Cabras salvajes

Características de las cabras salvajes

Ficha de Capra

Nombre común: Cabra salvaje / Íbice / Tur / Marjor

Nombre científico: Capra sp.

– Nombres en otros idiomas:

  • Inglés / English: Wild goat / Ibex
  • Francés / Français: Chèvre / Bouquetin
  • Catalán / Català: Cabra salvatge / Íbex
  • Gallego / Galego: Cabra salvaxe / Cabra montesa
  • Vasco / Euskara: Basahuntz
  • Italiano: Stambecco
  • Portugués / Português: Cabra selvagem / Ibex
  • Alemán / Deutsch: Wildziege / Steinbock
  • Holandés / Nederlands: Wilde geit / Steenbok
  • Rumano / Română: Capră sălbatică
  • Sueco / Svenska: Stenbock

Clasificación:

Orden: Artiodáctilos

Familia: Bóvidos

¿Qué son las cabras salvajes?

Las cabras salvajes son mamíferos ungulados artiodáctilos de la familia de los bóvidos, como la oveja doméstica, el muflón, la gacela, la vaca, el bisonte o, por ejemplo, el búfalo.

Cómo son las cabras salvajes

Cabra

Tanto las cabras domésticas como las cabras salvajes se caracterizan por poseer un par de cuernos en la cabeza

El pelaje de las cabras salvajes varía del pardo oscuro al gris amarillento. Ambos sexos poseen cuernos, aunque la cornamenta de los machos suele ser mucho más desarrollada que en las hembras.

Estos animales muestran grandes diferencias en función del sexo en cuanto a tamaño, color y tipo de cornamenta, porque muestran un dimorfismo sexual muy marcado.

Las cabras salvajes tienen barba, a diferencia de las ovejas y afines, como el muflón.

¿Qué especies de cabras salvajes existen?

Existen 10 especies de cabras salvajes:

  • Cabra montés de Etiopía (Capra walie): Esta especie vive en las montañas del norte de Etiopía.
  • Cabra salvaje (Capra aegagrus): Vive en el oeste de Asia, desde Anatolia, hasta Oriente Medio y Pakistán, pasando por el Cáucaso. Ocupa diferentes hábitats, desde montañas hasta bosques y zonas áridas de menor altitud.
  • Íbice (Capra ibex): Se encuentra en los Alpes.
  • Íbice ibérico (Capra pyrenaica): Habita en los sistemas montañosos de la Península Ibérica.
  • Íbice siberiano (Capra sibirica): Ocupa las zonas montañosas del continente asiático, desde el sur de Rusia, pasando por el oeste de Mongolia, pasando por Afganistán e India, hasta la zona norte de China.
  • Marjor (Capra falconeri): La cabra marjor habita en las montañas de Afganistán, Pakistán, Tayikistán y Uzbekistán.
  • Tur del Cáucaso occidental (Capra caucasica): Esta cabra salvaje vive en las zonas montañas abruptas del Cáucaso occidental.
  • Tur del Cáucaso oriental (Capra cylindricornis): El tur del Cáucaso oriental habita en las montañas agrestes del este del Cáucaso.

La cabra de las Montañas Rocosas o cabra blanca (Oreamnos americanus), pese a su nombre, no es una auténtica cabra, porque no pertenece al género Capra. Las hembras de esta especie a diferencia de las diferentes especies de cabras salvajes presentan la barba del mismo tamaño que los machos.

¿Qué costumbres tienen estos animales?

Las cabras salvajes son buenas escaladoras, porque son animales ágiles y están capacitados para encaramarse a las rocas desnudas, de subir por pendientes muy pronunciadas o de pasar de un peñasco a otro, aunque estén bastante alejados entre sí.

Las hembras son de costumbres gregarias, lo que significa que viven formando grupos. En cambio, los machos son solitarios o se agrupan entre sí.

En zonas frías, estos animales se muestran activas durante el día, pero en zonas cálidas son crepusculares  y buscan el alimento al atardecer o al amanecer.

Dichas especies son bastante territoriales, ya que los machos defienden el territorio de sus congéneres, para lo cual marcan determinados puntos con señales olorosas, gracias a que poseen glándulas especiales en determinados puntos de su cuerpo.

¿Dónde viven las cabras salvajes?

Las cabras salvajes son animales que habitan en el Hemisferio Norte, extendiéndose hacia el sur hasta el Trópico de Cáncer.

Se cree que estos animales son originarios del continente asiático. Según esta misma teoría, las cabras salvajes desde el centro y oeste de Asia, llegarían a Europa, hasta la Península Ibérica, como punto más occidental de su área de distribución.

En función de la especie, estos animales pueden vivir en diferentes sistemas montañosos, a lo largo de los continentes europeo y asiático y más testimonialmente, en África.

¿Qué comen estos animales?

Las cabras salvajes son animales herbívoros, capaces de sobrevivir en zonas con muy poca vegetación.

Del mismo modo, estos animales están adaptados a comer hierbas y arbustos con abundantes espinas, como adaptación a vivir en zonas montañosas o áridas.

Peligros que amenazan a las cabras salvajes

La pérdida de hábitat, la caza furtiva y la competencia con los animales domésticos por las zonas de pasto son los responsables que especies como la cabra montés de Etiopía se encuentren en peligro de extinción.

Utilidad de las cabras salvajes

Raza cabra Saanen

Todas las cabras domésticas se han originado a partir de la especie salvaje de cabra Capra aegagrus

Las cabras salvajes son mamíferos herbívoros, que cumplen una importante función en la cadena alimentaria como consumidores primarios, regulando las comunidades vegetales de las que se alimenta y manteniendo los prados naturales.

Dentro de la cadena trófica, estos mamíferos constituyen el alimento de varios predadores, como el lobo, el oso, el leopardo, el lince euroasiático o, por ejemplo, el águila real.

Las diferentes especies pueden ser objeto de caza, apreciadas como animal de trofeo por sus desarrollados cuernos, y por lo tanto, tienen cierta importancia en el turismo y economía local.

La cabra doméstica proviene de la especie Capra aegagrus, ocupando con la ayuda del hombre todo el mundo, aunque son más importantes a nivel de la Cuenca del Mediterráneo y el Oriente Medio. Otros autores sostienen que la cabra doméstica proviene de la cabra salvaje Capra prisca.

Más información sobre la cabra y otros animales.

Vicenç Martínez
Escrito por Vicenç Martínez Redactor especializado en animales y naturaleza.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.