Cría de mariquitas
Animales


 

 

 

Animales útiles y perjudiciales

 

CRÍA DE LA MARIQUITA







La mariquita
(Nombre científico: Coccinella septempunctata)

 

Características de la mariquita



La mariquita de siete puntos tiene las alas (elitros) de color rojo manchadas con siete puntos negros.
Esta mariquita mide unos 7 mm de longitud.

Las mariquitas son insectos que tienen el cuerpo prácticamente esférico y pueden ser de distintos colores: rojas, anaranjadas, amarillas, negras.

Las mariquitas son insectos bastante longevos ya que, cuando llega el invierno, en lugar de perecer, hibernan hasta la primavera siguiente.
Sin embargo, las mariquitas que han hibernado una vez no lo suelen hacer una segunda y mueren en llegar el frío puesto que su longevidad máxima es de 1 año
.



Foto de mariquita de siete puntos (adulta, cerca de pulgones)
(
Coccinella septempunctata )

Utilidad de la mariquita


La mariquita es un insecto muy útil en el jardín para combatir las plagas de las plantas causadas por pulgones, cochinillas o ácaro ya que la mariquita es un gran cazadora de pulgones y otros invertebrados, tanto durante el estado adulto como durante su fase larval
.

Podemos usar la mariquita para combatir al pulgón en árboles frutales, leguminosas, trigo, rosales, etc.


* Información relacionada: Utilidad de la mariquita asiática

Alimentación de la mariquita


Las mariquitas se alimentan sobre todo de pulgones.
Les podemos dar agua de miel (disolver la miel en agua) cuando no tenemos pulgones. Pueden aguantar 1 o 2 días con este alimento y sin pulgones.

Les proporcionaremos pulgones de distintos tipos: del rosal, del haba, de guisantes, etc


Reproducción de la mariquita


La cría de la mariquita es una tarea complicada porque requiere un abastecimiento continuo de pulgón.

La hembra de mariquita pone muchos huevos de color amarillo. Cada uno de ellos mide 1 mm de longitud.

Entre abril y mayo, nacerán las larvas de mariquita, de aspecto agusanado y de color gris azulado con manchas amarillas.

El ciclo vital de la mariquita dura 2 meses. El periodo de cría de la mariquita va de abril a octubre.

Al cabo de menos de 1 semana tras la puesta nacerán las larvas de mariquita.



Foto de mariquita (larva comiendo un pulgón)






Foto de mariquita amarilla (apareándose)

Material necesario para la cría de la mariquita


- Acuario o en su defecto tarro de vidrio grande (como el de los melocotones en conserva)


- Tapa con algodón (para el agua de miel).

- Cartón de los huevos o tubo de cartón de rollo de papel higiénico (refugio para los adultos)

- Trozo de esponja (para tapar la entrada del recipiente)


Mantenimiento del habitáculo para la cría de la mariquita


Deberemos tener la precaución de vigilar con las mariquitas muertas y retirarlas rápidamente.

Con un trozo de papel húmedo, limpiaremos regularmente las paredes del habitáculo para mariquitas.

Si tenemos espacio podemos "fabricarles" nosotros mismos la comida a las mariquitas. En diferentes macetas plantaremos guisantes y habas (u otras especies). Una vez crecidas, las infectaremos con pulgones traídos del exterior. El siguiente paso es ir cogiendo tallos infectados con pulgón conforme los vamos necesitando. Cortaremos los tallos con mucho cuidado y para que no se sequen los pondremos en un recipiente con agua. La entrada del recipiente la taparemos con un trozo de esponja a fin de evitar que se ahoguen las mariquitas.

En el cartón de huevos, las larvas se van a fijar para hacer las mudas y los adultos y los adultos pueden poner sus huevos por lo que es debemos vigilar cuando vayamos a sustituirlo por uno de nuevo.

También tenemos que tener cuidado porque las larvas de mariquita recién nacidas las podemos confundir con los pulgones y las podemos perder cuando pongamos plantas nuevas.

Manejo de las mariquitas


Para transportar las mariquitas, las sujetaremos con los dedos índice y pulgar con mucha cuidado para evitar hacerles daño. Podemos utilizar un pequeño pincel con el mismo objetivo.

Tener mariquitas salvajes


Si disponemos de un jardín con el suficiente espacio no es raro que se establezcan mariquitas, siempre que tengan alimento obviamente.
De ahí que lo más importante es evitar en todo lo posible el uso de insecticidas para matar los pulgones. El mero beneficio ecológico nos compensará los posibles daños en alguna planta concreta causados por los pulgones. Recordamos que los insecticidas no solamente matan a los insectos para los cuales son utilizados. Los pájaros del jardín, algunos tan entrañables como el petirrojo, el ruiseñor o el mirlo, también lo agradecerán.

Si respetamos, aunque sea en un rincón del jardín, las "malas hierbas", como las ortigas, les será de gran ayuda a las mariquitas que salen de la hibernación puesto que son estas plantas las primeras en infestarse por pulgones.

* Información relacionada:
Características de la mariquita

Más información sobre la cría de otros animales en el listado superior.


 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com