Propiedades medicinales de la cúrcuma

Este artículo ha sido avalado por Vicente Martínez Centelles - Fundador de la web y director. Profesor de ciencias naturales, experto en plantas, remedios naturales y fotografía botánica.

Propiedades curativas de la cúrcuma: una planta protectora para el hígado

La cúrcuma es un potente protector del hígado, utilizado como remedio tradicional para muchas afectaciones de este órgano desde hace siglos en Asia. Este efecto es debido a sus componentes hepatoprotectores y a sus propiedades antioxidantes intrínsecas y extrínsecas.

curcuma
Foto rizoma y polvo de cúrcuma.

La cúrcuma es antioxidante y puede luchar contra radicales libres, pero, además, también aumenta los niveles de antioxidantes naturales del organismo, como el glutatión, con potentes propiedades antioxidantes y desintoxicantes en el hígado.

Numerosos estudios científicos han observado la capacidad de la cúrcuma como tónico biliar y protectora hepática. En estudios tanto in vitro como in vivo, la cúrcuma ha demostrado propiedades hepatoprotectoras.

Componentes hepatoprotectores de la cúrcuma

Los principios activos responsables de la cúrcuma parecen ser la curcumina y otros curcuminoides presentes en el rizoma de la planta (3-5%), es decir, sus principios colorantes.

Otras sustancias beneficiosas para el funcionamiento del hígado que también se encuentran en la cúrcuma son: borneol, turmenona (tónico y protector biliar), eugenol y ácido cafeico.

Algunos estudios apuntan que la curcumina podría además tener acción colecistocinética, o que ayuda a eliminar las piedras de la vesícula biliar, y además tiene un efecto antiinflamatorio.

Cúrcuma como planta digestiva

La cúrcuma es una planta medicinal colagoga y colerética, es decir, que favorece el drenaje y vaciado de la vesícula biliar. Estos efectos también mejoran la digestión, especialmente de las grasas, y es un remedio eficaz para las digestiones pesadas ya que ayudan a digerir una comida abundante o muy rica en grasas.

Cúrcuma para las enfermedades hepáticas

Se recomienda tomar cúrcuma en trastornos o enfermedades del hígado, como la hepatitis, insuficiencia biliar, ictericia, cirrosis, hígado graso, colesterol alto y trastornos de la vesícula biliar.

La cúrcuma también ayuda a recuperarse de la enfermedad del hígado por alcohol y es un componente interesante en dietas de limpieza hepática.

propiedades medicinales y beneficios de la cúrcuma
Lámina resumen con algunas de las propiedades medicinales y curativas de la cúrcuma. Elaborado por © Botanical-online.com

Remedios con cúrcuma para las piedras en la vesícula

Se desaconseja el uso de remedios con cúrcuma cuando existen piedras en la vesícula biliar y sin supervisión médica. Por sus propiedades estimulantes de la vesícula, el consumo de cúrcuma puede producir la expulsión de piedras y causar una obstrucción de los conductos (coledocolitiasis). Antes de aplicar remedios, es necesario realizar una ecografía previamente para evitar posibles cólicos biliares.

Preparación de la cúrcuma para el hígado

  • * Cocinar con cúrcuma (más información)
  • * Preparación medicinal de cúrcuma para el hígado: Infusión de 1 litro de agua con 1 cucharada de aceite virgen (de oliva o de germen de trigo). Cuando rompa a hervor, apagar el fuego y añadir 20 gramos (3-4 cucharaditas) de rizoma de cúrcuma en polvo con 1 pizca de pimienta (Cayena o pimienta negra). Reposar durante 12 horas. Filtrar con la ayuda de una tela y beber el preparado en varias tomas durante las siguientes 12 horas.
  • * Cápsulas: Tomar cápsulas de extracto de cúrcuma según las recomendaciones del envase

Cúrcuma para el cáncer

El rizoma de cúrcuma contiene al menos 10 componentes con propiedades antitumorales, entre los que destacan la curcumina y curcuminoides, los betacarotenos, el curcumenol, la curdiona, turmenona, terpineol y limoneno. Sus beneficios anticáncer se han demostrado eficaces para actuar desde la prevención del cáncer y también para mejorar el tratamiento contra el cáncer.

Cúrcuma en la prevención del cáncer

Las últimas investigaciones sobre los efectos de la suplementación con cúrcuma han revelado que los curcuminoides tienen efecto protector frente el cáncer de piel, el cáncer de duodeno, cáncer de mama, y el cáncer de colon.

Cúcuma durante el cáncer

Otro uso importante de esta planta es que se utiliza para ayudar al organismo a superar los efectos de los medicamentos contra el cáncer.

Su capacidad como tónico hepático y antioxidante estimula la desintoxicación del organismo y evita la formación de sustancias tóxicas (por ejemplo, las nitrosaminas cancerígenas que se forman a partir de los nitrtitos de los alimentos), además ayuda a reparar los daños ocasionados en el hígado por ciertos medicamentos.

curcuma y cancerCúrcuma para el cáncer

Propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma

La cúrcuma tiene potentes propiedades antiinflamatorias sobre el organismo, debido a su contenido en curcuminoides, que inhiben la producción de prostaglandinas inflamatorias tipo 2 (COX2). En algunos casos, la cúrcuma es tan efectiva como algunos medicamentos antiinflamatorios, sin presentar las contraindicaciones ni efectos adversos de estos fármacos.

Estas propiedades antiinflamatorias la facultan también para otros trastornos o enfermedades donde existe inflamación, sindrome del túel carpiano, dolor menstrual, enfermedades intestinales, Crohn, colitis, colon irritable, obesidad, artritis,etc.

crema de zanahoria
Foto de crema de zanahoria con cúrcuma. La cúrcuma se añade al final de la cocción (1 minuto antes de apagar el fuego), para que conserve sus principios antiinflamatorios.

¿Cómo tomar cúrcuma como antiinflamatorio?

Para aprovechar sus propiedades antiinflamatorias, se recomienda cocinar con cúrcuma habitualmente y acompañarla de una pizca de pimienta negra, que aumenta la absorción de los componentes de la cúrcuma.

Otra opción es tomar cápsulas de extracto de cúrcuma. Se recomiendan suplementos que contengan, como mínimo, 250mg de curcuminoides.

¿Cómo se puede conseguir una dieta más antiinflamatoria?

Se puede conseguir una dieta más antiinflamatoria al añadir al final de la cocción 1 cucharadita de cúrcuma en todas las recetas. (La cocción destruye los curcuminoides).

Una dieta inadecuada, con grasas malas, exceso de harinas y azúcares, el sedentarismo y el estrés, son inflamatorios y bloquean el efecto beneficioso de la cúrcuma. Para evitar el empeoramiento de estas enfermedades se recomienda, además, evitar el alcohol, estrés, comidas muy grasientas o con azúcares refinados, las grasas perjudiciales y la ingestión de alimentos con muchas aflatoxinas.

Cúrcuma para la artritis y dolor

Es muy adecuada en el tratamiendo natural de la artritis, para mejorar los síntomas de rigidez, inflamación atricular y mobilidad, sin efectos secundarios. Algunos estudios comparan los efectos de la cúrcuma con los corticoides, con la ventaja de que la cúrcuma no presenta los efectos secundarios de estos medicamentos.

La cúrcuma es más antiinflamatoria cuando se combina con una pizca de pimienta negra, que aumenta la absorción de los curcuminoides; y también con bromelina (un componente de la piña, también con acción antiinflamatoria).

curcuma PLANTAS FRESCA
Cúrcuma fresca, presenta un color anaranjado rojizo

Cúrcuma como antidepresivo natural

La cúrcuma se ha utilizado durante siglos en China para el tratamiento natural de la depresión y los trastornos afectivos.

Actualmente todos los estudios científicos concluyen que la cúrcuma es un buen antidepresivo natural, y puede ser empleada en personas con depresión, depresión estacional.

Estudios científicos han observado los efectos antidepresivos de la cúrcuma in vivo. La cúrcuma tiene compuestos estimulantes del sistema nervioso, del sistema inmune y del estado de ánimo.

El extracto de cúrcuma atenúa las consecuencias fisiológicas del estrés, lo hace del mismo modo que muchos medicamentos antidepresivos, inhibiendo la enzima monoamino oxidasa A (MAO A), provocando mayores niveles de serotonina.

Sus componentes medicinales atraviesan la barrera hematoencefálica ayudando a cuidar el cerebro. Algunos estudios indican que la cúrcuma podría tener un efecto protector frente al Alzheimer y el Parkinson.

Cúrcuma protectora de enfermedades cardiovasculares

Los componentes de la cúrcuma tienen propiedades cardioprotectoras y comerla habitualmente ayudará a reducir el riesgo de padecer enfermedades de corazón.

En estudios, la cúrcuma evita el deterioro del corazón combatiendo el estrés oxidativo y aumentando las enzimas antioxidantes y los niveles de vitamina C en el corazón.

Es una especia excelente en una dieta para el corazón y como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades de corazón. También ha demostrado reducir el colesterol y los triglicéridos. Acompañado de una dieta adecuada, la cúrcuma es un buen ingrediente para mejorar la circulación y la salud cardíaca a través de la alimentación.

Propiedades digestivas de la cúrcuma

Estudios modernos han demostrado que la cúrcuma es muy beneficiosa para pacientes con dispepsia ácida, flatulencia, vientre hinchado y atonía estomacal, siendo una planta ideal para el aparato digestivo:

  • Planta digestiva: Las especias picantes como la cúrcuma son muy importantes en los países tropicales por sus propiedades digestivas. El uso de éstas en la cocina es una clara muestra de la sabiduría popular. En particular, la cúrcuma es un condimento que parece naturalmente diseñado para el estómago, ya que estimula la secreción de moco y mejora la digestión.
  • El Doctor Bharat B. Aggarwal, quien es autor de más de 600 artículos científicos sobre fitoquímicos, se refiere a la cúrcuma como «el condimento para alargar la vida«.
  • Cúrcuma para evitar los gases: La cúrcuma es carminativa, es decir, que ayuda a expulsar los gases del intestino, por lo que también se recomienda para aliviar cólicos flatulentos, para personas con meteorismo y flatulencia. Los componentes activos con propiedades carminativas son el eugenol y el zinzibereno.
  • Problemas intestinales: Ayuda a reducir las deposiciones demasiado frecuentes o poco consistentes, con la suplementación de 2-3 gramos de cápsulas con extracto de cúrcuma al día.

Cúrcuma para el estómago, la úlcera y la acidez

La cúrcuma es un tónico estomacal que estimula las secreciones digestivas y facilita la digestión. Se recomienda a personas inapetentes, con dispepsia o digestiones lentas, siendo especialmente aconsejado en gastritis crónica hipoclorhidria (por falta de secreciones en el estómago).

La cúrcuma contiene zingibereno, un principio activo con propiedades antiulcerosas, y la sustancia 1-fenil-hidroxi-N-pentano, que estimula las secreciones de secretina, gastrina y jugos pancreáticos digestivos; además de contribuir en el mantenimiento del pH gástrico.

Estas indicaciones se confirman por la Comisión de E. de 1997 de Fitoterapia y sustancias herbales y el Instituto Federal Alemán de Medicamentos.

curcuma longa
Planta de la cúrcuma con flor en un jardín botánico

¿Cómo tomar cúrcuma para el estómago?

Cúrcuma para el malestar estomacal (dispepsia): Cápsulas de extracto de cúrcuma, de 1,5 a 3gr diarios. Se pueden comprar comprimidos o comprar cápsulas vacías en la farmacia y rellenarlas de polvo de cúrcuma.

Introducir cúrcuma en las recetas (en los purés, salsas, tortillas, sopas,…) (Añadir la cúrcuma en polvo al final de la preparación, 1-3 minutos antes de apagar el fuego, o en crudo).

Cúrcuma para los problemas respiratorios

La cúrcuma se ha utilizado en el tratamiento natural de la bronquitis, por la acción antibronquial y antiinflamatoria de la curcumina.

También es una planta prometedora para el tratamiento del asma y de la candidiasis orofaríngea que suele producirse en las personas con asma, debido al efecto secundario de algunos medicamentos utilizados para tratarlo. En un estudio se demostró que la cúrcuma ayudaba a mejorar el asma crónico y además redujo la presencia de hongos (candidiasis orofaríngea). Algunos estudios apuntan a su posible actividad inmunomoduladora.

Su uso también resulta adecuado en el tratamiento de la EPOC, donde se recomienda por sus principios antiinflamatorios, antioxidantes y antibronquiales. (Tomar 500mg. de cúrcuma tres veces al día. Tomar cúrcuma en la alimentación).

Cúrcuma para aumentar la inmunidad

Estudios científicos con cúrcuma han demostrado su capacidad inmuno-moduladora, actuando a través de las citoquinas y los linfocitos T helper. El rizoma contiene ukonan A (principalmente), B, C y D, un tipo de polisacárido actividad inmunológica. También son inmunomoduladores otros componentes en el rizoma como el limoneno, zinc y el cobre.

Introducir cúrcuma en nuestros platos especialmente en épocas de estrés, exámenes y en estados catarrales. Algunos estudios apuntan que la cúrcuma podría ser un buen complemento en psoriasis.

Cúrcuma para el lupus

Estudios científicos han demostrado que los suplementos de cúrcuma pueden disminuir los síntomas de lupus, como son la proteinuria, hematuria, y la presión arterial sistólica en pacientes de nefritis lúpica, como adyuvante del tratamiento. (Extracto de cúrcuma equivalente a 22mg. curcumina, 3 veces al día) (Tomar cúrcuma en la alimentación)

Cúrcuma para las piedras en los riñones

Sobre la relación entre la cúrcuma y el riñón, parece que esta planta tiene propiedades renoprotectoras, es decir, protectoras de la función renal. El efecto de la cúrcuma sobre la salud de los riñones se puede explicar desde distintos modos de actuación: como sustancia antiinflamatoria, antioxidante, estimulante de la producción de sustancias beneficiosas para el organismo, anticancerígena,…

Pueden beneficiarse de las propiedades de la cúrcuma para el sistema renal aquellas personas con diabetes (nefropatía diabética), insuficiencia renal, filtrado glomerular bajo, tratamiento con diálisis, siempre bajo consejo médico (Consultar con el facultativo).

Por otra parte, no parece que la cúrcuma afecte o tenga beneficios a nivel de piedras en los riñones (litiasis renal).

*Más información: Cúrcuma para las piedras

Cúrcuma para embellecer la piel

A raíz del auge de esta planta medicinal, muchos remedios caseros han empezado a incorporar cúrcuma en sus preparaciones. Pero como veremos, la cúrcuma no siempre es adecuada.

La cúrcuma es muy útil en el tratamiento natural de enfermedades cutáneas que tienen un origen interno, como el acné, la psoriasis, úlceras u otras afectaciones relacionadas con la inflamación, el hígado o el sistema inmunitario. Para ello se toma en forma de suplemento o en la alimentación.

Pero en uso externo, en forma de mascarilla, la cúrcuma no es un remedio cosmético adecuado para la belleza de la piel debido a que es un colorante. Existen otras plantas que se pueden utilizar con buenos resultados, como la sábila o áloe, la rosa mosqueta o la caléndula.

*Más información: Cúrcuma para la piel / Recetas con cúrcuma

punto rojoMás información sobre las contraindicaciones y toxicidad de la cúrcuma.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

4 noviembre, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.