Propiedades y toxicidad de la sabina negral

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

Toxicidad de la sabina negral – Juniperus phoenicea L.

USOS DE LA SABINA NEGRAL

Medicina natural: Medicinalmente se han utilizado sus frutos y la madera para eliminar la retención de líquidos, para aumentar el sudor y favorecer la menstruación (emenagogo). Externamente el aceite esencial para combatir las verrugas y para calmar los ataques de reumatismo, mediante la aplicación tópica externa de este producto.

Sabina negral
La sabina negral se puede emplear la retención de líquidos

Dada su toxicidad se desaconseja la elaboración casera de productos medicinales.

Madera: Su madera es muy resistente a la putrefacción y muy dura. Es una madera que ha sido muy valorada para fabricar muebles y otros artículos de ebanistería o carpintería. Es de color rojizo o pardo amarillento y, por su riqueza en aceites esenciales, arde con mucha facilidad y presenta una combustión muy duradera, por ello se ha utilizado habitualmente como leña o para fabricar carbón.

La sobreexplotación de esta planta como combustible es la principal causa que ha llevado a diezmar la mayoría de los antiguos sabinares.

Jardinería: En jardinería, como el resto de enebros y sabinas, se utiliza como árbol resistente a las heladas y a los rigores de un clima extremo, tanto frío como cálido. Esta capacidad para poder sobrevivir en condiciones extremas la hace ideal para las siguientes finalidades:

– Setos

– Pantallas contra el viento

– Arenales costeros

– Roquedales

– Árbol de jardín

– Repoblaciones

– Medianas de autopista

– Linderos de aparcamientos

TOXICIDAD DE LA SABINA NEGRAL

La sabina negral es una planta muy tóxica. Sus propiedades son similares a la sabina común aunque con algo menos de intensidad, En caso de ingestión del aceite esencial las consecuencias son dramáticas, si se llega a ingerir una dosis elevada.

La utilización del aceite esencial o de la corteza o las hojas como abortivo ha producido muchas veces resultados mortales.

Efectos secundarios de la sabina negral

Cuando se aplica externamente, el aceite esencial o incluso el contacto con las mismas hojas, enteras, machacadas o trituradas, en dosis menores irritan la piel, y, en dosis mayores, producen ampollas. El aceite esencial, usado internamente produce lesiones irreversibles en el aparato digestivo y urinario, con necrosis de los riñones en muchos casos.

Igualmente se ha comprobado como el polen de esta planta resulta tóxico para las abejas y la miel obtenida a partir de ella no debería ser destinada al consumo humano por su posible toxicidad.

Síntomas de la intoxicación por sabina real

En dosis menores irritación de la boca, diarrea, vómitos, dolor en el estómago, cólicos. En dosis mayores, los resultados son en el 50 % de los casos fatales, unas horas después de haber ingerido la droga o en el intervalo de una semana, con aumento del pulso cardíaco, dificultad en respirar, calambres y parálisis del sistema nervioso central, coma y muerte.

Aún mas tóxicas resultan otras especies de sabinas o enebros, como la sabina común, la especie norteamericana Juniperus virginiana L., que puede encontrarse cultivada en muchos jardines, y la especies Juniperus thurifera L., que aparece en climas más fríos con suelos calcáreos.

Más información sobre la sabina.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

6 junio, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar