Clasificación de los invertebrados

Clasificación de los animales invertebrados

¿Qué invertebrados existen?

Caracol

Foto de caracol (Ejemplo de Molusco). Los moluscos gasterópodos tienen una concha externa que les protege de la desecación y de los depredadores, su cuerpo es blando.

Los invertebrados los podemos clasificar según su modo de vida en invertebrados terrestres, marinos y parásitos.

Por último, encontramos ciertos invertebrados que no se ven a simple vista porque son microscópicos, como los rotíferos.

Invertebrados terrestres

Los invertebrados terrestres se dividen en artrópodos, moluscos y anélidos. A su vez, los artrópodos se reparten entre los grupos de los Insectos, Crustáceos, Arácnidos y los Miriápodos.

Características de los Artrópodos

Los artrópodos tienen el cuerpo rígido y protegido por una dura capa de quitina y sales minerales que constituye su exoesqueleto o esqueleto externo. Al mismo tiempo, el duro esqueleto de los artrópodos está formado por apéndices articulados que les permiten a los artrópodos poder moverse con mucha facilidad, comer o reproducirse.

Según el número de patas o extremidades, los artrópodos se clasifican en:

  • Insectos: Estos artrópodos tienen 3 pares de patas. Son insectos las hormigas, las abejas o los grillos, por ejemplo.

  • Arácnidos: Los arácnidos tienen 4 pares de patas. Ejemplos de arácnidos son los escorpiones y las arañas.

  • Crustáceos: Estos artrópodos poseen 5 pares de patas. Son crustáceos los cangrejos o las langostas.

  • Miriápodos: Los miriápodos tienen muchas patas, tantas como anillos en el caso de los ciempiés o escolopendras y dos pares de patas por cada anillo corporal los milpiés.

Características de los Moluscos

Los moluscos tienen el cuerpo blando como los anélidos, pero a diferencia de estos, su cuerpo está protegida por una dura concha (aunque no siempre la tienen).

Los moluscos tienen el cuerpo dividido en 3 partes: La cabeza (tiene la boca y los tentáculos), el pie (les sirve para desplazarse) y el manto (protege la zona de las vísceras).

Existen muchos moluscos marinos y terrestres. Los caracoles de tierra y las babosas son moluscos de tierra, pero también hay caracoles marinos. Las almejas y los mejillones son otro ejemplo de moluscos marinos.

Características de los Anélidos

Lombriz de tierra

Foto de lombriz de tierra

La lombriz de tierra tiene el cuerpo blando, vermiforme y segmentado en muchos anillos.

Los anélidos son un grupo de invertebrados que tienen el cuerpo en forma de gusano (vermiforme), es decir, tienen el cuerpo blando, alargado y de sección circular.

Lo más característico de los anélidos es que su cuerpo está dividido en segmentos o anillos (se dice que son animales metaméricos) y provisto de quetas o pelos. Las lombrices de tierra son animales terrestres, pero también hay anélidos marinos como los gusanos marinos.

Invertebrados marinos

Además de Moluscos, Anélidos y Artrópodos, existen otros invertebrados menos conocidos, que son marinos, como los Cnidarios (en realidad, corales, medusas y anémonas), las esponjas (o Poríferos) y los erizos de mar, las holoturias (o pepinos de mar) y las estrellas de mar llamados también todos ellos Equinodermos.

Equinodermos: Estrellas de mar, pepinos de mar y erizos marinos

Erizo de mar

Foto de erizo de mar (Ejemplo de Equinodermo)

Los erizos de mar, así como las estrellas de mar, son equinodermos. Como característica más evidente de estos invertebrados es la ausencia de cabeza, ya que se trata de animales acéfalos.

Los Equinodermos, como las estrellas de mar o los erizos de mar, tienen simetría radial (excepto los pepinos de mar).

Los equinodermos tienen un esqueleto interno o endoesqueleto, a diferencia de la mayoría de invertebrados que poseen algún tipo de esqueleto externo.

Los erizos de mar tienen espinas, como los erizos terrestres, para protegerse de los depredadores y para moverse por el fondo marino.

Los erizos de mar, así como las estrellas de mar, son equinodermos. Como característica más evidente de estos invertebrados es la ausencia de cabeza, ya que se trata de animales acéfalos.

Cnidarios: Corales, medusas y anémonas

Las anémonas de mar son cnidarios con el cuerpo cilíndrico y la boca, central y en situación anterior, provista de tentáculos urticantes

Los Cnidarios tienen 2 tipos de vida muy diferentes: el pólipo (animal sin movilidad) y la medusa (forma móvil del mismo animal).

Ambas formas, tanto el pólipo como la medusa, están provistas de tentáculos urticantes con los que capturan sus presas después de paralizarlas con los cnidoblastos, unas células defensivas especiales de los cnidarios.

Poríferos: Esponjas de mar

Las esponjas o Poríferos viven fijos al fondo, son animales sésiles.

Muchas esponjas tienen vivos colores, como el amarillo, el naranja, el rojo o el verde, pero también hay esponjas de colores muy oscuros hasta otras que son completamente blancas.

Las esponjas tienen el cuerpo protegido de un esqueleto, más o menos duro o flexible.

Los poríferos, es decir, las esponjas son unos animales muy primitivos, dado que sus cuerpos no están formados por verdaderos tejidos.

Todos estos invertebrados de aguas saladas viven en los mares y océanos. Pero algunos pocos, como la Hydra, viven en las aguas dulces. En cambio, los Rotíferos pueden vivir tanto en aguas saladas como en aguas dulces.

Invertebrados parásitos

Existen otros invertebrados que no se encuentran mayoritariamente libres en los mares o los ríos como los anteriores sino que viven asociados obligatoriamente a otros animales porque se trata de invertebrados parásitos.

Los Platelmintos son sobre todo parásitos de Vertebrados. En este grupo de invertebrados podemos encontrar a parásitos tan conocidos como la Fasciola hepatica, parásita de rumiantes y otros mamíferos, y las tenias o solitarias que parasitan al hombre pero también a otros mamíferos, como al cerdo, al perro y hasta al conejo o el ratón, según la especie de tenia.

Sin embargo, no todos los platelmintos son parásitos sino que algunas planarias (o turbelarios) viven en lugares húmedos o en mares y zonas de agua dulce, aunque incluso las planarias pueden ser parásitas.

Los Nematodos tienen la típica forma de gusano, aunque son mucho más nocivos para nosotros, pues viven en el intestino del hombre y de otros mamíferos y son auténticos parásitos.

Como nematodos parásitos más importante están las lombrices del hombre (Ascaris lumbricoides) y la triquina (Trichinella spiralis) que parasita al hombre cuando come carne cruda o poco hecha de cerdo. En el cerdo la triquina se encuentra enquistada.

Como en el caso de los platelmintos, los nematodos pueden ser de vida libre, es decir, tampoco todos son parásitos y viven entonces en el suelo o en el medio acuático.

Los insectos y otros artrópodos también pueden ser parásitos, como los mosquitos, las pulgas o las garrapatas.

Invertebrados microscópicos

Por otra parte, también existen invertebrados microscópicos, como los Rotíferos.

Los Rotíferos tienen el cuerpo alargado, con forma de saco y protegido por una coraza, la loriga, (no siempre tienen). Pero lo más característico de estos animales, junto con su pequeño tamaño que no supera unos pocos milímetros de longitud, es su corona de cilios, que mueven para capturar la comida.

punto rojo Más información sobre los invertebrados.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés