Adaptaciones del manatí

Este artículo ha sido avalado por Vicenç Martínez - Redactor especializado en animales y naturaleza.

¿Qué adaptaciones tiene el manatí?

¿Qué tipo de animal es un manatí?

nannaty

El manatí es un mamífero que vive siempre en el agua, por lo que tiene el cuerpo perfectamente adaptado a este medio

Los manatíes son mamíferos marinos como las ballenas, las focas o los delfines, pero forman un grupo a parte, llamado sirenios, en el que se incluyen el dugongo como pariente más próximo.

Estos grandes y pesados animales también reciben el nombre de vacas de mar porque son vegetarianos, pero a diferencia de las verdaderas vacas no son ungulados ni tienen un tipo de alimentación rumiante.

Los manatíes hacen toda su vida dentro del agua, lo que les ha condicionado enormemente su apariencia y sus costumbres.

Adaptaciones de los manatíes relacionadas con su alimentación

dfad

El manatí es un mamífero marino de dieta vegetariana

El régimen alimenticio particular del manatí a base de vegetales, en tanto su modo de vida acuático, determinan otras características de estos animales, como son su dentición o la presencia de unos pelos con funciones especiales.

  • Dentición especial: Ausencia de dientes incisivos y caninos y dentición a base de molares de gran tamaño para aumentar la eficiencia masticatoria de los alimentos.
  • Presencia de pelos sensoriales: Presencia de pelos en el hocico y en la barbilla para localizar mejor las presas dentro del agua.

Adaptaciones de los manatíes al medio acuático

Como el resto de mamíferos marinos, el cuerpo de los manatíes tiene un perfil hidrodinámico y está adaptado a la perfección para hacer una vida dentro del agua.

  • Extremidades están transformadas en aletas: Como en la mayoría de mamíferos marinos, los manatíes tienen aletas en lugar de las típicas extremidades alargadas de los animales terrestres.

Para ello, los dedos de sus manos están unidos totalmente por membranas. Sin embargo, carecen de la aleta dorsal, que los diferencian de los cetáceos y los asemejan a las focas y otros pinnípedos.

  • Presencia de aleta caudal: Su cola o aleta caudal, de movimiento dorsoventral, es plana para facilitar la propulsión dentro del agua y mejorar la velocidad de nado.
  • Ausencia de oído externo: Los manatíes no tienen orejas como los mamíferos terrestres y la entrada del oído se encuentra en situación muy retrasada respecto a los mamíferos terrestres.
  • Ojos pequeños: Los ojos de estos mamíferos marinos son muy pequeños en relación a las dimensiones generales del animal y carecen de párpados bien definidos.
  • Hocico redondeado: La forma del hocico al manatí le sirve para potenciar su silueta hidrodinámica general y facilitar la locomoción dentro del agua.
  • Situación especial de las glándulas mamarias: Presentan las glándulas mamarias en situación axilar para poder sujetar a las crías dentro del agua entre sus aletas pectorales.
  • Buena capacidad pulmonar: Gracias a su excelente capacidad pulmonar estos grandes y pacíficos animales son capaces de permanecer sumergidos dentro del agua más de 20 minutos seguidos.

Estos animales, pese a que hacen toda su vida dentro del agua, deben salir a la superficie para respirar, puesto que tienen respiración pulmonar como el resto de mamíferos.

Más información sobre el manatí y otros animales salvajes.
Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

30 julio, 2020

Otros artículos de interés