Animales


 

 

 

Animales salvajes

 

LOS MAMÍFEROS Y LOS DINOSAURIOS

 

Los mamíferos ya habitaban en tiempos de los dinosaurios. Sin embargo, cuando había estos grandes reptiles, los mamíferos eran muy pequeños. Los dinosaurios dominaban a los mamíferos y al resto de animales y eran mucho más grandes que ellos. Del mismo modo que los mamíferos ahora, gracias a sus grandes cuerpos, los reptiles podían conservar mejor el calor. Además, el gran cuerpo de los dinosaurios herbívoros intimidaba a cualquier enemigo.


¿Qué mamíferos había en la época de los dinosaurios?


En la era de los dinosaurios ya se encontraban mamíferos. Eran de muy pequeño tamaño y recordaban a las musarañas y similares que podemos encontrar hoy en día.
Los insectívoros, como la musaraña o el erizo, además de ser muy abundantes en especies, son los mamíferos más primitivos que podemos encontrar (vivos) actualmente, y los más pequeños.



¿Por qué los mamíferos que vivían en la era de los dinosaurios eran muy pequeños?


En la era de los dinosaurios, la clase reptiles era la dominante. Los dinosaurios, como bien sabemos, podían alcanzar grandes tamaños. Los mamíferos quedaban relegados a un papel secundario. Eran de tamaño ridículo comparado con los grandes mamíferos de ahora. Los mamíferos primitivos, con su pequeño tamaño se escondían, por decir de algún modo, de los grandes reptiles, los dinosaurios.



¿Por qué los dinosaurios llegaron a ser tan grandes?

El aumento de la talla tiene asociado una serie de ventajas.
En primer lugar, el aumento de tamaño de los animales les permite reducir la pérdida de calor corporal. En segundo lugar, ser grande te da protección frente a los depredadores.



Imprimir dibujos de dinosaurios

Más dibujos para colorear


Conservación de la temperatura corporal


Al igual como sucede en los mamíferos, cuando un animal se hace más grande, el aumento del volumen corporal es mucho mayor, proporcionalmente, al aumento asociado de la superficie del cuerpo. El animal en aumentar su tamaño, su volumen corporal, que es el responsable de generar el calor, se eleva al cubo, mientras que la superficie crece sólo al cuadrado.
Por lo que, el animal más grande pierde menos calor del que produce comparándolo con un animal más pequeño.

No obstante, existen diferencias entre los dinosaurios y los mamíferos. Del mismo modo que los mamíferos, los dinosaurios, o en general los reptiles, producen calor mediante su metabolismo, sólo que en menores cantidades.

Los mamíferos actuales muestran una serie de adaptaciones para mantener constante la temperatura corporal que no tenían los dinosaurios. En cambio, los dinosaurios mostraban otras, como por ejemplo, la que tenía un dinosaurio llamado Estegosaurio. El estegosaurio tenía en la parte superior de su cuerpo unas grandes placas, de hasta un metro de altura, que le protegían del calor intenso o le servía para minimizar las pérdidas de calor.
Por lo tanto, se cree que los mamíferos y las aves no han sido los primeros animales que podían regular la temperatura de sus cuerpos, los dinosaurios ya disponían de mecanismos para
regular la temperatura corporal, como el del estegosaurio y sus grandes placas.


Protección frente a los depredadores

El tener ese gran tamaño, como los que tienen ciertos dinosaurios herbívoros como el famoso diplodocus (27 metros) o el brontosaurio (20 metros) o el majestuoso seismosaurus (40 metros) les dejaba al margen del ataque de los dinosaurios carnívoros. Los dinosaurios carnívoros más grandes son mucho más pequeños que los grandes dinosaurios herbívoros.
Así, el tirannosaurus con sus 15 metros de longitud se quedaba pequeño frente a los 27 metros del diplodocus.


¿Por qué los dinosaurios más grandes eran los herbívoros?

Como ya hemos dicho
los dinosaurios con regímenes herbívoros alcanzaron tamaños mucho mayores que los mayores dinosaurios carnívoros.
El ser mayores les permitía protegerse de los ataques de los dinosaurios carnívoros, porque al lado de los majestuosos dinosaurios herbívoros los mayores dinosaurios carnívoros eran unos canijos.
El tamaño impresionante de los dinosaurios herbívoros intimidaba a los agresivos carnívoros.
Esta misma estrategia siguen los herbívoros mamíferos. P
ensemos en el caso de los elefantes. Nunca un león atacará un elefante adulto porque no se atreve.

Esta no es la única razón por la que los dinosaurios herbívoros son más grandes que los carnívoros.
Al igual como sucede con los mamíferos, los herbívoros pueden alcanzar mayores dimensiones que los carnívoros por cuestiones energéticas. En la cadena trófica los herbívoros se sitúan más abajo. Cuando más arriba se sitúen los animales en la cadena trófica mayores pérdidas energéticas experimentan. En otras palabras, los herbívoros aprovechan mejor la energía de los alimentos, por lo que pueden destinar más energía a aumentar de tamaño, a crecer más que los carnívoros.

También relacionado con la alimentación, los dinosaurios herbívoros son más grandes como adaptación a su dieta basada en vegetales de grandes dimensiones. En la era de los dinosaurios no eran más grandes los animales que ahora. También los vegetales eran de mayores tamaño. Los herbívoros adquirieron grandes longitudes para llegar a los altos árboles. Por eso los grandes dinosaurios herbívoros, como el diplodocus o el brontosaurios, tienen esos largos cuellos como algunos mamíferos herbívoros actuales como por ejemplo la jirafa.



¿Cuáles fueron
los primeros animales de sangre caliente?


Los mamíferos son animales homeotermos o animales de sangre caliente, porque pueden conservar la temperatura interna de su cuerpo, independientemente de la temperatura exterior, es decir, del tiempo que haga.
Son animales homeotermos los mamíferos y las aves, pero nos dejamos a los dinosaurios.

Se cree que los dinosaurios, al menos los más grandes, eran animales de sangre caliente.
Los dinosaurios, gracias a su gran tamaño, mantenían una temperatura corporal entre los 35 y los 40ºC.
Es decir, una temperatura superior a la de nuestros mamíferos.
S


¿Por que los dinosaurios no podían crecer más de lo que lo hicieron?


Los dinosaurios herbívoros adquirieron enormes dimensiones, se hicieron extremadamente grandes.
El aumento de peso que experimentaban los dinosaurios al hacerse más grandes no supuso una limitación, contrariamente a lo que se creía. Los dinosaurios consiguieron hacer frente a los problemas asociados al aumento de peso como consecuencia del aumento de su talla.

Paradójicamente, fue el mismo motivo que impulsó su crecimiento, la temperatura, lo que acabó por limitar el propio crecimiento.
Esto se debe a que llega un punto que los dinosaurios ya no pueden crecer más, porque el calor corporal que se genera como consecuencia del aumento de volumen (asociado al incremento de tamaño) es mucho mayor que las pérdidas de calor por el aumento de su superficie (asociado al incremento de tamaño).

Más información sobre los mamíferos en el listado superior.

 

 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com