¿Por qué cada vez hay menos insectos voladores?

¿Por qué los insectos voladores están desapareciendo?

Estudios científicos que demuestran que cada vez hay menos insectos

Abeja
Las abejas son muy importantes para la polinización de las plantas

Se han registrado en algunos países de la Europa Central descensos importantes en la biomasa de este tipo de invertebrados, es decir, de la cantidad total de insectos. De ciertos estudios se desprende que en la actualidad solamente se observa una cuarta parte o menos de la biomasas de insectos voladores que se veían a finales del siglo pasado. Y lo más preocupante es que estos estudios se han llevado a cabo en zonas protegidas.

Se ha observado que del total de insectos que existen, los grupos que más han experimentado un declive de sus poblaciones en los últimos decenios se cuentan las mariposas diurnas y las polillas o lepidópteros y las libélulas y los caballitos del diablo, que son todos ellos insectos voladores, además de los escarabajos y las abejas, como ejemplos de insectos no voladores.

En cambio, ciertas especies urbanas, como las moscas, las cucarachas y determinados mosquitos, que están asociadas a la presencia del ser humano, han proliferado con el paso de los años, porque los cambios generados por la actividad humana les benefician.

Insectos voladores beneficiosos como las abejas están desapareciendo.

Los pesticidas podrían estar detrás de esta situación

Las posibles causas que los expertos atribuyen a esta desdichada situación son varias, pero la utilización de pesticidas es uno de los principales factores que se barajan como explicación para la disminución tan alarmante de los insectos voladores. Los plaguicidas, y entre ellos los insecticidas y determinados herbicidas, actúan directamente sobre estos animales, causando una considerable disminución de sus poblaciones.

Ni las especies que viven en zonas protegidas están totalmente a salvo, cuándo se hallan en áreas cercanas a zonas agrícolas, en las que se emplean dichas sustancias para evitar a los artrópodos considerados perjudiciales para la agricultura. Ello es debido a que los insecticidas no son específicos de una especie concreta o grupo de especies que se pretende eliminar, sino que con su uso, también se eliminan insectos beneficiosos, como las abejas.

¿Por qué otros motivos los insectos están desapareciendo?

Avispón asiático
Las especies invasoras, como este avispón asiático, son una causa de amenaza de insectos voladores como las abejas.

Junto al uso de plaguicidas, la destrucción del hábitat, la introducción de especies exóticas invasoras o la implantación del sistema de iluminación artificial o el cambio climático son causas importantes de amenaza para estos invertebrados.

Los insectos voladores son los más susceptibles de sufrir las molestias provocados por el sistema de iluminación artificial.

La destrucción del hábitat se debe principalmente a la deforestación, a la transformación de zonas naturales en zonas de cultivo, al drenaje de los humedales y a la transformación de granjas tradicionales en granjas industriales.

El cambio climático también ha influido en que ahora haya menos insectos que antes, puesto que las sequías, como consecuencia del cambio climático, son más intensas, más largas y más frecuentes.

¿Qué pasaría si no hubiese más insectos?

Los insectos, sean voladores o no, forman parte de la cadena trófica de los ecosistemas terrestres y acuáticos y están en la base de la cadena alimenticia. Estos animales pueden actuar como consumidores primarios, cuando son herbívoros, por lo que sirven de alimento para otros insectos carnívoros o para vertebrados insectívoros. Los insectos también pueden ser consumidos secundarios; entonces se alimentarán de otros insectos y otros invertebrados o, a su vez, serán presa también de otros animales de mayor tamaño.

Muchos insectos voladores, como las moscas, las abejas, los abejorros, las mariposas, las avispascumplen un rol en la naturaleza de polinizadores. Los insectos polinizadores, por lo tanto, facilitan o permiten el proceso de reproducción de las plantas, ya que gracias a ellos estos seres vivos producen sus frutos y semillas.

La utilidad de estos animales no sólo se explica por razones relacionadas con la ecología. La hipotética desaparición de estos artrópodos tendría consecuencias fatales para los ecosistemas, pero también para el ser humano. Sin estos animales, no se podrían producir muchos de los frutos que se cultivan en invernaderos o en campos al aire libre y se pondría en grave peligro nuestro abastecimiento de alimentos.

Más información sobre los insectos.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

12 diciembre, 2019

Otros artículos de interés