Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Plantas epifitas

Plantas que crecen sobre otras plantas

¿Qué son plantas epifitas?

Se considera epifita a cualquier planta que vive sobre otra planta, llamada anfitrión, la cual utiliza como sostén. El termino Epifito procede del griego "epi" (=sobre) y "Phyton" (=vegetal).

Bromelia sobre un tronco, a su vez cubierto de musgo

Bromelia sobre un tronco, a su vez cubierto de musgo

Diferencias entre las plantas epifitas y las parásitas

Los epifitos no se alimentan de la planta sobre la que se sujetan sino que realizan la propia fotosíntesis, por lo tanto se diferencian de las plantas parásitas que sí que se alimentan de otras plantas.

Las plantas epifitas son muy importantes dentro de algunos ecosistemas como las selvas lluviosas tropicales, donde se calcula que un 50 % de la materia viva de estos lugares está formada por epifitos.

¿Por que existen plantas epifitas?

Epifi

Dibujo de Flor de Mayo (Oncidium sphacelatum), orquídea epifita que vive en los bosques tropicales de Centroamérica, sur de Mexico y Venezuela.

El hecho de vivir sobre otras plantas es una adaptación que permite obtener una serie de ventajas en el ambiente donde viven. Así, por ejemplo, al estar situadas encima de los troncos o las ramas de los árboles, pueden disponer de más luz que si estuvieran enraízadas sobre el suelo.

Este tipo de plantas vive especialmente en los bosques lluviosos tropicales donde el amplio y túpido dosel arbóreo impide prácticamente que llegue la luz al suelo. De hecho, en estos ambientes, son pocos los vegetales que consiguen adaptarse a la oscuridad que reina a ras de suelo.

Otra de las ventajas que proporciona esta adaptación es que las plantas epifitas, al estar en una posición más elevada, tienen menos probabilidad de ser comidas por los herbivoros.

Para poder vivir en estas condiciones la plantas epifitas han desarrollado una serie de adaptaciones. Por ejemplo:

- Los receptaculos en forma de copa formados por sus hojas para recoger y mantener el agua.

- Las raíces especializadas para sujetarse a los portadores o las raices esponjosas para absorber el agua del ambiente.

- La fotosíntesis C 4 realizada por muchas especies de epifitos. Este tipo de fotosíntesis permite ahorrar mucha agua. No debemos olvidar que este tipo de plantas no tienen acceso al suelo, por lo tanto deben reservar al máximo el agua que recogen para aprovecharla en los momentos de sequedad y calor elevado.

¿Dónde se pueden encontrar plantas epifitas?

Los lugares donde aparecen más plantas epifitas son los bosques lluviosos cálidos, principalmente los tropicales, aunque también aparecen con bastante frecuencia en los bosques templados.

Hay algunas especies de epifitos, principalmente dentro de los líquenes y musgos, que pueden encontrarse en cualquier parte del mundo. Los líquenes por ejemplo, son especialmente abundantes en las regiones frías boreales, donde pueblan los suelos de los bosques o tapizan la superficie de los árboles.

Tipos de plantas epifitas

Existen numerosas familias que poseen especies epifitas, pero las más comunes son las siguientes:

guzmania

Foto de Guzmania lingulata , un tipo de bromeliácea. En la foto se puede apreciar la roseta formada por las hojas y las bracteas coloreadas que rodean las flores

- Bromelias: Especialmente abundantes en selvas tropicales húmedas. Situadas sobre las ramas o los troncos de los árboles recogen la humedad del aire y el agua de lluvia en una especie de receptáculo creado por las hojas.

Entre algunas especies epifitas de esta familia tenemos, por ejemplo, la tidlansia o la guzmania, dos plantas que se utilizan como plantas cultivas por la belleza de sus rojas brácteas.

- Orquídeas: Junto con las bromelias, las orquídeas epifitas aparecen principalmente en bosques lluviosos tropicales.

Entre las más conocidas, por ejemplo, la phalaenopsis. Esta planta ha sido exportada para ser cultivada en invernaderos en climas más fríos y secos. Se utiliza como planta de interior.

- Helechos: Al igual que las plantas anteriores, los helechos epifitos abundan especialmente en bosques lluviosos tropicales.

Entre estos es muy famoso el cuerno de alce (Platycerium bifurcatum) por tratarse de helechos epifitos con hojas colgantes que se van dividiendo y toman el aspecto de cuernos. Es una planta procedente del sureste de Australia que se utiliza como ornamental como planta colgante.

- Musgos: Muy abundantes sobre rocas (litofitos) y sobre árboles en muchas regiones del mundo.

- Líquenes: Al igual que los musgos, los líquenes puede encontrarse prácticamente en todas las regiones del mundo. Entre los más conocidos se encuentra el liquen de Islandia (Cetraria islandica)

Aparece en lugares fríos del Norte de Europa y América y en zonas montañosas del sur de Europa o en los Apalaches de Norteamérica. En el norte crece en zonas despejadas y más hacia el sur puede ser encontrado en zonas umbrías o en el lindero de los bosques, encima de piedras o ramas, tapizandolas junto con otras plantas como los musgos.

¿Las plantas epifitas favorecen a la especie sobre la que se sitúan?

Las plantas epifitas sujetan entre sus raíces y sus hojas una gran cantidad de polvo, tierra, pequeñas impurezas de hojas, ramas, etc. Con todo ello se forma sobre la base de la planta y encima de la especie portadora una capa de biomasa que la planta epifita utiliza como alimento.

Al mismo tiempo, muchas especies portadoras de plantas epifitas desarrollan raíces especiales que son capaces de utilizar el material almacenado sobre ella para servir de suplemento alimentario.

En este sentido podemos decir que la planta portadora se aprovecha de la labor realizada por la planta epifita. Cuando las plantas epifitas mueren dejan sobre las ramas o los troncos de los árboles una cantidad muy elevada de biomasa que puede ser aprovechada tanto por el portador como por otras epifitas que crecen sobre esta masa o por muchos organismos del sistema, como lombrices, gusanos o una infinidad de insectos.

¿Las plantas epifitas dañan a la planta sobre la que se sitúan?

Cuando se trata de ejemplares aislados no afectan al anfitrión. Sin embargo la presencia de muchos ejemplares puede llegar a asfixiar a la planta sobre la que viven. Este este tipo de plantas puede llegar a cubrir completamente o mayoritariamente el portador, de manera que le impide realizar la fotosíntesis. El portador se debilita y termina por morir.

Se calcula que pueden llegar a acumularse hasta 150 kilos de material sobre un árbol. De manera que, tal acumulación de peso, puede fácilmente danar a la especie al producir la rotura de alguna de sus ramas.

Muchas de los árboles de la selva lluviosa tropical presentan un aspecto nudoso y retorcido como consecuencia de las constantes roturas a causa del peso de los epifitos.

Cuando la acumulación de epifitas es tan grande la mayor parte del agua de la lluvia queda retenida entre la biomasa de las raíces aéreas o en las estructuras especialmente diseñadas para recoger el agua, con lo cual es poca la cantidad que llega al suelo y que las raíces del portador pueden absorber.

punto rojo Más información sobre plantas .

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil