indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

 

EL MANTENIMIENTO DEL BONSÁI

 





 

 

LUZ
Diferenciando entre los de interior o exterior. Hemos de decir que los de exterior son los que prefieren estar con las mismas condiciones que las plantas en su hábitat. Según la especie, querrán sol directo, semisombra o sombra. Por lo tanto primeramente habrá que distinguir con que representante contamos.

INTERIOR: No aceptan insolación directa. Situarlos en estanterías cerca de las ventanas o con finas cortinas, para protegerlos de la exposición intensa. En invierno,como pertenecen a climas tropicales necesitan mayor insolación que en climas atlánticos o mediterráneos, por eso aportar una exposición artificial extra, será beneficioso para la planta. Se puede emplear fluorescentes de acuario o luces de vapor de mercurio. Evitar al máximo la luz de las bombillas incandescentes, para evitar posibles quemaduras.

EXTERIOR
: Al estar con similitud respecto a sus territorios naturales, los bonsais de exterior soportan bien la luminosidad directa del sol. Es conveniente informarse de que variedad se trata para adaptarlo a los jardines según sus necesidades: sol directo, semisombra, sombra...

 

AMBIENTE Y EXPOSICIÓN
EXTERIOR
:Para los bonsais de exterior se tiene que vigilar básicamente las heladas. Evitar exponerlos a temperaturas inferiores a cero. Recubriendolos con un "abrigo" de ropa o papel y alejandolos de las corrientes de aire. Si nuestra intención es colocarlos en el interior de nuestras casas evitar que se reactiven, para evitar que consuman sus ultimas reservas y producirles la muerte. Así pues, no alargar más de 3-4 dias la presencia del arbol en nuestros hogares y evitar el riego en estas condiciones. Respecto al verano sería conveniente dejarlo al aire libre y vaporizarlo con frecuencia.

Las plantas de exterior soportan corrientes de aire ya que están acostumbradas en su hábitat natural. Pero como tampoco hay que abusar de las corrientes excesivas, es recomendable situar los arboles en estanterías resguardadas


INTERIOR: Son mucho más delicados que los de exterior con el frio. Su temperatura nunCa debe bajar de los 10ºC.En el caso de los tropicales es obligado tenerlos en una habitación climatizada y con una humedad bastante alta. En el caso de los subtropicales podemos bajar algo esa cifra durante los meses de invierno.

Las bonsáis de interior son un tema más delicado. Desde la primavera al otoño se adaptan bien porque el clima en las viviendas les resulta adecuado. Durante el invierno se debe vigilar el riego. Se ha de tener en cuenta que necesitan humedad, por lo tanto si nuestras casas tienen calefacción sería ideal colocar bandejas de agua sobre los radiadores o si este proceso es muy aparatoso, colocar una simple bandeja de agua debajo de cada arbolito. También es recomendable que a lo largo del año se vaya vaporizando sobre la copa de los bonsáis para quitar el polvo acumulado en las hojas y favorecer la transpiración de la planta.

 

RIEGO
Los bonsáis como todas las plantas, necesitan riego. Pero estos son muy sensibles a las acumulaciones excesivas y, a su vez, a la sequedad, provocada por la poca capacidad de las macetas.

El riego depende, sobretodo, de la epoca del año. El agua a utilizar debe ser templada y con un PH entre 5'5-6'5. Con frecuencia diaria y con riegos cortos pero continuos.

Al observar que la maceta suena hueca al golpearla o que la tierra que contiene está reseca, es signo que el arbol necesita un poco de agua. Necesitan agua urgentemente si vemos que se caen los brotes tiernos.

Podemos utilizar el siguiente método de regado:


Si disponemos de terraza o balcón situar allí los bonsáis, y regarlos con una lluvia de agua tibia. Si en nuestro caso no disponemos de un lugar donde nos olvidemos de mojarlo todo, podemos regar el ejemplar en la bañera.

Una vez se ha acabado de regar nunca se expondrá un bonsái al sol. (Las gotas sobre las hojas actuan de lupas, con lo cual se llegarían a quemar las hojas.) Si nuestro arbol necesita con urgencia un vaso de agua y la intensidad del sol es considerable podemos obtar por verter liquido sólo sobre el sustrato, y así evitaremos quemar las hojas.

Hay que tener en cuenta la hora del día. No es lo mismo regar por la mañana que por la noche. En el primer caso, nos encontramos que se evapora rápidamente toda el agua , mientras que por la noche podemos encontrarnos con una acumulación de liquido que puede llegar a causar hongos en los arboles.
A mayor temperatura mayor humedad y a menor tamaño de maceta mayor frecuencia de regado.

 

PULVERIZACIÓN
La técnica que acompaña al riego es la pulverización. Disponer de un pulverizador, nos facilitará la tarea de proporcionar una atmosfera humeda alrededor de la planta y la de quitar el polvo de las hojas.
En los bonsais de exterior la pulverización se realiza en verano, ya que al estar al aire libre necesitan menos humedad.
En el caso de los bonsais de interior, la vaporización debe ser casi diaria, ya que en sus climas tropicales la humedad es verdaderamente alta.
Unicamente tenemos que vaporizar la parte verde de la planta. En el caso que nuestro arbol se encuentre florido evitar mojar las flores.

 

FERTILIZACIÓN
A causa del tamaño de la maceta el abonado en el bonsai es mucho mas frecuente que en el resto de las plantas de casa. Existen diferentes tipos y clases de abonos:

Abono orgánico: Puede presentarse en polvo para conseguir un suelo más vegetal, líquido para reanimar el crecimiento del arbol y en forma de perlas que actua como el del polvo.

Abono inorganico: son los que se utilizan para las plantas que tengamos en casa. En este caso las dosis deben ser algo menor pero más frecuentes. Básicamente se realiza en otño-invierno, cada 6-7 semanas para los árboles de interior, mientras que en los frutales abonar desde la aparición del fruto hasta octubre, para los caducifolios de mitad de marzo a octubre y para las coníferas abanzar un més respecto a los cadufolios. Siempre teniendo en cuenta lo siguiente:

-No abonar durante el periodo frio del año, si la planta está expuesta al ambiente exterior.

-Si el arbol presenta un estado lastimoso, evitar recuperarlo a base de fertilizantes.

-Después del transplante evitar proceder al abonado,esperando unos dias.

-Imitar las condiciones naturales con los que se encontraria nuestro arbol en el medio natural.

-El abonado siempre ira acompañado de un regado para favorecer la mezcla por toda la maceta. Y evitaremos, abonar en exceso, lo que puede perjudicar más que la falta de abono.

 

ALAMBRADO
A
demás de la poda existe otra tecnica para formar la estructura de nuestro arbol: el alambrado. Consiste en rodear el tronco y las ramas con alambre de aluminio. El procedimiento es el siguiente:

-Se envuelve desde el fondo de la maceta a las ramas. Siempre de abajo a arriba rodeando la corteza en forma de espiral evitando apretar demasiado y axfisiar el paso de savia al resto de las ramas. Utilizando un alambre mas grueso en el tronco que en las ramas más finas.

-Una vez tenemos el arbol alambrado, se prosigue a dar forma evitando doblar la rama al contrario de la tendencia natural y oprimir las hojas entre alambre y corteza Además del alambre, hay otros procedimientos para forzar al arbol a tomar la forma deseada: Tensores, tablillas y torniquetes

Este procedimiento se realiza durante cualquier epoca del año durante unos 4-5 meses en caso de ramas tiernas (evitar, eso si la sujeción de brotes tiernos) 1 año en caso de las ramas viejas.
La unica cosa a tener en cuenta es evitar apretar demasido la corteza para producir cicatrices en ella. Es preferible dejar un trozo de alambre incrustado en la corteza que herirlo gravemente para quitarselo.

 

Más información sobre los bonsáis el listado superior


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso