Enemigos del quetzal

Depredadores del quetzal

¿Qué depredadores tiene el quetzal?

Pese a su llamativa apariencia, esta linda ave, cuando llega a la edad adulta, se encuentra relativamente protegida de los predadores por su mimético plumaje.

El quetzal se enfrenta en su medio natural con varios enemigos naturales, como las serpientes, la comadreja andina (Mustela frenata) o el tucán esmeralda (Aulacorhynchus prasinus), que atacan sus nidos, disminuyendo su efectividad reproductiva, porque destruyen los huevos o matan a los polluelos.

El gato tigre (Leopardus wiedii), el kinkajou (Potos flavus), la ardilla gris mexicana (Sciurus aureogaster) o el águila pescadora (Pandion haliaetus) son capaces de cazar quetzales adultos.

¿Cómo evita los enemigos el quetzal?

Estas aves confían más en su mimético plumaje que en su reducida capacidad voladora, aun así el peligro de ser capturadas por un depredador no está exento en todas las ocasiones.

Si bien es verdad que afortunadamente para la supervivencia de esta especie las tasas de depredación se reducen al llegar a la edad adulta de modo considerable si lo comparamos con las ratios que experimentan los polluelos y los individuos juveniles para este mismo factor.

La costumbre de permanecer muchas horas cerca de los árboles mientras se alimentan es otra causa que explica la baja probabilidad de ser cazado el quetzal mesoamericano por alguno de sus enemigos naturales.

¿Cuál es la peor amenaza a la que se enfrente el quetzal?

Aunque el quetzal mesoamericano puede ser capturado por alguno de sus depredadores que le acechan continuamente en la espesura de los bosques nubosos que constituyen su hábitat, la amenaza más importante del quetzal mesoamericano, justamente, es la pérdida de su hábitat, que está conduciendo esta majestuosa ave a formar parte de la numerosa lista de especies en peligro de extinción.

La deforestación ha supuesto ya la pérdida de 7 de cada 10 de los lugares de cría.

Ya de por sí preocupante la situación para el quetzal centroamericano, se le añade el hecho de que este ave no es capaz de sobrevivir ni reproducirse en cautividad, porque cuando se ve presa deja de comer y termina muriendo de inanición.

Más información sobre el quetzal y otras aves.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

2 septiembre, 2019

Otros artículos de interés