Programas contra la obesidad para empresas

Diseño de estrategias de prevención de la obesidad en el entorno laboral

Programas de obesidad en las empresas

La estrecha relación entre la obesidad y el entorno laboral ha motivado a las empresas a implementar campañas de salud entre sus empleados, con el fin de favorecer que éstos tomen elecciones de alimentación y estilo de vida más saludables.

programa contra la obesidad en las empresas

Los programas contra la obesidad en las empresas deben estar muy bien enfocados y diseñados para que sean efectivos. Lo ideal es adaptar cada estrategia a la población diana.

Ventajas de combatir la obesidad en el trabajo

El entorno laboral brinda oportunidades y ventajas a la hora de prevenir y tratar la obesidad. Previsiblemente, incidir en un entorno obesogénico influirá en su prevalencia y en la productividad laboral.

A pesar de la evidencia de esta necesidad, es necesario identificar cuáles son las estrategias potencialmente efectivas para disminuir la obesidad desde el entorno laboral. Para ello, en este artículo se recogen los principales planes que se han realizado contra la obesidad en el entorno laboral, qué resultados han dado y cuál es su efectividad.

Objetivos de los programas contra la obesidad

¿Cuál es el objetivo que se debe marcar el programa? Uno de los primeros interrogantes que se plantean a la hora de implementar un programa de este tipo es fijar un objetivo para medir el resultado de la intervención y poder estimar el posible beneficio económico que tendrá para la empresa esta inversión.

Los estudios realizados hasta el momento permiten estimar que conseguir la pérdida de un 10% del peso corporal ya reporta beneficios sobre la salud del trabajador y beneficios económicos para la empresa. Esto ha llevado a los programas a dirigir sus esfuerzos en la pérdida de peso corporal (el IMC suele ser el evento primario de interés), y generalmente es esta cifra de peso total la forma de medir el éxito del programa. Sin embargo, cabe mencionar que hay otros objetivos, además del peso, que pueden ser de interés: personas que dejan de fumar, disminución de niveles de triglicéridos y colesterol, disminución hemoglobina glucosilada, etc.

¿Cuáles son las estrategias más efectivas de prevención de la obesidad en el trabajo?

Hay muchas formas posibles de realizar un plan contra la obesidad en el trabajo, pero evidentemente, ver qué se ha hecho hasta el momento es un buen inicio para diseñar este tipo de iniciativas y evitar cometer errores que ya se han hecho en el pasado.

Según un meta-análisis de 2013 («Workplace health promotion: A meta-analysis of effectiveness»), que es una valoración de la mayoría de programas realizados hasta la fecha, cualquier programa requiere la optimización para su población diana para que su implementación sea eficaz y exitosa, es decir, ajustar el tipo y características de la intervención en función del personal al que va dirigido.

diseño programa contra la obesidad en el entorno laboral empresas

Lámina sobre cómo debe ser un programa de educación nutricional contra la obesidad y/o promoción de la salud en las empresas, partes del proceso de diseño. Rogamos se respete la autoría (Botanical online).

Tipos de estrategias

Normalmente las campañas se enfocan en promover el ejercicio y la alimentación sana, a través de ofrecer productos sanos en las máquinas de vending de los puestos de trabajo, junto con otros métodos, diversos, desde programas informáticos sobre salud, a especialistas como talleres de dietistas nutricionistas y coach.

Otro tipo de estrategia que también se ha planteado es dar incentivos a los trabajadores que mantienen un peso saludable, o añadir un incentivo económico en función de los kilos perdidos.

Resumiendo algunas de las estrategias que se han hecho hasta el momento, tenemos:

  • Mejorar la oferta de comida en las máquinas de vending del entorno laboral

  • Seminarios de alimentación y estilo de vida saludables, con contacto vía email con los coach

  • Programa informático educativo sobre alimentación y estilo de vida saludables

  • Mejorar la sala de fitness de la empresa

  • Incentivos económicos para la pérdida de peso

  • Fianza o depósito, que se devuelve tras conseguir perder el peso

  • Remuneración del coste del programa tras asumir el objetivo de peso

Comida sana en la oficina

Además de exhortar a los trabajadores hacia opciones de alimentación más saludable con programas de salud, es conveniente ofrecer comida saludable y económica en el ambiente trabajo para facilitar tales cambios. Algunas empresas también optan por encarecer la comida chatarra o directamente eliminarla del ambiente laboral.

máquina de vending de comida rapida fast food

Proporcionar alimentos saludables en las máquinas de vending del ambiente laboral es una de las iniciativas que pueden emprender las empresas. Los alimentos sanos no son los «light» o «0%» sino los menos procesados, como el agua, las frutas y los frutos secos.

En este punto, cabe aclarar que los alimentos más saludables no son aquellos ultraprocesados «light» o «0%», sino los alimentos más naturales posibles: agua, frutas, verduras, frutos secos, lácteos,… Por ejemplo, en lugar de bollos es mejor consumir frutos secos, yogures (sin edulcorar), una fruta o tostadas.

Motivación en el trabajo

Cualquier cambio en la conducta requiere una motivación, por lo que se hace recomendable la inclusión de un coach y la actitud motivacional de los profesionales y empresarios.

En ese sentido, el ambiente laboral brinda un excelente nicho de compañeros con el que se puede trabajar la motivación dentro y fuera del ámbito de la salud.

Implicación de la empresa en el programa la salud

Por otra parte, la implicación de la empresa es fundamental. Se debe tener en cuenta:

  • Impacto negativo sobre el trabajador que tiene el estrés laboral

  • Falta de apoyo del supervisor

  • El tiempo sentado, las políticas de empresa, los incentivos, etc.

Ninguna estrategia de salud será efectiva si desde la empresa no se prioriza la asistencia a estos seminarios antes que otras tareas laborales.

diseño programa contra la obesidad en el entorno laboral empresas

Lámina sobre cómo diseñar un programa contra la obesidad en las empresas. El ambiente laboral puede influir en la obesidad y su prevención supone beneficios para la salud de los trabajadores y para la economía de empresa. Click aquí para abrir en ventana nueva.

Diseño de un programa de prevención contra la obesidad en el trabajo

Se ha visto que son más efectivas las campañas en jóvenes y de periodicidad semanal, lo que enfatiza la necesidad de intensificarlos. Existe cierta controversia sobre si los programas de salud en las empresas son más eficaces en función de si son total o parcialmente subvencionados y/o si la participación es remunerada.

Finalmente se destaca que los estudios de mala calidad metodológica (menos protocolizados) muestran mejores resultados que los de buena calidad, y que los resultados de estos últimos, de momento, son desesperanzadores. Por todo ello, lo cierto es que existe muy poca evidencia metodológica en este ámbito.

Ejemplos de programas contra la obesidad en el trabajo

Si algo demuestran los programas realizados hasta la fecha es que no sólo basta con buena voluntad: el tratamiento de la obesidad es complejo y cuesta incidir en su prevalencia tanto corto como a largo plazo.

En 2010 se llevó a cabo un gran programa contra la obesidad en una plantilla del metro de Minnesota («Worksite Environment Intervention to Prevent Obesity Among Metropolitan Transit Workers«). Se destaca esta intervención porque se realizó en una empresa con una elevadísima prevalencia de sobrepeso y obesidad (87%). En el programa se hicieron los siguientes cambios y acciones dentro del ambiente laboral:

  • Motivar y facilitar actividad física según preferencias

  • Cambios estéticos en la sala de fitness (espejos nuevos,…)

  • Comida saludable en máquinas de vending a bajo coste

  • Competición por el peso por grupos

  • Incentivos económicos si perdían peso 4 semanas seguidas

  • Jornadas de alimentación saludable (frutas y verduras)

  • Mercado de frutas y verduras en verano

  • Mentores

El resultado fue desesperanzador. No hubo diferencias significativas entre el índice de masa corporal antes y después de la intervención.

Programas informáticos y talleres de alimentación en las empresas

Otro tipo de intervención novedosa es el uso de programas o software de promoción de la salud. Un estudio detallado sobre el tema, de 2013, es el siguiente: «Lifestyle intervention reduces body weight and improves» (Salinardi TC et al. en Am J Clin Nutr.) que sí mostró resultados significativos. La estrategia consistió en una intervención de educación nutricional desde diferentes ámbitos:

  • Asistencia quincenal a seminarios de educación nutricional durante 1 hora y con acceso a una página web (19 sesiones cada 15 días con dietista nutricionista, 1 hora)

  • Dieta bajo índice glucémico, 40g fibra/día, 25% proteína, 27% grasas y 48% hidratos de carbono.

  • Incremento progresivo actividad física.

  • Animar a perder 0,5-1kg/semana

  • Website de salud, consejos nutrición, ejercicio, salud cardiovascular, alimentación infantil

  • 4 newsletter en el email en todo el programa

¿Los resultados? El IMC disminuyó significativamente en el grupo de intervención y en el grupo control. Además, los participantes mejoraron parámetros de riesgo cardiovascular. El programa contó con una gran adherencia (89%) y la pérdida de peso se mantuvo durante las fiestas navideñas y durante el posterior seguimiento de 6 meses.

Puntos importantes a tener en cuenta al diseñar una estrategia de educación nutricional en empresas

La educación nutricional es difícil de protocolizar ya que en ella intervienen muchos factores: el emisor, el receptor, el lenguaje y el tipo de canal de comunicación; y también la evidencia científica en materia de nutrición en que se sustenten. Esta observación nace a raíz de la revisión de diversas intervenciones.

Por ejemplo, un programa de salud por ordenador que podría implementarse a nivel masivo en oficinistas puede presentar limitaciones: en primer lugar, que los mensajes de salud aparecen en el ordenador durante la jornada laboral, lo que dificulta la atención y el feedback. Segundo que, evidentemente, no es aplicable a puestos de trabajo que no sean informáticos, y último, un gran hándicap es el tipo de comunicación que utiliza el programa, con recomendaciones bastante confusas, como son frutas expresadas en gramajes y no en raciones (Ejemplo: «280 g de fruta al día», en lugar de expresar «3 frutas al día»), distinción en las preguntas sobre actividad física y deportiva, etc. Este ejemplo muestra claramente la importancia de la comunicación en el éxito de la estrategia.

Todo ello pone sobre la mesa el hecho de que probablemente los programas más óptimos no son los que están totalmente prediseñados, sino que cabría estudiar en cada caso la población diana y posteriormente trabajar en la adecuación del lenguaje, canal, programa de prevención y estrategia más adecuados.

Estudiar la población diana y del entorno laboral consiste en tener en cuenta: edad de la plantilla, género, cuál es el estado de salud, nivel de estudios, prioridades, intereses, factores de riesgo, jornada laboral, nocturnidad,etc., para así dirigir la estrategia.

¿Cómo debe ser la educación física?

En el ámbito de la actividad física también existen dudas metodológicas ya que en ninguno de los estudios revisados se especifica exactamente el tipo de actividad, ni la dirección por parte de un fisioterapeuta experto en entrenamiento.

El ejercicio físico debe ser controlado por expertos, más aún en población con alto riesgo cardiovascular como es un público con obesidad. Los expertos consideran que el entorno más adecuado para ejercitarse de forma segura es en un centro dirigido por profesionales del entrenamiento. Resulta muy peligroso incitar a los trabajadores a practicar deporte sin un guía experto. Por ejemplo, a diferencia de la creencia popular, los ejercicios de fuerza (pesas) bien dirigidos son más beneficiosos y más seguros que el «running». En definitiva, en este campo parece haber un gran vacío protocolario.

programas de salud contra la obesidad en las empresas laboral

Lámina resumen sobre los principales puntos de los programas de salud contra la obesidad en las empresas.

Conclusiones

En el ámbito laboral es posible aplicar medidas para prevenir y tratar la obesidad, pero se necesita de forma urgente identificar metodologías potencialmente efectivas. Además, el ambiente laboral brinda un excelente nicho de compañeros con el que se puede trabajar la motivación para mejorar la salud.

La evidencia actual sostiene que la implementación de este tipo de programas debería hacerse con actividades de forma quincenal o semanalmente, por parte de profesionales debidamente cualificados y optimizando la estrategia en función de las características del público diana.

coste economico de la obesidad para las empresas

Coste economico de la obesidad para las empresas

punto rojo Más información sobre la obesidad.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar