¿Por qué en España hay especies animales de origen africano?

España posee una fauna muy rica en biodiversidad

España, junto con Portugal como parte de la Península Ibérica, albergan especies de distribución euroasiática, como linces, gatos monteses, osos pardos, nutrias, búho reales, buitres leonados y lobos, todas ellas en peligro de extinción.

camaleón común
El camaleón común tiene su origen en África, pero también habita en el sur de Europa

Esto es así porque la Península Ibérica es una parcela faunística dentro de la llamada región holártica, que abarca también el resto de Europa, la mayor parte de Asia y toda Norteamérica. En dicho territorio coexisten ambientes muy dispares:

  • Bosques mediterráneos: Delimitan la zona costera de la Península cercana, con influencia del Mar Mediterráneo.
  • Bosques eurosiberianos: Ocupan sobre todo la zona atlántica de España, entre Galicia al oeste y Cataluña al este.
  • Zonas de montaña: Se encuentran dichos ambientes en accidentes geográficos de importancia notable en España por su altitud respecto al nivel del mar, como los Pirineos, la Cordillera Cantábrica o el Teide.
  • Zonas de estepas: Las estepas ibéricas se caracterizan por presentar bajos niveles de precipitación y una vegetación arbustiva adaptada a la sequía.
  • Zonas desérticas: A lo largo de la Península Ibérica se hallan presentes ambientes típicos de zonas muy áridas, como Tabernas en Andalucía o los Monegros en Aragón.
  • Laurisilva canaria: En algunos puntos de las Islas Canarias todavía se conserva esta especie de bosque subtropical húmedo, dominado por los laureles o pocas especies más.

La Península Ibérica es una zona de transición entre Europa y África

La región holártica en la que está ubicada España es una región geográfica enorme que se extiende por toda Europa y gran parte de Asia, de modo que las zonas periféricas de su distribución están influidas faunísticamente por las otras regiones zoogeográficas, y ello hace referencia a la Península ibérica, donde se localiza el estado español.

España desde el punto de vista faunístico es un área de transición entre estos dos continentes del Viejo Mundo. Por dicho motivo, en la Península Ibérica, podemos encontrar animales de distribución típicamente africana, como el camaleón común o la gineta.

De hecho, en este país del suroeste de Europa, habitan especies animales de las regiones más norteñas de Europa, con influencia de las frías aguas del Océano Atlántico, y otras especies  procedentes del continente africano, que habitan en ambientes más cálidos.

Ello es posible porque España presenta una gran variedad de ambientes e igual como tiene influencia atlántica a lo largo de su franja septentrional, con sus bosques septentrionales, también presenta otros ambientes más adecuados para las especies del norte de África en relación a su temperatura o régimen de precipitaciones.

Muflón del Atlas
El muflón del Atlas llegó a España porque lo introdujo el ser humano para practicar la caza

¿Qué ejemplos de fauna ibérica de origen africano tenemos en España?

  • Camaleón común (Chamaeleo chamaeleon): Se trata de la única especie de camaleón que habita en Europa, concretamente en el extremo sur de la Península Ibérica, además de las Islas Canarias y la isla italiana de Sicilia.
  • Erizo moruno (Atelerix algirus): Esta especie de erizo habita en la franja mediterránea de la Península Ibérica, desde Cataluña hasta el oeste de Andalucía, así como en las Islas Canarias y en las Islas Baleares.
  • Gineta (Genetta genetta): Se encuentra en casi toda la Península Ibérica, incluido las Islas Baleares y llega hasta el sur de Francia.
  • Macaco de Berbería (Macaca sylvanus): A nivel europeo esta especie de primate únicamente habita en la zona del Peñón de Gibraltar.
  • Meloncillo (Herpestes ichneumon): Esta mangosta, en Europa, se distribuye por el suroeste de la Península Ibérica. Se trata de la única especie de mangosta de distribución europea.
  • Muflón del Atlas (Ammotragus lervia): Este ungulado se encuentra en algunos puntos dispersos del sur de España.

¿Cómo han llegado estas especies hasta España?

Gineta
La presencia en la Península Ibérica de otros animales africanos, como la ginetas, demuestran de que esta zona geográfica actúa de puente natural entre Europa y África

Se cree que una parte importante de las especies de origen africano que pueblan la Península Ibérica son debidas a la introducción voluntaria por parte del ser humano que las liberó a este territorio para beneficiarse de algunas de sus habilidades, como sucedió con la gineta o el meloncillo, o que las apreciaba como elemento cinegético, como sucedió con el muflón del Atlas o con el macaco de Berbería.

La gineta la llevó el ser humano para liberarse de su más temible plaga

Este es el caso de la gineta, que se cree que fue llevada por los árabes durante el siglo VIII desde el norte de África para aprovechar los buenos dotes de este mamífero carnívoro como cazador de ratones.

Otras teorías apuntan a que la llegada de este mamífero depredador en tierras ibéricas se deben a los romanos o a los fenicios, proceso que tuvo lugar varios siglos antes a la introducción de la gineta por los árabes.

El erizo moruno en España podría tener un origen natural

El erizo moruno podría haber llegado hasta España también por la mano del hombre, de la mano de los fenicios, 1000 años a.C, aunque en las Islas Baleares su introducción ha sido mucho más reciente.

Sin embargo, también se postula la hipótesis de que la llegada a la Península ibérica de este mamífero insectívoro fue del todo natural y que fue previa a existencia del ser humano, con el cruce a través del Estrecho de Gibraltar, cuando tuvieron lugar las últimas glaciaciones, durante el Pleistoceno, momento en que la distancia entre ambos continentes en dicho accidente geográfico era menor a la actual.

En las Islas Canarias se cree que también ha llegado el erizo moruno de forma natural, durante el Plioceno, cuando este territorio estaba conectado con la Península Ibérica. No obstante, no se han hallado restos fósiles de esta especie en las Islas Canarias, lo que hacen dudar del origen natural del erizo moruno en este archipiélago. Por ello, se cree que este animal pudo llegar hasta estas islas españolas desde Marruecos vía maritíma.

En las Islas Baleares, tampoco se han encontrado restos fósiles de erizo moruno y se cree que fueron los árabes quienes trajeron esta especie hasta aquí.

El macaco de Berbería

Se cree que esta especie habitó en toda Europa durante algunos momentos del Pleistoceno, llegando desde África, y aprovechando que el Mar Mediterráneo, gracias al descenso del nivel del mar. Pero la especie se extinguió aquí con la aparición de las glaciaciones y la consecuente experimentación de unos valores climáticos inapropiados para su supervivencia, por lo que desapareció de la Península Ibérica hace 30.000 años.

Se cree que este primate llegó a Europa proveniente de ejemplares mantenidos en cautividad traídos durante la Invasión Árabe, alrededor del siglo VIII, procedentes del norte de África, seguramente desde Marruecos y Argelia. Sin embargo, algunos autores afirman que estos monos fueron llevados a Gibraltar con la captura del Peñón por parte de los ingleses, en 1704, o incluso que el origen de esta colonia de macacos es mucho más reciente y se sitúa en la Segunda Guerra Mundial.

En cambio, otra corriente sostiene que estos animales fueron importados por los romanos.

El meloncillo

Esta mangosta habita en buena parte del África subsahariana, aunque durante varios siglos habita en la parte meridional de la Península Ibérica, porque fue introducida por los árabes.

Algunos autores sostienen que esta especie fue introducida en Europa unos cuantos siglos antes por los Romanos o durante la época romana, mientras la Península Ibérica estaba ocupada militarmente por este pueblo. La razón de ello: utilizar a este animal como cazador de roedores.

Sin embargo, otros autores afirman que este mamífero llegó a Europa cruzando el Estrecho de Gibraltar a finales del Pleistoceno, cuando se produjo una fluctuación negativa de los niveles del mar.

El muflón del Atlas

Mucho más reciente y segura es la introducción de este ungulado de origen africano, que llegó a España vía humana a finales del siglo XX, porque está considerada una especie cinegética de gran valor.

Este rumiante compite en España con otras especies de ungulados como la cabra ibérica y en otros sitios del mundo donde esta especie ha sido introducida, también entra en competencia por el alimento y el hábitat con especies similares.

Más información sobre la fauna ibérica.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

4 noviembre, 2020

Otros artículos de interés