indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

Características del ciprés

 

cipres

Aspecto general del ciprés

tronco de ciprés

Detalle del tronco
con las señales
de las ramas
y las canaladuras verticales.

Detalle de los frutos del cipres

Detalle de los frutos
del cipres(gálbulos)

 

Gálbulos de ciprés

Detalle ampliado
de un gálbulo maduro
abierto con las escamas separadas.

Cipreses en la toscana

Los cipreses constituyen un elemento
siempre presente en algunos paisajes mediterráneos,
como estos cipreses de la Toscana italiana,
cerca de Lucca. Alineados a lo largo del camino
proporcionan sombra y belleza al paisaje italiano.

Nombre vulgar:

Castellano: Ciprés. ciprés común, ciprés italiano, ciprés mediterráneo.

¿De dónde procede el nombre ciprés?

 

Se cree que el nombre lo tomo de " Chipre" , isla del este del Mediterráneo, situada a unos 64 kilómetros al sur de Turquía.

Otros especialistas creen que puede proceder de Cyparisso, asistente de Apolo, que se convirtió en Ciprés después que matara el ciervo de Apolo por error. La historia nos la cuenta Ovidio en su "Metamorfosis". Nos dice que el ciervo era una mascota de Apolo que era cuidada por el mismo Dios o por Cyparisso. Sin embargo, un día que Cyparisso estaba entrenándose con su jabalina, mató al ciervo por error. Cyparysso se apenó mucho y lloró desconsoladamente. Tanto fue su dolor y sus lágrimas que, al no poder ser consolado por Apolo, cayo rendido al suelo y su carne se transformo en un ciprés. Al ver que se transformaba en un árbol grande y fuerte Apolo le dijo que estuviera presente en los rituales de los muertos.

Inglés: Cypress, Italian cypress, Mediterranean cypress.

Francés.: Cyprès.

Catalán: Xiprer, Xiprerer.

Vasco: Gau arbola.

Gallego: Cipreste.

 

Nombre científico : Cupressus sempervirens L.

 

Familia: Cupresáceas.

 

Descripción del ciprés:

Árbol perenne de la familia de las Cupresáceas de hasta 30 m de forma cónica o ahusada.

Tallos erectos de corteza delgada, lisa, de color gris-rojizo. Hojas imbricadas, escamosas, verde oscuras y triangulares .

Flores masculinas y femeninas en el mismo árbol. Las primeras presentan forma cilíndrica y alcanzan medio centímetro como máximo. Están formadas por un eje alrededor del cual se organizan los esporofilos u hojas estaminíferas cada una de las cuales lleva tres sacos polínicos cuya polinización se lleva a cabo durante el invierno ( entre febrero y marzo).

Las flores femeninas tienen forma de cono o piña y están formadas por escamas poligonales en número de 8 a 12. Al madurar, formar los frutos femeninos o " gálbulos" , de unos 2 o 3 cm de diámetro, muy redondeados y de textura leñosa. Son verdes y muy compactos en su juventud; marrón grisáceos al madurar y se van abriendo para poder expulsar las semillas.

 

Hábitat: Es originario del este de Europa y oeste de Asia( Región del mar Egeo). Puede encontrarse formando masas forestales de cierta consideración en las islas de Creta ,Chipre y Rodas; en la parte occidental de Siria, Líbano y Jordania. En el norte de África tan solo quedan zonas de cierta importancia en el norte de Libia como una reminiscencia de de las grandes árboles que poblaban todo el norte de este continente.

Se cultiva como ornamental en parques, jardines o cementerios y para proteger los campos del viento. Puede encontrarse prácticamente toda Europa mediterránea y las Islas Británicas. Ha sido exportado a otras zonas con clima parecido al clima mediterráneo como son California, sur de Australia y sudoeste de Sudáfrica. Ha conseguido adaptarse al clima de Nueva Zelanda.

En europa es muy característico de ciertas zonas como la Toscana italiana, la Costa Azul francesa o el paisaje español de Levante o Granada. Un reciente estudio llevado a cabo en la ciudad mediterránea de Valencia, en España, revela que existen en esta ciudad aproximadamente unos 5.315 cipreses, lo cual significaría que esta especie ocupa la cuarta posición en cuanto a árboles utilizados en esta ciudad por detrás de los naranjos amargos, los arces y los plátanos.

 

Historia del ciprés

 

El ciprés juega una importancia fundamental en la cultura Greco-romana. Tanto en Grecia como en Roma los cipreses han constituido el tanto el símbolo de la inmortalidad como el de la hospitalidad. No es de extrañar, por lo tanto, la presencia habitual de este árbol junto a las casas y los cementerios. Una presencia que se ha mantenido hasta nuestros días.

Aparece descrito en numerosas referencias clásicas. Teofrastro ( 372-287 A.C.), filósofo griego lo describe como un árbol dedicado al dios de la muerte Hades y justifica el hecho de ser considerado como símbolo de la muerte por su capacidad para rebrotar después que se le corta el tronco. El escritor romano Plinio (23-79 D.C) afirma que era bastante común en sus días colocar ramas cortadas de ciprés delante de las casas donde yacía alguna persona muerta.

Vitruvius, un celebre arquitecto romano, autor de un libro conocido como " De Architectura" , una especie de manual para jóvenes arquitectos romanos, habla sobre las propiedades del ciprés y del pino y afirma que pueden mantenerse durante mucho tiempo sin el menor defecto porque contienen una savia en cada una de sus partes con un gusto tan peculiarmente amargo que ningún gusano u otro animal consumidor es capaz de tocarlos. Dice que las obras realizadas con estas maderas duraran siempre. También aconseja que las vigas de todos los templos sean especialmente de ciprés porque las que se hacían de abeto eran rápidamente consumidas por los gusanos y la podredumbre. También aconseja que esta madera sea utilizada para la construcción de barcos.

 

¿ Por qué el ciprés aparece en los cementerios como el símbolo de los muertos?

 

Lo cierto es que no se sabe exactamente porque este árbol representa la inmortalidad aunque se cree que esto pudiera deberse a la suma de una serie de características entre las que se encuentran, además de la capacidad de su madera para resistir el tiempo, su forma estilizada y alta que, en forma de flecha, apunta hacia el cielo. También podrían intervenir en este concepto su longevidad que se encuentra entre las mas grandes del mundo o su fuerte aroma capaz de disimular el olor de las personas muertas en los cementerios.

El ejemplo mas claro de la supervivencia de este árbol lo tenemos en el ejemplar de Soma en la Lombardía italiana. Se dice que tiene más de 2000 años de antigüedad pues fue plantado el mismo año del nacimiento de Jesucristo. Tiene más de 30 metros de altura y su tronco alcanza los 7 metros de diámetro.

No solamente nos encontramos ante un tipo de árbol que puede vivir muchos años, sino que su madera se encuentra entre las más duras y resistentes. Resiste muy bien la humedad, posee un grano fino y compacto, tiene un color marrón rojizo muy bonito y una gran fragancia. No es de extrañar que se utilizará la madera de este árbol para elaborar objetos que debían durar lo máximo posible. Se dice, por ejemplo, que el Arca de Noe, fue construida con madera de ciprés. Herodoto cuenta que las momias egipcias eran enterradas en sarcófagos construidos con esta madera. El historiador griego Tucidides (460 - 400 A.C.) afirma que los héroes muertos por Grecia eran enterrados en ataúdes confeccionadas con ciprés y que igualmente eran realizadas las estatuas de los dioses para que " no fueran objeto de descomposición". El filósofo griego Platón ( 428- 347 A.C.) escribe como las leyes deberían grabarse en madera de ciprés por ser más resistente que el metal.

Plinio cuenta como alguno de los cipreses de Roma eran más antiguos que la propia ciudad. Nos dice que las puertas del templo de Diana en Efeso estaban realizadas con madera de ciprés y que parecían completamente nuevas a pesar de tener ya 400 años de antigüedad. En el monasterio de Santo Toribio de Liebana en Cantabria ( España) existe un fragmento de madera de este árbol llamado Lignum Crucis que se atribuye formar parte de la Cruz de Cristo. Las puertas de la Basílica de San Pedro en el Vaticano tienen más de 1000 años y son de ciprés.

Más recientemente Gabriel Alonso de Herrera en su libro "Agricultura General" (1818) dice lo siguiente:

 

 

 

Usos del ciprés

 

Cipreses en cementerios

Desde la Edad Media cuando los cipreses aparecen junto a los cementerios, calvarios, capillas, patios de los monasterios, etc. En la mayoría de los camposantos todavía se pueden ver estos árboles surcando con su silueta el cielo. Igualmente en muchas casas
de campo privadas el ciprés sigue siendo presente. Sin duda alguna, este árbol es uno de los más peculiares del paisaje mediterráneo.

Los Romanos veneraban y utilizaban el ciprés con mucha frecuencia. Con el se elaboraban las vigas de las casas, se confeccionaban las mejores mesas o los puntales para apoyar las cepas de la vid. Se dice que una de las dotes preferidas con las que los padres adinerados pagaban el matrimonio de sus hijas era un campo de cipreses. Las villas romanas contaban con muchos ejemplares grandes y esbeltos. Otras veces utilizaban estos árboles para formar setos que luego recortaban o les proporcionaban diversas formas. Esta técnica en la que el ciprés es una de las plantas preferidas , junto con el tejo, se mantendrá en el futuro y aparecerá de una forma muy habitual en los diferentes tipos de jardín a lo largo de la historia, especialmente en el jardín italiano renacentista o el jardín neoclásico francés.

Los cipreses constituyeron desde siempre la madera principal de algunas zonas del Mediterráneo. En Creta antiguamente utilizaban esta madera exclusivamente para construir las vigas de sus casas, sus muebles, el suelo de sus aposentos e incluso sus barcos. De hecho esta isla ha sido siempre conocida como una de las mayores productoras de esta madera. Plutarco, biógrafo y ensayista de la Grecia antigua, escribe que el constructor de barcos empleaba como madera para construir barcos el pino de Istmos y el ciprés de Creta.

La importancia de la madera del ciprés en la industria naval determino que muchos bosques de cipreses fueran talados en la antigüedad para la construcción de barcos. El ejemplo más claro lo tenemos en la expansión del Imperio Turco entre los siglos XIV y XVI a lo largo de todo el Mediterráneo. La necesidad de disponer de una gran flota que facilitara y controlara su gran imperio supuso la deforestación de grandes bosques de cipreses en la Península Anatólica y el Norte de África. Anteriormente Alejandro Magno había confeccionado su flota con madera de ciprés plantado especialmente en Babilonia.

En la actualidad el ciprés se utiliza fundamentalmente como árbol de cementerio y para adornar villas y casas rurales. Puede encontrarse también en algunos jardines especialmente para formar setos que pueden recortarse a voluntad. En algunas zonas ventosas la flexibilidad y resistencia de este árbol ha sido aprovechado para formar barreras contra el viento. ( Véase más detalles sobre su cultivo en el listado superior)

La madera del ciprés se utiliza en la actualidad principalmente para la elaboración de cajas o en tornería. También se utiliza para la confección de láminas con las que se forran las guitarras.

En cosmética el aceite esencial del ciprés se utiliza abundantemente por sus numerosas propiedades. Es un buen antiséptico y un estupendo vulnerario para la piel por lo que aparece en la composición de colonias, perfumes o lociones para el afeitado. Como planta medicinal se utilizan sus frutos secos no maduros y sus hojas, así como el aceite esencial, para el tratamiento de problemas circulatorios, respiratorios o como vulnerario.


Más información sobre propiedades del ciprés, toxicidad, cultivo y clases de cipreses en el listado superior

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com