Moscas y otros insectos voladores que no pican

Insectos voladores que no pican

Con la llegada del buen tiempo, vienen también los insectos que nos molestan

mosca azul de la carne
La mosca azul de la carne es una mosca casera de gran tamaño que se alimenta de materia orgánica en descomposición

Llega el buen tiempo y con ello, los molestos insectos.

Moscas de todo tipo nos pueden causar muchos molestias, sin llegar nunca a picarnos porque no pueden.

La mosca doméstica, la pequeña mosca doméstica, la mosca azul de la carroña, las moscas cernidoras, las moscas de la fruta, las típulas… tienen cada una de ellas un estilo de vida diferente.

Conocer el modo de vida de estos insectos al menos nos permitirá saber a que peligros nos enfrentamos, mucho más graves que una simple picadura a la que todos pensamos cuando oímos hablar de insectos voladores.

La mosca doméstica

La mosca doméstica es quizás la especie de díptero doméstico más conocido por las personas.

Con un nombre científico parecido, la Musca domestica suele vivir allá donde se encuentre el hombre, acompañándolo en todos los rincones del mundo.

No es capaz de picar a diferencia de su prima, de aspecto parecido, la mosca del establo (Stomoxys calcitrans), porque su aparato bucal es notablemente distinto.

Las moscas chupan los alimentos de los que se alimentan, proceso mediante el cual pueden transmitirnos una serie de gérmenes, porque también se alimentan de materia orgánica en descomposición de todo tipo y porque tienen gran capacidad de desplazamiento, motivada por las buenas habilidades de vuelo.

La pequeña mosca doméstica

Esta especie se parece mucho a la anterior, aunque la diferenciamos además de por su menor tamaño, por la posición de las alas en reposo, dejándolas más juntas.

El vuelo de estas moscas, en zig-zag, es distinto también al de la mosca doméstica o mosca común y muy característico de esta especie.

La pequeño mosca doméstica es otra especie de díptero casero y se le suele ver a la entrada de las casas o en los patios de las casas, volando siempre sin cesar.

La mosca azul de la carroña

De dimensiones notablemente superiores al de la mosca doméstica, la mosca azul de la carroña (Calliphora vicina) suele despertar mayor repugnancia, unido al hecho que ponen los huevos sobre la carne.

Sin embargo, la peligrosidad de esta mosca no es mucho mayor a la de la habitual mosca doméstica, sino menor debido a la menor probabilidad de encontrárnosla que a la omnipresente Musca domestica.

Las moscas cernidoras

sirfido volucella
Foto de mosca cernidora o sírfido

La utilidad de las moscas cernidoras es notablemente mayor para las personas.

De adultas todas se alimentan del polen de las flores, por lo que son insectos polinizadores; aunque las mismas moscas domésticas también son polinizadoras para algunas especies vegetales.

Las larvas pueden ser beneficiosas cuando se alimentan de pulgones, pero también hay moscas cernidoras que en su estadio larval muestran otros régimenes alimenticios, en cuyo caso su utilidad se plasma más a nivel medioambiental.

Las moscas de la fruta

A priori no parecen tan desagradables por su diminuto tamaño, pero se desarrollan sobre la materia orgánica en descomposición como la mayoría de moscas.

Su importancia radica en que han sido elegidas por el ser humano como modelo genético para diferentes estudios aplicados en campos como la biología o la medicina.

Las típulas

Estos insectos tienen un estilo de vida muy diferente a otros dípteros. En lugar de alimentarse de materia orgánica, durante la fase larval estas moscas de gran tamaño se alimentan de las raíces de algunas plantas.

Por lo tanto, otra vez, por otro motivo, tenemos una especie de mosca perjudicial, pero esta vez porque se trata de una plaga de las plantas.

Las típulas adultas son inofensivas porque no se alimentan.

Más información sobre los insectos.

Vicenç Martínez
Escrito por Vicenç Martínez Redactor especializado en animales y naturaleza.

2 septiembre, 2020

Otros artículos de interés