Razas de gatos raras

Razas felinas raras

Existen algunas razas de gatos muy raras y extravagantes, por poseer unas características físicas muy especiales que los hacen gatos extremadamente apreciados.

Gatos sin pelo: Sphynx, Elfo y Peterbald

El gato Sphynx o Esfinge es una raza felina cuya característica más llamativa es la aparente ausencia de pelaje. Sin embargo, al contrario de lo que normalmente se cree, este gato no está completamente desprovisto de pelo, sino que presenta la piel cubierta de una capa de vello muy fino, corto y liso, casi imperceptible a la vista o al tacto.

Esta raza felina puede tener una pelusa corta y suave. Su pelaje es un finísimo vello en la mayor parte del cuerpo. Por ello, la piel del Sphynx tiene el mismo tacto que un paño de gamuza. Además, este gato se caracteriza por tener pliegues alrededor del hocico, entre las orejas, en los hombros y en las patas.

El primero gato de este tipo murió sin tener crías pero, en 1967, las crías de una gata de este tipo sobrevivieron. Posteriormente, los gatos pasaron a ser criados en Londres.

El gato Sphynx necesita tomar un baño por semana, ya que la grasa natural de su piel no puede ser absorbido por el pelaje como en el resto de razas felinas y puede oler mal.

Pese a la falta de pelo, el Sphynx puede dar alergia porque la alergia a los gatos sucede por una proteína que se encuentra en la piel y la saliva del gato.

El gato Sphynx fue la primera raza de gato sin pelo. Actualmente, existen 2 razas más de razas de gato sin pelo, el Elfo y el Peterbald.

* Más información: Gato Sphynx

Gatos de pelo rizado: Gatos Rex

Los gatos tipo Rex tienen el pelo corto y rizado. Su origen se basa en una mutación natural del pelo. Existen varias razas de gatos Rex, como el Devon rex, el Cornish rex o, más recientemente, el Selkirk rex. Estas razas felinas son de origen muy reciente.

El Devon rex posee orejas grandes, cabeza pequeña y ojos ovalados, que le dan una apariencia realmente extraña, lo que le ha valido el nombre de «gato alien» o «gato duende». Además, tiene la particularidad de que, cuando está contento, mueve la cola como un perro.

El Cornish rex es la primera raza tipo Rex que apareció, concretamente en 1950. El aspecto físico de este gato es parecido al del Devon rex, aunque su pelaje es distinto, pues el pelo no es tan denso como éste.

El Selkirk rex tiene el pelo rizado parecido al de una oveja. Ello se debe a que esta raza de gato no tiene un pelaje protector, sino que tiene un pelaje corto, más espeso y denso. Esta raza apareció a partir de gatos normales en 1981.

Gatos de cola corta: Bobtail americano, Bobtail japonés y Pixie Bob

Bajo el nombre de «Bobtail», que significa en inglés cola cortada, podemos encontrar el Bobtail americano y el Bobtail japonés. Una raza con la cola también corta es el Pixie bob. La ventaja de los gatos de estas raza raza es que se cree que la cola corta se debe a un gen recesivo que no tiene los riesgos del Manx.

El Bobtail americano es una de las razas de gatos más reciente, aparecida en los años 60 del siglo XX. Uno de los rasgos más particulares de esta raza felina es su corta cola parecida a la de un conejo. La cola del Bobtail japonés es corta y curvada en forma de pompón que recuerda a la flor del crisantemo.

Se trata de un gato muy activo y enérgico.

El Bobtail japonés se consideraba una especie de talismán y el protector de los marineros. Tanto era así que una embarcación no se aventuraba a salir al mar si no llevaba a bordo un gato. Los gatos Maneki Neko en Japón o Zhaocai Mao en China o gatos de la fortuna se dice que son una representación del Bobtail japonés y su costumbre de levantar la pata. Los gatos de esta raza pueden ser de varios colores, pero el más famoso es el “mike” en japonés, que tiene tres colores.

El gato Pixie bob tiene un aspecto parecido con el lince rojo (Lynx rufus) que vive en Norteamérica. De hecho, existe la leyenda que el Pixie bob es el resultado del cruce entre gatos domésticos y ejemplares de lince rojo salvajes. Se trata de un gato de tamaño relativamente grande.

Gatos sin cola: Manx y Cymric

El gato Manx es la única raza de gato que, junto con el Cymric, no posee cola, aunque algunos expertos consideran al Cymric una variedad de Manx.

El hecho de no poseer cola se ha atribuido a diversas leyendas como la que se refiere a Noé, en la que al llegar el gato el último, le cortó el rabo con la puerta del Arca, dejándole sólo un muñón.

En la actualidad, se sabe que la falta de cola está producida por un gen dominante que afecta a toda la columna vertebral y que, en ocasiones, puede provocar alteraciones graves.

El gato Manx se parece al Británico de pelo corto, con la excepción de la cola.

El Manx es un buen gato cazador, por lo que es muy buscado por los granjeros para deshacerse de animales dañinos, como ratones.

Gatos con orejas extrañas: Scottish fold y American curl

El Scottish fold o Fold escocés tiene las orejas dobladas hacia delante, lo que le dan un aspecto muy particular. Esta raza es consecuencia de una mutación natural que tuvo lugar en una granja de Escocia en 1961.

En algunos lugares, las autoridades han denegado el registro de estos gatos porque el gen responsable de tener las orejas plegadas puede ocasionar deformidades en el esqueleto.

Los ojos del Scottish fold son extrañamente grandes y redondos, lo que les da a este gato un aspecto que recuerda a un búho.

Esta raza felina tiene una cara muy mofletuda, que hacen que se parezca un poco con el Cartujo o Chartreux.

El American curl o gato de orejas curvadas es un recién llegado a Europa. La primera gata con estas características aparecía en 1981 y se trataba de una gata callejera. Dos de las crías que tuvo presentaban la misma curiosa característica de su madre, la forma peculiar de sus orejas. «Curl» significa rizo en inglés. El nombre de esta raza se debe, como el Scottish fold, a la forma única de su pabellón auditivo.

Gato de patas cortas: Munchkin

El Munchkin es originario de Estados Unidos y se caracteriza sobre todo por la corta longitud de sus patas, algo parecido con el perro Teckel o perro salchicha.

Esta raza felina es relativamente nueva y se debe a una mutación genética.

El nombre de Munchkin se debe a los personajes enanitos del libro El maravilloso Mago de Oz.

Pese a esta característica física tan particular, el Munchkin es un perro físicamente equilibrado, que corre muy rápido.

Gatos con ojos de distintos colores: Khao manee

El Khao manee es una raza de gato originaria de Tailandia. Su característica principal es el color distinto de sus ojos. Un ojo es de color azul y el otro es amarillo ligeramente verdoso.

Se considera que este gato trae suerte.

* Ver: Origen de las razas de gatos / Curiosidades sobre las razas de gatos

Más información sobre las razas de gatos.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés