Cómo se comunica el perro
Animales


...

Animales salvajes


EL LENGUAJE DEL PERRO

 







El lenguaje del perro es el mismo con nosotros que con sus congéneres ya que nuestro perro nos habla exactamente como lo haría con otros perros.



Comunicación vocal del perro


- Ladrido: El ladrido es un rasgo infantil, pues los perros salvajes adultos no ladran casi nunca. Sin embargo, el perro doméstico ha sido seleccionado expresamente para ladrar para la defensa de las propiedades, para la caza, etc. El ladrido puede ser de advertencia, de invitación al juego o de reclamo, por ejemplo, de comida. El ladrido es emitido en diferentes tonos según su significado y los dueños aprenden a distinguirlos pronto el ladrido de su perro.

- Aullido: El aullido es una expresión vocal que permite a una manada entera dar a conocer los límite de su territorio. A un miembro perdido de una manada el aullido le permite dar a conocer su propia posición. El aullido también es útil para reforzar las relaciones internas entre los miembros de la manada. Los perros lobunos, como el Husky siberiano, aúllan más que los perros más infantiles (neoténicos). En cambio, un gran número de razas que han sido manipuladas por el ser humano en mayor grado ya no aúllan.
El aullido es una forma de comunicación tan importante para el lobo que los cachorros empiezan a ejercitarlo muy pronto.

Los perros domésticos no suelen aullar por razones territoriales ni siquiera cuando forman parte de una manada formada por varios perros domésticos. No obstante, sí suelen aullar en respuesta a sonidos muy distintos a un aullido pero que ellos identifican como tales, como la sirena de una ambulancia. Incluso nuestro canto le puede a nuestro perro despertar su instinto por aullar.

El aullido suele desencadenar lo que en etología se conoce como comportamiento alelomimético cuando un miembro de una manada es imitado por todos los otros. Ello explica que se oigan coros de aullidos. Sin embargo, el perro no es un animal mimético como los primates, ya que no puede aprender por imitación.

- Gruñido: El gruñido es una señal de agresividad. No obstante, un perro también puede gruñir mientras juega. Entonces, muestra su agresividad hacia la presa, la pelota. El gruñido, cuando se dirige hacia una persona, es una advertencia que puede llegar a ser muy amenazante, cuando enseña los dientes. Los perros dominantes enseñan los dientes frunciendo los labios hacia delante, mientras que los perros sumisos fruncen los labios hacia atrás. El gruñido se acompaña de otras señales que se efectúan con la mímica corporal y con la mímica facial.

Las orejas dirigidas hacia delante, la mirada fija en los ojos del rival y la cola alta muestran agresividad por dominancia. Para acabar con este tipo de agresividad, basta con responder con gestos de sumisión, es decir, mirar hacia otro lado y encoger el cuerpo para hacerse más pequeño.

Mirar fijamente al perro que nos gruñe o incluso intentar atemorizarlo con nuestro físico son signos que el animal interpreta como de desafío que pueden conducir a un ataque por su parte. Frente a nuestro perro, no deberemos asumir posturas de sumisión. Sin embargo, frente a un perro desconocido de gran tamaño debemos tomar estas indicaciones para evitar una posible agresión.

Cuando el animal manifiesta agresividad, porque hemos entrado en su territorio, deberemos abandonar el lugar para evitar su ataque. Pero nunca saldremos corriendo, ya que podría estimularle su instinto de caza y le induciría a perseguirnos.

Si nos encontramos en un territorio neutro, es decir, fuera de su territorio podremos forzarle a huir tomando una actitud dominante gritándole, mirándole fijamente a los ojos y mostrándonos lo más grandes que podamos. No obstante, si no puede huir, el perro nos puede morder por miedo.


Lenguaje corporal


- Movimiento de la cola: La cola es una de las zonas del cuerpo más expresivas del animal. El perro la emplea para indicar dominio o sumisión según si la lleva alta o baja, respectivamente; para expresar temor, cuando la lleva entre las patas traseras o para difundir su propio olor cuando la mueve.

La cola la utiliza el perro para muchas funciones. Moviéndola, el perro puede manifestar amistad, ansia, indecisión o perplejidad, por ejemplo. Por ello, no siempre resulta fácil interpretar su movimiento.

El movimiento de la cola de dominio no es muy acentuado y siempre se efectúa con la cola alta y de un modo distraído. El animal no parece que esté alegre sino que se ve bastante rígido.

El movimiento de la cola de sumisión es muy rápido y casi siempre se efectúa con la cola entre las patas de modo que la punta acabe directamente bajo la panza y se agite furiosamente.

El movimiento de la cola de excitación es rápido y hasta caótico. El perro puede estar excitado de alegría pero también de agresividad.

- Tumbarse panza arriba: Esta postura significa sumisión pasiva. Cuando, un perro se tumba panza arriba ante nosotros, es una forma de reconocer nuestra autoridad. Ante una demostración de sumisión de este tipo debemos interrumpir cualquier castigo que hayamos puesto en práctica.

- Erizar la piel del lomo: El erizamiento del pelo puede ser tanto por dominio como por sumisión. Cuando dos perros se encuentran por primera vez, suele erizar el pelo el perro que se siente más dominante, mientras que cuando se encuentran dos perros que ya se conocen, suele erizar el pelo el perro sumiso.

Los perros, independientemente del grado de dominancia, erizan el pelo cuando se ven sorprendidos por un ruido que no prevén como cuando a nosotros se nos pone la piel de gallina.

- Olfatear las partes íntimas: El olfateo de las partes íntimas es un medio natural de conocerse para los perros. Las glándulas perianales de las partes íntimas emiten olores que le informan al animal sobre el sexo, la edad y el estado de salud del otro perro. Sobre todo los perros jóvenes buscan en nuestro trasero el mismo tipo de información.

- Perseguirse su propia cola: El animal realiza movimientos circulares con el objetivo de capturar su propia cola. Este comportamiento, llamado en inglés tail chasing, es un síntoma de estrés.



Mímica facial



- Mirar a los ojos: Mirar a los ojos es siempre una señal de desafío para los perros. Sin embargo, los perros domésticos a menudo miran fijamente a su dueño para entender mejor sus órdenes o su estado anímico. Podemos saber que nuestro perro nos mira amistosamente porque el resto de su cuerpo refleja tranquilidad. En cambio, cuando un perro nos mira con el cuerpo rígido quiere decir que nos está desafiando. Es una señal de agresividad que nos enseñe el blanco de los ojos.

- Fruncir los labios y enseñar los dientes: Este comportamiento significa agresividad. Aunque no siempre va acompañado de gruñido, es una amenaza y puede ser el preludio de un ataque. Significa dominio cuando los labios se fruncen hacia delante o sumisión si se fruncen hacia atrás.

- Orejas erguidas hacia delante o hacia atrás: La posición de las orejas indica el grado de dominio del animal, así como el grado de seguridad en sí mismo. Las orejas erguidas y hacia delante significan dominio o máxima seguridad, mientras que las orejas completamente hacia atrás y pegadas a la cabeza indican sumisión o máxima inseguridad.

- Parpadadear y entornar los ojos: Ambas expresiones son señales de no beligerancia. El perro que bosteza nos quiere decir que va con intenciones amistosas.

- Bostezar: Bostezar es una señal de pacificación, motivo por el cual un perro puede bostezar cuando su dueño le está riñendo. Un perro también puede bostezar, como nosotros, cuando tiene sueño.

- Abrir la boca con los labios relajados: Un perro con la boca abierta y los labios relajados, es decir, sin fruncir, normalmente se encuentra tranquilo y para nada agresivo. El perro que tiene intenciones de morder tiene siempre la boca cerrada.


- Lamer: El perro lame para demostrar afecto o sumisión. Ello se debe a que lamer es la primera señal de afecto y cuidado materno.

Más información sobre el lenguaje de los animales en el listado superior.


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com