Animales


...

Animales salvajes


¿CÓMO SE COMUNICAN
LOS ANIMALES?

 







¿Qué es el sonido y la comunicación?

El sonido es el resultado de la sensación en el órgano del oído producida por el movimiento ondulatorio debido a los cambios de presión en un medio elástico y generados por movimientos vibratorios de un cuerpo sonoro.

La comunicación se puede definir como la transmisión de señales mediante un código común entre el emisor y el receptor con un objetivo adaptativo de ambos gracias al cambio en el comportamiento del animal receptor. En la comunicación animal sonora hay un intercambio de información entre el individuo emisor del sonido y el individuo receptor a través de señales que son los sonidos.

El individuo emisor y el receptor no tienen porque ser la misma especie ya que un sonido puede ser escuchado e interpretado por otro animal. Las marmotas, por ejemplo, cuando ven un peligro, emiten un silbido que alerta a otros animales como ciervos o rebecos, por lo que se le conoce a la marmota en italiano como "sentinella delle Alpi".

* Ver: El canto de los animales

 


Funcionamiento de la comunicación sonora


La comunicación acústica de los animales requiere varios elementos:

- Elemento emisor que produce los sonidos a través de un sistema excitador que puede ser un vibrador.

- Elemento receptor que recibe e interpreta los sonidos. Generalmente, es la misma especie, pero no siempre.

- Fluido, que puede ser aire o agua, las partículas del cual son excitadas.

- Cámaras resonadoras para amplificar o modificar los sonidos. Sólo las tienen algunos animales.

 

 

Ventajas de la comunicación sonora


El éxito de las señales acústicas respecto a otro tipo de señales en la comunicación animal se debe a la posibilidad de matizar y precisar la información, con ello se pueden crear nuevos códigos, es decir, adoptar nuevas formas según las nuevas necesidades. Hoy se sabe que el lenguaje tan complejo de los delfines les permite llamar a un compañero en particular, para ello, sólo vocaliza un individuo y el resto calla, algo que sólo ocurre entre los humanos. Además, cada delfín tiene un silbido distinto. El mono verde posee un lenguaje con alarmas para distintos tipos de amenazas, como serpientes, águilas, leopardos u otros primates. El pájaro llamado carbonero común tiene un gran repertorio de sonidos. Algunos autores creen que este ave es capaz de emitir 50 sonidos distintos.

Además, las señas acústicas se pueden propagar rápidamente a largas distancias, no necesitan la luz, no requieren un medio de transporte y se extinguen sin dejar rastro. El sonido es capaz de pasar a través de la espesura de la vegetación y otros obstáculos. El canto de una ballena, por ejemplo, puede ser oído por sus congéneres a varias de decenas de quilómetros de distancia. El canto de las cigarras o de los grillos puede ser oído por sus compañeras a centenares de metros de distancia.

 



Inconvenientes de la comunicación sonora



El entorno de los animales juega un papel muy importante en la selección de las señales acústicas, porque el medio donde se propagará el sonido determina la velocidad de propagación de dicho sonido. La velocidad de propagación del sonido es menor en el aire que en los medios más densos como el agua o el suelo.

La energía sonora cuando atraviesa medios homogéneos sufre un proceso de atenuación según la distancia recorrida por el sonido, es decir, a mayor distancia, el sonido se percibe más flojo. Cuando el sonido atraviesa medios heterogéneos, como la vegetación o las aguas superficiales, aparecen otros factores, como la refracción o la reflexión que alteran la dispersión de los sonidos y aumentan su amortiguación de forma selectiva. El chotacabras (un tipo de ave) para evitar este problema canta en árboles o arbustos cercanos a áreas descubiertas donde la propagación del sonido se ve menos obstaculizada.

La temperatura y la humedad del aire influyen en el movimiento de las partículas, por lo que la hora del día y la situación desde la que se emiten los sonidos pueden suponer que dichos sonidos sean distintos.

Si los sonidos se emiten en frecuencias iguales aunque sea parcialmente, se producen fenómenos de enmascaramiento que dificultan la buena percepción de dichos sonidos. Pueden aparecer fenómenos de competencia acústica entre diversas especies que conviven en un mismo espacio y las vocalizaciones de una especie animal dificulten la comunicación de otras.

Más información sobre la comunicación en los animales en el listado superior.


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com