Animales


...


LOS ANIMALES CARROÑEROS


Animales de la selva



 

¿Qué animales son carroñeros?


Un animal carroñero es aquel animal que se alimenta de cadáveres. Un animal carroñero también es conocido como necrófago.

Pueden ser carroñeros varias especies de aves de presa necrófagas y de otro tipo. Los mamíferos, como leones, zorros, tejones, osos, diablos de Tasmania, erizos, pueden ser carroñeros, pero ninguno de ellos se alimenta exclusivamente de carroña. Algunos invertebrados son especialistas carroñeros como los escarabajos enterradores. Algunas especies de reptiles, como los cocodrilos, consumen regularmente carroña.
Los tiburones también pueden ser carroñeros, ayudando así a eliminar de las aguas a los animales muertos e impidiendo de este modo la propagación de enfermedades.

En resumen, la mayoría de animales no son carroñeros estrictos, con excepción de las aves carroñeras y de los escarabajos carroñeros.

Por lo tanto, en la naturaleza, podemos afirmar que sí existe vida después de la muerte y mucha vida.

 

 

Aves carroñeras

 


Foto de alimoche a la izquierda y de buitre leonado a la derecha.


El alimoche es el ave carroñera más pequeña de la Península Ibérica.
No obstante, es un eficaz carroñero.


El buitre leonado también tiene su alimentación basada en carroña.
 

En este grupo se incluyen las conocidas aves de presa necrófagas o aves carroñeras como el buitre leonado, el buitre negro, el alimoche, el quebrantahuesos o el cóndor.

El buitre leonado o
buitre común se alimenta de carroñas de grandes ungulados domésticos y salvajes (ovejas, caballos, cerdos, jabalíes, vacas, ciervos, cabras, rebecos, etc. ) aunque puede consumir carroña de animales más pequeños. Nunca caza una presa viva. Para alimentarse, elige las vísceras en lugar del tejido muscular preferido por el buitre negro. Pero el buitre leonado compite por la comida con el buitre negro y su menor corpulencia le obliga a ser desplazado en beneficio del último. Son frecuentes las disputas por la comida, estableciéndose una cierta jerarquización. Y, a diferencia del buitre negro, busca la comida en grupo. Cuando un individuo descubre un cadáver, desciende en círculos para avisar al resto, que no tarda en concentrarse y bajar a comer.

El buitre negro es el buitre más grande de toda la Península Ibérica. Tiene una alimentación carroñera, si bien prefiere el tejido muscular, antes que las vísceras. Cuando descubre un animal muerto, se lanza en picado con las alas recogidas y las patas colgando, produciendo un ruido zumbante. Puede consumir también presas más pequeñas, como conejos, ardillas, tortugas y lagartos.

El alimoche se alimenta de carroñas de ungulados, de peces, de reptiles (lagartos, culebras y tortugas), de aves (patos, gallinas, perdices, córvidos, además de algunos mamíferos no ungulados como conejos y ratas. Se le ha visto picar los excrementos del ganado. A veces, este ave come basuras y desperdicios.


El quebrantahuesos tiene una dieta muy especializada, pues es la única ave osteófaga del mundo, es decir, que se alimenta de huesos. Su particular régimen alimenticio le obliga al quebrantahuesos a usar una técnica muy particular para facilitar la ingestión de la comida y romper los huesos. Una vez que los buitres han devorado un cadáver y únicamente quedan los huesos, baja el quebrantahuesos para descoyuntar los huesos. Este ave se los llevará volando hasta un lugar pedregoso ,llamado rompedero, donde los dejarará caer hasta romperlos por la mitad. A parte de huesos, el quebrantahuesos también consume pequeñas presas muertas, como micromamíferos (roedores) o aves migratorias.

El cóndor andino se alimenta de cadáveres de guanacos y ganado en las montañas y de aves y lobos marinos en la costa. No captura ninguna presa viva porque es exclusivamente carroñero.

Las rapaces nocturnas también pueden comer ocasionalmente carroña.

Otras aves también comen con regularidad carroña, como es el caso del cuervo, las gaviotas, las urracas o el marabú.


El marabú consume una gran cantidad de carroña, en comparación con las otras aves.


 

Insectos carroñeros


Existen escarabajos que se alimentan de cadáveres. Son escarabajos necrófagos, como los sifílidos y los derméstidos.

Los sifílidos o escarabajos enterrados, son de colores oscuros, pese a que algunas especies tienen colores muy vistosos. Son atraídos por el olor que desprenden los cadáveres en descomposición. Vierten sobre los cadáveres sustancias ricas en fermentos digestivos que descomponen la carne. Normalmente los escarabajos enterradores se alimentan de cualquier cadáver, como es el caso de Tanathophilus rugosus, Tanathophilus sinuatus o Necrophorus humator. Sin embargo, algunas especies son muy exigentes, como Necrodes litoralis, y eligen hasta las dimensiones del cadáver.

Los derméstidos viven sobre la materia orgánica de origen animal. Pero también se alimentan de otros productos muy diversos, como seda, plumas, lana, cuero, etc.

Las moscas pueden ser grandes carroñeras. En realidad, son saprófagas, es decir, se alimentan de materiales en descomposición de todo tipo, como carne. Chupan los jugos derivados de la fermentación de las materias orgánicas. mosca de la carne ponen sus huevos sobre un animal muerto y sus larvas se alimentan de cadáveres.

Las avispas pueden alimentarse de carroña.


Existen escarabajos que no son carroñeros pero que sí se aprovechan, indirectamente, de la carroña. Se alimentan de larvas de moscas y de los huevos que se encuentran en los cadáveres. Como ejemplos de escarabajos devoradores de moscas tenemos los que pertenecen a las familias Staphylinidae e Histeridae.

Los cangrejos no son insectos sino crustáceos, pero son otros animales típicamente carroñeros.

 

 

Reptiles que comen carroña


Como reptiles que comen carroña tenemos los cocodrilos, que a veces pueden consumir carroña.

Las tortugas de agua dulce tienen en su dieta carroña.

El dragón de Komodo ingiere carroña, entre otros ingredientes.

El lagarto ocelado, además de comer invertebrados diversos, polluelos, roedores, serpientes y fruta, también puede consumir carroña.

 

 

Mamíferos que comen carroña


No hay ningún carnívoro mamífero que se alimente exclusivamente de carroña, porque sería difícil su supervivencia para cualquier mamífero de gran tamaño. Todos los mamíferos se alimentan solamente en parte de carroña. Muchos mamíferos se dice que son carroñeros facultativos, son carroñeros cuando se presenta la oportunidad.

Muchas veces, los carnívoros obtienen la carroña por arrebato de la presa de otro depredador.

El leopardo arrastra su presa hasta los árboles para comer su carne sin temor a que su presa sea robada por un carroñero.

En la hiena, una gran proporción de alimento proviene de la carroña.

En el coyote o en el chacal entre su habitual dieta se encuentra la carroña.

El diablo de Tasmania consume una gran cantidad de carroña, además de presas de diferente tamaño.

Los osos, como el oso pardo o el oso polar, ocasionalmente comen carroña. Pero se alimentan también de plantas, pues, salvo el oso polar, son animales omnívoros.

El erizo también se alimenta, en parte, de carroña porque su alimentación principal está constituida por lombrices, caracoles y babosas.

El tejón no desperdicia la presencia de un cadáver para darse un festín.

El zorro es otro gran mamífero carroñero, pero su dieta es omnívora y consume también roedores, conejos, aves, lombrices o bayas.

El mapache no desprecia la carroña. Sin embargo, es otro omnívoro y consume también ranas, insectos, lombrices, crías de pájaros y sus huevos. En otoño, se alimenta de bayas silvestres.

Los grandes cazadores africanos, como el león también pueden ser carroñeros. Sin embargo, el guepardo no consume carroña.

Más información sobre otros animales en el listado superior.


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com