indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

LA LUZ EN LAS PLANTAS DE INTERIOR


¿Cómo saber que luz reciben y necesitan nuestras plantas?

La luz en las plantas de interior



 

Importancia de la luz en las plantas de interior

 

La luz es el factor principal para el desarrollo y salud de las plantas. Mediante la luz las plantas realizan la fotosíntesis que les permite crear el alimento necesario para su organismo. El crecimiento de una planta, así como el numero de horas que esta esta activa depende de la luz que esta recibe.

la luz depende de tres factores:

-Intensidad: La intensidad de la luz depende de la luminosidad o el nivel de luz. La intensidad de la luz se mide en footcandles ( pie-bujía) o en lux. El footcandle es el nivel de luz producido por una candela a una distancia de 1 pie ( 30, 48 cm) . La unidad internacional para medir la luz es el lux, que es la cantidad de luz que recibe una superficie situada a 1 metro de distancia de una fuente de luz. Un lux equivale a 0,09 footcandles.

Para hacernos una idea de la intensidad que la luz alcanza en algunos lugares determinados podemos echar una ojeada al cuadro siguiente<.

Intensidad media aproximada de la luz
 
Lux (lx)
Footcandles (fc)
Al exterior en un día soleado 100.000 lx 10.000 fc
Exterior en un día nublado 1000 lx 100 fc
Crepúsculo 10 lx 0.90 fc
Luna llena 1 lx 0, 092 fc
Oficina de trabajo 540 lx 50 fc
Vestíbulo de una casa 300 lx 28 fc

 

Según la intensidad de luz que las plantas necesitan, estas se dividen en:

- Plantas que necesitan poca luz: Son plantas que pueden vivir con menos luz que la mayoría ya que solo se conforman con una intensidad de 50 a 250 footcandles. Si las colocamos a la luz artificial pueden vivir tan solo con una intensidad de poco mas de 100 lx.,es decir la luz que les proporciona un fluorescente único de 20 w. a una distancia media de 30 cm de los extremos de la planta.

- Plantas que necesitan una luz media: Son aquellas que necesitan entre 250 y 1000 footcandles o las que les proporcionan dos fluorescentes de 120 cm de 40 w a una distancia media de 30 cm de los extremos de la planta.

- Plantas que necesitan mucha luz: Necesitan un mínimo de 1000 footcandles para poder crecer bien. Estas plantas no son adecuadas para el interior. Necesitaríamos en todo caso proporcionarles un conjunto de tres a cuatro fluorescentes de 120 cm y 40 w cada uno a una distancia media de 30 cm de los extremos de la planta.

Las plantas necesitan la luz adecuada para poder tener un desarrollo óptimo. Solamente cuando reciben la luz que necesitan se desarrollan equilibradamente. Una exceso de luz o una luz insuficiente produce en su organismo una serie de cambios que pueden dar a entendernos que la luz que reciben no es la adecuada.

- Duración: es el tiempo total en el cual las plantas reciben luz. Este factor solamente influye en algunas plantas de interior. En aquellas que son sensibles a lo que se conoce como fotoperiodo. Algunas plantas, como los cactus de navidad, solamente producen flores cuando el fotoperiodo es corto, por eso florecen en esos días en que el día presenta una corta duración ( no más de 11 horas) y la noche es muy larga. Otras plantas, como las dalias claveles, orquídeas o begonias necesitan más horas de luz para conseguir una floración abundantes. Sin embargo, en general, l a duración de la luz no influye en la mayoría de las plantas de interior.

- Calidad de la luz: Esta depende de la longitud de onda. Es un factor a tener en cuenta en caso de que queramos iluminar artificialmente una planta. Las luces artificiales pueden ser de numerosos tipos, cada uno de ellos produce diferentes efectos en el crecimiento de la planta, así como en el desarrollo de las hojas, las flores, los tallos o los rebrotes, tal como puede apreciarse en el cuadro inferior:

Tipos de luz artificial y sus efectos en las plantas de interior
         
Tipo
Hojas
Tallos
Rebrotes
Floración
         
Lámparas fluorescentes, frías ( ricas en azules y pobres en rojos) y calientes ( ricas en rojos y pobres en azules)
paralelas debajo de la luz
lento
múltiples
prolongada
Lámparas incandescentes ( ricas en rojos e infrarrojos)
pálidas y más delgadas
muy alargados
inexistentes, solo crecimiento vertical
muy rápida y corta
Lámparas de mercurio
( Ricas en azules y pobres en rojos)
pálidas y más delgadas
muy alargados
inexistentes, solo crecimiento vertical
muy rápida y corta
Lámparas de alta presión de mercurio ( Halogenuros metálicos) ( ricas en azules, pobres en rojo)
Crecimiento equilibrado de las hojas
lento
múltiples
prolongada

Sodio de alta presión

( Ricas en infrarrojos)
más amplias que en las de mercurio
lento con mucho grosor
múltiples
tardía, pecíolo floral corto
Sodio de baja presión muy verdes y más gruesas y amplias que en las demás iluminaciones
muy lento
exuberante
normal, pecíolo corto

En general las luces incandescentes no son demasiado adecuadas para la iluminación artificial de las plantas de interior. Este tipo de luces produce rayos rojos pero muy pocos azules. Son un tipo de luces que genera mucho calor por lo que, si no se separan de las plantas, las pueden chamuscar. Además, cuando las separamos, rápidamente pierden en intensidad lumínica por lo que las plantas aprovechan poco su luz. Son un tipo de bombillas baratas aunque se estropean con mucha facilidad. ( Mientras que una bombilla incandescente suele durar unas 1000 horas) un tubo fluorescente, aunque sea más caro, dura unas 10 veces más.

Los tubos fluorescentes son muy recomendados, especialmente los tubos fluorescentes fríos, los cuales son muy adecuados en los primeros estadios de las plantas cuando se requiere un crecimiento vegetativo mayor. Al ser pobres en rojos, generan poco calor por lo que pueden ponerse cerca de las plantas sin el peligro de quemarlas y, al mismo tiempo, permiten aprovechar más la luz. Mas eficientes aún durante estos primeros estadios de crecimiento resultan las luces de mercurio de alta presión por la gran cantidad de azules que generan, aunque resultan más caras.

Para el desarrollo de las flores se pueden emplear tubos fluorescentes calientes, en los que destaca el espectro rojo de la luz. Estos se pueden combinar con los fluorescentes fríos para que el desarrollo integro de la planta pueda ser eficaz. Sin embargo, si se dispone de un presupuesto más amplio, es mejor optar por las lámparas de sodio de alta presión, las cuales cubren prácticamente todos los espectros de la luz por lo que garantizan una cobertura total de las necesidades de la planta.

 

¿ Cómo reaccionan las plantas al exceso de luz ?

 

Las hojas en las plantas que reciben demasiada luz pueden chamuscarse y ofrecen bordes marronosos o manchas pardas; las hojas pueden disminuir de tamaño y pierden el color verde para hacerse demasiado blanquecinas. Otro de los signos muy habituales es que estas se arrugan. En general la planta pierde vigor y tiende a orientar las hojas hacia el sentido contrario de la luz.

Un exceso de luz produce un crecimiento exagerado de la planta que obliga a realizar podas adicionales. Hemos de considerar el hecho que una planta que recibe demasiada luz necesita menos horas de exposición puesto que una luz muy intensa acelera la fotosíntesis.

¿Cómo reaccionan las plantas a la falta de luz?

Ante un nivel demasiado bajo de luz las hojas se ponen amarillas y caen. Las plantas apenas florecen y, cuando lo hacen, las flores no suelen tener un desarrollo completo y suelen caer antes de florecer. Las plantas suelen desarrollar tallos demasiado larguiruchos y delgados, con poca vitalidad y con un gran distancia entre los entrenudos es decir el espacio que va de nudo a nudo. Generalmente las nuevas flores desarrolladas suelen ser demasiado pequeñas.

 

¿ Cómo reaccionan las plantas a una mala dirección de la luz?

 

Para que el crecimiento de una planta sea equilibrado la luz debe proceder uniformemente de todos los lados. Cuando una planta recibe la luz solamente de un costado lo que hace es doblarse hacia el mismo produciéndole un crecimiento irregular. Por este motivo se dice que cuando a una planta le ocurre esto debemos darle la vuelta para corregir este crecimiento irregular.

 

¿ Cómo se distribuye la luz en el interior de una vivienda?

 

La intensidad de la luz depende de los siguientes factores:

- Cercanía de la fuente de luz: Cuando más cerca se encuentre una fuente de luz más intensa esta será. Las plantas de interior reciben más luz cuando más cerca estén de una ventana. La luz pierde rápidamente intensidad a medida que nos alejamos de la fuente. El centro o las esquinas son los lugares menos iluminados de una habitación y son los sitios adecuados para colocar las plantas que requieren poca luz.

- Orientación del lugar : Según donde se encuentre ubicada la planta respecto a los puntos cardinales, la intensidad de la luz natural varia completamente. El lugar más iluminado de la casa es el que esta orientado hacia el sur, que es el que recibe más luz. Los espacios orientados al este y al oeste presentan una disminución de un 40% de intensidad lumínica con respecto a los orientados al sur. Los espacios orientados al norte presentan un disminución del 80 % de luz respecto a los orientados hacia el sur. Delante de una ventana orientada hacia el norte deberemos colocar aquellas plantas que requieren una luz media. Delante de una ventana orientada hacia el sur que recibe directamente la luz solamente podremos colocar aquellas plantas que necesitan mucha luz.

- La estación del año y las condiciones meteorológicas: Un lugar no recibe la misma luz durante una estación que otra. La estación más luminosa es el verano y la menos es el invierno. Al llegar el verano debemos extremar las precauciones para impedir que el sol directo incida sobre las plantas porque las podría dañar. Del mismo modo la luz no es la misma durante un día soleado que un día nublado. Una planta que necesita una luz media podría recibir muy poca luz en periodos de lluvias prolongados.

- El momento del día: La luz varía en los diferentes momentos del día, alcanzando su punto máximo a medio día y disminuyendo a medida que nos acercamos a la noche. Una planta podría aguantar la luz solar directa durante las primeras horas de la mañana, pero esta luz tan fuerte podría causarle quemaduras si incide sobre ella en las horas de pleno sol.

- Barreras exteriores: La presencia de elementos externos a una ventana, como los árboles, los edificios, la naturaleza del cristal, la mayor o menor trasparencia, el grado de suciedad o de limpieza, la presencia de contraventanas, etc. influye en la cantidad de luz que entra en un interior. La luz de una ventana orientada hacia el sur puede ser filtrada por las hojas de un árbol de la calle situado delante de ella. Ello nos permitirá colocar una planta que requiere una luz media sin peligro de que se queme.

- Barreras interiores: La existencia de cortinas, visillos u otras barreras que dificulten la entrada de la luz determinan la intensidad de esta. Una luz demasiado fuerte proveniente del sur podría dañar una planta si incide directamente sobre ella. La colocación de una cortina sobre una ventana puede filtrar esta luz tan fuerte y puede permitirnos colocar una maceta al lado de la ventana.

- La calidad reflectiva del interior: Según las paredes o los objetos internos reflejen o absorban más luz, una planta recibirá mayor o menor intensidad lumínica. En general los objetos claros reflejan la luz y los oscuros la absorben. Así por ejemplo una pared blanca refleja entre el 80 y el 90 % de la luz que entra del exterior. Esto se puede aprovechar para reflejar la luz e dirigirla sobre una planta situada en un rincón a la que, de no estar la pared pintada de blanco, no le llegaría la suficiente luz. Los espejos reflejan aproximadamente lo mismo que la pintura blanca. Una pintura de color beige suele reflejar el 50 % de la luz y los cortinajes un 35 %.

 

¿ Cómo calcular la luz de una habitación?

 

La forma exacta de calcular la intensidad de la luz es mediante un fotómetro. Los fotómetros son aparatos que miden la luz. Si queremos ser muy precisos deberemos comprar uno que nos dirá exactamente cual es la intensidad de la luz.

Otra forma de calcularlo es precisar cual es la orientación de la habitación, de donde procede la luz. Para ello se puede utilizar cualquier brújula o tener en cuenta por donde se orienta el sol. Teniendo en cuenta esta orientación podremos calcular qué tipo de planta colocaremos en cada lugar de la misma. El esquema inferior puede servirnos de ayuda.

 

Distribución de la luz en interiores según la orientación
Zona de la luz más elevada. Luz solar directa. Ideal para plantas que requieren niveles de luz muy elevados ( cactus, la mayor parte de las plantas con flores y algunas plantas de hoja )
Zona de luz solar directa en orientación norte o luz solar indirecta en el resto de orientaciones. Ideal para plantas que requieren una iluminación media.
Zona de luz baja, no directa. Ideal para plantas que requieren poca luz.

 

Hemos de tener en cuenta que estas condiciones de luz pueden aumentarse con el uso de luces artificiales cuando sea necesario, de manera que en un lugar donde la luz sea baja, nos permitirá tener plantas que requieren una iluminación media. El uso de espejos, cortinajes o pinturas mas claras o más oscuras puede aprovecharse para aumentar o disminuir la luz indirecta que le llega a una planta o para homogeneizar la luz de un interior.

 

Necesidades de luz de algunas plantas

El cuadro siguiente muestra las plantas de interior más adecuadas para cada uno de los tipos de luz:

Para minimizar estos efectos es importante proporcionar a las plantas recién compradas unas condiciones de luz elevadas durante el mes o mes y medio posterior a la compra. Para ello deberemos situarlas en aquellos lugares de nuestra casa donde haya más luz, es decir junto a las ventanas o en miradores. Evitaremos dejarlas en un lugar donde les de directamente el sol porque las podría quemar.

Cuando llegue el buen tiempo, y pasado el periodo de aclimatación, las plantas de interior agradecen que sean sacadas al exterior para disfrutar de la bonanza primaveral. A la hora de dejarlas en nuestra terraza o jardín les procuraremos un lugar adecuado

Guía de la luz y calor para plantas de interior
     
Plantas que prefieren mucha luz Plantas que prefieren una luz media Plantas que prefieren poca luz
     
Plantas que prefieren mucha luz directa y temperatura mínima de 18 ºC Plantas que prefieren luz indirecta media y temperatura mínima de 18 ºC Plantas que prefieren poca luz y temperatura mínima de 18 ºC
     
Poinsettia Bromelia Tronco del brasil
Hibisco Billbergia Calatea
Bugambilla Diffembaquia Cissus
Ananas Maranta Kentia
Senecio Peperomia Fitonia
Potos Croton Filodendro
Guzmania Violeta africana Chamaedorea
Aglaonema
Plantas que necesitan mucha luz directa y temperatura entre 5 y 18 ºC

Espatifilum
Sanseviera
Pilea
Shefflera
Afelandra
Azalea
Ficus elástica
Ficus benjamina
Yuca
Tilandsia

Plantas que prefieren poca luz y temperatura entre 5 y 18 ºC
 

Singonium

 
Jacinto   Aspidistria
Clivia
Ardisia
Plantas que prefieren luz indirecta media y temperatura entre 5 y 18 ºC Pteris ( helecho)
Crassula    
Kalanchoe Fatsia  
Coleo Primula malacoides  
Billbergia Primula obconica  
Echeveria Costilla de Adán  
Cintas Epiphyllum  
Browallia Cuerno de alce ( Platycerium)
Ciclamen
 
Nerine    

Más información sobre el riego en las plantas en el listado superior.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso