • Celidonia (Chelidonium majus) Especialmente indicada para los problemas biliares, como cálculos, para aliviar el dolor (Preparados de esta planta de venta en farmacias o herbolarios de acuerdo al prospecto)
  • Alcachofa (Cynara scolymus): Tiene propiedades hepatoprotectoras, colagogas y coleréticas.El extracto seco de la alcachofa es rico en cinarina, con propiedades colagogas, coleréticas, diuréticas, hepatoprotectoras y disminuye el colesterol en la sangre. (Tomar cápsulas de extracto de alcachofera según indicaciones del prospecto)
  • Fenogreco: (Trigonella foenum-graecum) La alholva o fenofreco puede reducir la absorción del colesterol y la síntesis de colesterol hepático. De esta manera, la alholva puede ayudar a reducir el colesterol «malo» (LDL) y prevenir la formación de piedras en la vesícula. (Fenogreco para tratar el colesterol)
  • Carqueja (Baccharis spp.): Planta originaria de América del Sur con propiedades hepatoprotectoras, colagogas y coleréticas. (Infusión de 1 cucharadita de hojas por taza de agua) (Tintura de carqueja según indicaciones del prospecto)
  • Ñame silvestre (Dioscorea villosa): El ñame también es conocido como la raíz para el cólicopor sus propiedades beneficiosas para el hígado y los cólicos. El tubérculo posee saponinas con efecto antiinflamatorio, antiespasmódico y hepatoprotector. En un estudio científico, el extracto de diosgenina demostró efecto colagogo aumentar la expulsión de colesterol biliar. (Cápsulas de extracto de ñame según indicaciones del prospecto)

Jugos y cremas vegetales para las piedras en la vesícula

  • Rábano (Raphanus sativus): El jugo de la raíz es un remedio tradicional colagogo, reduce la inflamación de los conductos biliares y evita la formación de cálculos (Tomar jugo de raíz en ayunas)
  • Tamarindo (Tamarindus indica): El tamarindo tiene propiedades protectoras y descongestionantes del hígado. Conviene en trastornos biliares por su capacidad para favorecer el vaciamiento de la vesícula biliar, siendo una planta depurativa del hígado (De 20 a 40g. de pulpa de tamarindo diluida en agua, hasta 3 tomas diarias)

Plantas medicinales para el hígado para que la vesícula funcione mejor

Cuando la dieta es correcta, puede que las piedras sean debidas a una producción excesiva de colesterol por parte del hígado. En estos casos se recomienda el uso de plantas que mejoren el funcionamiento del hígado y de la vesícula, como el extracto de cardo mariano, la fumaria o el romero.

Más información sobre la vesícula.

.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

25 abril, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar