Plantas medicinales para la vesícula

Tratamiento natural de la vesícula

¿Qué es la vesícula biliar y qué enfermedades puede tener?

La vesícula biliar es un órgano, en forma de cavidad o bolsita, situado en la parte inferior del hígado. Su función principal es la de almacenar y expulsar la bilis hacia el intestino (duodeno), a través del conducto biliar o coledoco. La bilis es segregada por el hígado, y sirve para digerir las grasas. Un componente importante de la bilis es el colesterol.

semillas de lino molido

Las semillas de lino molidas son muy ricas en fibra y omega 3. Son antiinflamatorias y ayudan a depurar el exceso de colesterol de la bilis.

¿Qué enfermedades afectan a la vesícula?

Las enfermedades más habituales que pueden afectar a la vesícula son:

  • Piedras en la vesícula (cálculos biliares): Formación de cálculos biliares o piedras en la vesícula biliar que en algunos casos pueden requerir la extirpación de la misma mediante cirugía. Un estadio previo a las piedras es el barro en la vesícula.

  • Cólico biliar: Cuando una piedra o cálculo biliar obstruye el conducto biliar, causando un ataque de cólico o cálculo biliar. Es necesaria la asistencia médica inmediata.

  • Colecistitis o inflamación de la vesícula biliar: La mayoría de veces es producida después de un ataque de cólico.

  • Colecistectomía: Cirugía consistente en la extirpación de la vesícula biliar.

Fitoterapia: Preparados con plantas medicinales para la vesícula

El tratamiento natural de la vesícula consiste en la utilización de una serie de recursos con plantas medicinales y alimentos con las siguientes propiedades:

  • Suplementos ricos en fibra para drenar la bilis y ayudar a eliminar su exceso

  • Remedios para estimular la vesícula

  • Destructores de piedras

  • Plantas medicinales carminativas

  • Fluidificantes de la bilis

plantas medicinales para la vesicula remedios

Lámina con las principales plantas medicinales utilizadas en el tratamiento natural de la vesícula.

Suplementos de fibra para fluidificar la bilis

El tipo de alimentación es capaz de modificar la composición de la bilis en tan sólo 1 semana. Una dieta muy rica en fibra (más de 35g. de fibra dietética al día) modifica la composición de la bilis, haciéndola menos rica en colesterol y reduciendo la posibilidad de formación de piedras.

La fibra captura los jugos biliares, favoreciendo su excreción e impidiendo que estos sean reabsorbidos y almacenados en la vesícula biliar. De esta manera se consigue una depuración de la vesícula y del hígado:

  • Linaza, sésamo, chia, zaragatona: Suplementos de fibra que se pueden introducir en la alimentación de forma habitual (1 cuchatadita de semillas, 3 veces al día, mezcladas con las comidas y con un buen vaso de agua)

  • Glucomanano: Se recomienda, además de consumir alguno de los anteriores mencionados, introducir este suplemento de fibra porque el glucomanano tiene un alto poder de hidratación y captura de jugos biliares. (2 cápsulas 3 veces al día. Tomar con 1 buen vaso de agua)

Plantas con mucílago para la vesícula

Los mucílagos y pectinas son un tipo de fibra soluble con propiedades demulcentes, para proteger y desinflamar las membranas digestivas.

flores de malva

Flores de malva, muy ricas en mucílago.

Esto es adecuado cuando existe irritación intestinal producida por la descarga de bilis. Además incrementan las defecaciones, regulando el tránsito intestinal y evitando el estreñimiento.

Remedio con aceite de oliva para la vesícula

El remedio con aceite y limón para la vesícula consiste en una ayuda natural para estimular la salida de bilis para vaciar el contenido de la vesícula y para eliminar pequeñas piedras (barro) de la vesícula.

cucharada de aciete de oliva

El aceite dilata el conducto biliar y aumenta la expulsión de bilis. El limón estimula la salida de piedras. Aplicar calor para dilatar los conductos (taparse con una manta)

Se toma junto con un preparado de hierbas hepatobiliares y debe realizarse bajo junto con una dieta de limpieza hepática. Sirve para aquellas situaciones en que aparecen afectaciones leves de salud producidos por encontrarse el hígado en un estado congestionado.

Destructores de las piedras

Plantas que ayudan a eliminar las piedras, expulsándolas hacia el exterior. Existe riesgo de obstrucción de los conductos, por lo que se debe acudir a un médico inmediatamente en caso de dolor abdominal persistente.

*Véase: Contraindicaciones de la limpieza del hígado y vesícula

Plantas carminativas para la vesícula

Las plantas carminativas son aquellas con la propiedad de expulsar el aire corporal, reducir la flatulencia y la hinchazón abdominal. También tienen propiedades antiespasmódicas y ayudan a aliviar los retortijones:

Fluidificantes de la bilis

lecitina de soja

Lecitina de soja granulada, rica en fosfolípido

Como se ha explicado anteriormente en el apartado «¿Cómo se forman las piedras en la vesícula?», en la bilis existen unos componentes encargados de fluidificarla y de diluir el colesterol para evitar que se formen piedras.

Estos componentes son las lecitinas y fosfolípidos, componentes que se encuentran en:

dieta limpiar higado

Dieta para limpiar el hígado

*Información relacionada:

Ejemplo menú dieta para limpiar el hígado

Consecuencias extirpación de la vesícula

Alimentos prohibidos para el hígado

Dietas para desintoxicar y depurar el organismo

Tóxicos para el hígado

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural de la vesícula y dieta.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar