¿Dónde viven los sapos?

Hábitat de los sapos

¿Qué son los sapos?

Los sapos son un tipo de anfibios que carecen de cola en la fase adulta, cuyas extremidades posteriores suelen estar más desarrolladas que las patas anteriores, que tienen reproducción de tipo ovípara, que implica metamorfosis.

Tipos de sapos

Sapo

Foto de sapo común (Bufo bufo)

La principal familia de sapos es la de los búfonidos y aquí se encuentran los llamados «sapos verdaderos«, porque en ella están agrupadas las especies de anfibios que reúnen mejor las características de los sapos, como su típica apariencia, de cuerpo rechoncho y piel rugosa.

Los bufónidos viven en zonas templadas y en los trópicos y suelen ser animales terrestres, salvo excepciones, como el sapo bufónido sudamericano Rhinella poeppigii. Esta especie habita en los bosques tropicales amazónicos y en cursos de agua, como ríos y marismas. Rhinella manu es un anfibio endémico de una zona de Perú, de costumbres arborícolas.

Existen otros anfibios llamados sapos que pertenecen a familias diferentes de los bufónidos, como los sapos de espuelas, de la familia pelobátidos y el sapo vientre de fuego o el sapo partero, ambos anfibios de la familia de los discoglósidos.

¿Dónde podemos encontrar sapos?

Los sapos, como las ranas, habitan en casi cualquier lugar del mundo, excepto en las regiones polares y en los desiertos más secos. En los trópicos, es donde hay una mayor representación de estos anfibios.

El sapo común, por ejemplo, vive en gran parte Eurasia y una pequeña franja del norte de África, ocupando una gran variedad de ambientes, desde zonas montañosas, hasta jardines y bosques.

El sapo corredor se le puede encontrar en casi cualquier ambiente terrestre de buena parte de Europa.

El sapo pantera vive en la sabana, en zonas de cultivo y linderos de bosques del continente africano.

El sapo marino se distribuye a lo largo de América Central y Sudamérica y ocupa los hábitats formados por bosques tropicales, cultivos de caña de azúcar y jardines.

Los sapos generalmente son animales terrestres

Muchos sapos son animales de costumbres terrestres y se refugian durante el día en madrigueras u otros lugares para aprovechar la humedad del suelo, porque estos anfibios acostumbran a ser animales nocturnos.

Suelen ser unos buenos excavadores y algunos sapos, como el sapo de espuelas, están provistos de unas excrecencias en sus pies a modo de espolones córneos para facilitar las tareas de excavación en el suelo para hacer sus guaridas.

¿Dónde crían los sapos?

Aunque normalmente son animales terrestres, durante el periodo reproductor, se dirigen a los puntos de agua, como charcas, ríos, estanques y lagunas, para poner los huevos.

Algunos sapos, como el sapo común, realizan largas migraciones para reproducirse.

¿Dónde hibernan los sapos?

En los países de climas templados, cuando termina el buen tiempo, estos animales buscan refugio – en alguna madriguera de roedor, en la hojarasca, en un montón de troncos secos… – para evitar las temperaturas extremas del invierno. El sapo de espuelas hiberna en los agujeros que él mismo excava.

Ciertas especies de sapos, como el sapo marino o el sapo corredor, pueden experimentar en verano el fenómeno equivalente a la hibernación, llamado estivación.

Sapos, indicadores medioambientales

Los anfibios y, por consiguiente también los sapos, se consideran bioindicadores, porque tienen una piel muy sensible a los contaminantes; por lo que su presencia puede mostrar que los lugares en los que viven gozan de una cierta calidad medioambiental.

Más información sobre los sapos

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 20 noviembre, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.