Hazte fan en Facebook

EL CIEMPIÉS DOMÉSTICO

Scutigera coleoptatra

Rasgos particulares del ciempiés doméstico

cimepies

Foto de ciempiés cobrizo
(Lithobius forficatus)

El ciempiés cobrizo es una espeice de ciempiés muy común
en Europa, como el resto de miriápdoso, también es venenoso,
por lo que se tiene que manejar con cuidar para evitar mordeduras dolorosas

El ciempiés doméstico, de nombre científico Scutigera cleopatra es más pequeño de lo que aparenta por la gran longitud de sus patas, sobre todo las dos últimas. Aun así, puede llegar a medir hasta 3 cm de largo. La coloración general del ciempiés doméstico es amarillenta.

El ciempiés doméstico tiene 15 pares de patas.

Las últimas patas del ciempiés doméstico parecen antenas, por lo que, en reposo, no se hace fácil identificar donde tiene la cabeza el animal. Este fenómeno se conoce como automimetismo.

Hábitat del ciempiés doméstico

Originalmente, el ciempiés vivía solamente en la zona del Mediterráneo, pero se ha extendido por todo el mundo, viviendo habitualmente en las casas. Por ello se dice que es una especie cosmopolita.

La distribución original de esta especie es subtropical, zona que, en el Hemisferio Norte, coincide con la región mediterránea.

En la Península Ibérica, el ciempiés doméstico vive en el litoral mediterráneo.

Alimentación del ciempiés doméstico

El ciempiés doméstico es un animal carnívoro insectívoro que se alimenta de otros artrópodos, sobre todo de insectos y de arácnidos.

Cuando vive en el interior de las casas, el ciempiés doméstico se alimenta de distintos insectos caseros, como pececillos de plata, polillas de la ropa, cucarachas y de arañas y otros artrópodos pequeños. Una abundancia de ciempiés domésticos en casa indica que alguna de sus presa puede estar como plaga en casa, por ejemplo las cucarachas.

Comportamiento del ciempiés doméstico

Como el resto de miriápodos, al ciempiés doméstico le gusta la oscuridad. Abandona su refugio sólo de noche para cazar sus presas.

Reproducción del ciempiés doméstico

El ciempiés doméstico se reproduce a través de huevos, pues es un animal ovíparo. Los ciempiés no sufren ningún proceso de metamorfosis, aunque sus crías pueden pasar por varias mudas a lo largo de su desarrollo, hasta llegar a ser adultas.

El ciempiés doméstico cuida de sus crías, es decir, en esta especie hay cuidado parental.

Veneno del ciempiés doméstico

Todos los ciempiés tienen glándulas venenosas. Para inyectar su veneno, muerden a su enemigo aunque normalmente no atacan. En caso de hacerlo, sólo causan un dolor pasajero y local. La picadura de un ciempiés doméstico no es más dolorosa que la de una abeja.

Cría del ciempiés doméstico

El ciempiés doméstico se adapta bastante bien a la cautividad, siempre y cuando se le proporcione el alimento adecuado y suficiente y un ambiente húmedo con refugios.

En un pequeño recipiente de plástico, podemos introducir, para el sustrato, turba y una piedra cóncava como refugio. Para el agua, se puede poner un tapón de botella de plástico.

Deberemos evitar una fuga de este animal, pues el ciempiés doméstico vive de forma natural en las casas y podría reproducirse en la nuestra.

Más información sobre otros animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil