Hazte fan en Facebook

CÓMO COMBATIR EL ESCARABAJO DE LA PATATA

Eliminar el escarabajo de la patata

Cómo combatir el escarabajo de la patata

Antiguamente, para destruir la plaga del escarabajo de la patata era necesario quemar totalmente las plantaciones u optar por tratamientos con sales de plomo que no eran muy eficaces. Hoy en día, esta plaga se controla muy bien con insecticidas de síntesis. Aunque disponemos de otras opciones también eficaces.

Producir patatas protegiendo al consumidor y al medio ambiente, reclama la utilización de varias técnicas, como la selección de variedades resistentes a las plagas o la rotación de cultivos. Con este objetivo, reducimos la cantidad de insecticidas empleada para frenar las poblaciones de insectos dañinos.

Detección del insecto

Deberemos inspeccionar regularmente las plantas en busca de los adultos, las larvas y sobre todo los huevos (están pegados en la cara inferior de las hojas).

Foto de escarabajo de la patata
(Leptinotarsa decemlineata)
Inspeccionaremos las plantas en busca de adultos, larvas y huevos de esta especie de coleóptero

Podemos evaluar la densidad de los huevos, de las larvas y de los escarabajos gracias a un reconocimiento exhaustivo en la planta completa o en los tallos escogidos al azar en distintas zonas del campo.
La aplicación de medidas antiparasitarias no está justificada cuando la densidad del escarabajo de la patata es muy baja.

La dorifora es fácil de ver sobre la planta. Deberemos capturar las larvas y los adultos y ahogarlos en agua con jabón cuando haya más de 15 insectos por planta.
Los daños cuando se producen después de la floración son limitados.

Miraremos el reverso de las hojas para destruir las masas de huevos.

Medidas físicas

Crear una barrera entre la plaga y las plantas.
Colocar una buena cobertura de paja alrededor de las plantas. Esta práctica dificulta la progresión de los escarabajos hacia las patatas.
Además, la paja también actúa como un microsistema para que los depredadores del escarabajo de la patata, como los escarabajos del suelo que se alimentan de larvas, se establezcan.

Se puede recubrir las plantas con un fino velo para impedir que el adulto ponga los huevos sobre las plantas.

Es importante destruir los restos vegetales cuando finalice la cosecha.

Intercalaremos zanahorias y lino entre las patatas.

Favoreceremos el vigor de las plantas proporcionándoles fertilizante durante la estación vegetativa.

Es aconsejable plantar variedades de patatas que maduren antes de que las poblaciones de escarabajos alcancen su máximo (al inicio de verano).

Controlaremos las malas hierbas que crecen cerca de las plantas cultivadas ya que las zonas sin cultivar constituyen a menudo refugio para el escarabajo de la patata.

Cubriremos el suelo alrededor de las plantas con virutas de tuya. Esta conífera tiene propiedades repulsivas.

Evitaremos plantar solanáceas en las proximidades de zonas donde se han cultivado patatas durante el año anterior.

El "compagnonnage" es una técnica de horticultura que se basa en asociar en el mismo cultivo plantas compañeras las unas con las otras. Estas plantas pueden intercambiar diferentes funciones como la repulsión o la toxicidad sobre los insectos perjudiciales. El compagnonnage es uno de los mejores métodos para controlar la llegada de insectos nocivos para el huerto.

Rotación de los cultivos

La rotación de cultivos es el primer método antiparasitario a tener en cuenta en la lucha contra el escarabajo de la patata. Se trata de que los campos de patatas del año presente se encuentren lo más lejos posible del campo de patatas del año precedente.

La dorífora tras emerger busca las patatas por tierra pues todavía es incapaz de volar hasta pasados unos días.
Cuando los insectos estén más alejados del campo, menor será el número de escarabajos de esta especie que lo encuentren.
Solamente el 20% de escarabajos de la patata podrán encontrar un nuevo campo situado a 800 metros. Sin embargo, si el nuevo campo se sitúa a 300 metros la mitad de los escarabajos de la patata lo encontraran.

Podemos plantar patatas para utilizarlas como alimento para la dorifora y destruirla en cuanto la encontremos.
No obstante, esta medida tiene una eficacia reducida, pues se ha visto que el 70% de los escarabajos que emergen del suelo en primavera pasan menos de 24 horas en el mismo sitio.

En una misma parcela cultivaremos cada año plantas de distinta familia. Este procedimiento reduce las poblaciones de insectos nocivo preservando el equilibrio de nutrientes en el suelo.

Con la rotación de los cultivos, reducimos mucho las poblaciones de escarabajo de la patata.
Además, concentramos los insectos a la periferia del campo donde podremos utilizar un insecticida de forma localizada.

Cuando no es posible la realización de la rotación, es aconsejable no plantar patatas en los campos donde haya habido una alta población de dorífora en el fin del último periodo vegetativo (primavera y verano).

Variedades resistentes

El empleo de variedades resistentes es el método de predilección contra los insectos nocivos en la agricultura biológica.
Sin embargo, todas las variedades de patata no manipuladas genéticamente son consideradas vulnerables al escarabajo de la patata.
Para desarrollar una variedad de patata resistente a la dorifora, los investigadores cruzan la patata con solanáceas salvajes.
Estas especies cuentan con varios mecanismos de resistencia, como la presencia de tricomas ganglionares.

Trampas

Podemos preparar una trampa haciendo una zanja en forma de V alrededor de las patatas que cubriremos con plástico. Los insectos que caigan en la zanja no podrán escapar. Los escarabajos, una vez caigan dentro, sólo tenemos que destruirlos.
Esta técnica reduce en un 50% el número de adultos.

Lucha biológica

En el campo de patatas, también se encuentran insectos beneficiosos, aliados del agricultor, que contribuyen a reducir las poblaciones de insectos perjudiciales.
Es necesario saber diferenciar los insectos útiles de los perjudiciales para favorecer su establecimiento en nuestro campo.

Las poblaciones de escarabajo de la patata son atacadas por depredadores naturales, como los escarabajos del género Lebia y Pterostichus, chinches carnívoras como Perillus bioculatus y mariquitas como Coleomegilla maculata y Coccinella septempunctata. Estos insectos destruirán las larvas del escarabajo de la patata.
Podemos atraerlos cultivando una gran diversidad de plantas.
Ciertos pájaros, los murciélagos y los batracios son también enemigos de las plagas.
Podemos instalar nidos para atraer a los pájaros.
Para atraer a los insectos beneficiosos, como las mariquitas, las crisópas, los cárabos y las chinches carnívoras, podemos plantar cilantro o hinojo.
Para no dañar los aliados naturales, utilizaremos los pesticidas como último recurso.
Este sistema antiparasitario tiene el inconveniente de que es difícil encontrar un número suficiente de enemigos de la dorifora y los costes son muy altos.

Podemos usar las enfermedades que atacan a este insecto nocivo en beneficio nuestro. El hongo Beauveria bassiana es entomopatógeno, es decir, causa enfermedades en los insectos. Beauveria bassiana ataca a los adultos y a las larvas del escarabajo de la patata. Este hongo se comercializa a los Estados Unidos como Mycotrol.

Los biopesticidas a base de Bt (Bacillus thuringiensis subsp tenebrionis) son muy eficaces contra la larva de dorifora. Bacillus thuringiensis es una bacteria.
Pueden ser útiles las toxinas de la bacteria Bacillus thuringiensis puesto que son específicas para el escarabajo de la patata.

Lucha química

Existe un gran número de insecticidas, tanto sistémicos como de aplicación foliar.
Sin embargo, los insecticidas deben emplearse solo cuando se necesiten.
Además, los utilizaremos en alternancia para evitar la aparición de resistencias porque el escarabajo de la patata desarrollo resistencias contra estos productos.
La dorifora tiene una gran capacidad de adaptación y puede adquirir una resistencia contra la DDT en 6 años.

Los productos contra larvas deven ser aplicados sobre todo durante la floración.
Al comienzo de la estación, aplicaremos insecticidas de aplicación foliar para combatir los insectos adultos.
También se pueden aplicar tratamientos insecticidas al final del periodo vegetativo.

Insecticidas naturales

Utilizaremos aceite de margosa o rotenona sólo en caso de absoluta necesidad, puesto que estos insecticidas no son selectivos y destruyen también los insectos beneficiosos.
La rotenona se extrae de una leguminosa tropical.
Es preferible llevar guantes, gafas y vestidos largos cuando apliquemos el producto.

Podemos fabricar un producto llenando la mitad del contenido con hojas de rábano picante (Armoracia rusticana). Lo cubriremos con agua y lo dejaremos macerar unos 10 días removiéndolo regularmente. Finalmente pulverizaremos el producto sobre las hojas de la planta.

Podemos producir un insecticida a base de esencia de cítricos con peladura de limón, de lima y de naranja. Haremos hervir las peladuras durante algunos minutos y lo dejaremos reposar durante 24 horas, para filtrarlo finalmente. Ahora ya sólo queda pulverizar la esencia de cítricos sobre las plantas afectadas.

La piretrina se extrae de las flores de la planta del género Chrysanthemum como el piretro. Esta sustancia ataca el sistema nervioso de los insectos y los paraliza. Su eficacia es mayor cuando se asocia con la rotenona. Para aumentar su eficacia podemos añadir agua tibia.

- Ver Escarabajo de la patata

* Información relacionada: Plagas de animales

Más información sobre otros animales perjudiciales en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil