REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

COMO CULTIVAR EL ABEDUL

Árboles del género Betula







COMO CULTIVAR EL ABEDUL - ÁRBOLES DEL GÉNERO BETULA

 

Cultivar abedul

foto general arbol abedul
Foto aspecto general de un árbol de abedul
( Betula pendula)

Los abedules son árboles de crecimiento rápido, que pueden crecer hasta un metro por año.

Aunque no alcanza dimensiones gigantescas y suele vivir pocos años, el abedul comienza a degradarse a partir de los 100 años.

Su envergadura es aproximadamente de unos 12 metros de ancho, cifra que suele alcanzar al cabo de unos 50 años. Se conoce un árbol en Finlandia que tiene 32 metros de altura.

En condiciones naturales, suele ser un árbol de transición, que es substituido por especies más duraderas.

En estado salvaje es una especie oportunista que suele repoblar aquellos espacios vacíos del bosque, permitiendo que otros árboles puedan desarrollarse a su sombra hasta que lo desplazan cuando se hacen mayores al quitarle la luz.

Resulta muy adecuado en tierras difíciles, ya que sus raíces resultan beneficiosas para transformar el suelo.

Estudios científicos realizados en los bosques de Noruega han llevado a la conclusión que el abedul combinado con la picea ( Picea abies) hace disminuir los hongos que pudren las raíces de este último árbol.

 

Abedul en jardinería

En jardinería, el abedul resulta adecuado para jardines, parques o avenidas.

Es un árbol muy elegante, en el que destaca el color blanquecino de la corteza superficial de sus troncos, que contrasta con los colores más oscuros de la corteza inferior, que aparece cuando la corteza superficial se desprende en forma de láminas.

El abedul blanco japonés ( Betula platyphylla var. japonica) es muy ornamental, ya que presenta una corteza blanquísima, que contrasta con sus hojas verde oscuras. Además, al llegar el otoño las hojas del abedul adquieren unos tonos amarillos, ocres o anaranjados.

Algunas especies, como el Abedul amarillo americano ( Betula alleghaniensis), son más altas que el resto de abedules y resultan muy vistosas con sus colores amarillos claros en otoño.

Desde un punto de vista ecológico, es un árbol que puede sustentar una gran variedad de insectos sin verse afectado por los mismos. Se calcula que en un solo árbol de abedul pueden vivir más de 200 especies.

 

Plantaciones extensivas de abedul

campo abedul pubescente
Foto de abedules pubescentes ( Betula pubescens) ocupando las tierras altas de Noruega

Si se prefiere realizar plantaciones con un valor industrial, es mejor plantarlos bien espesos. Industrialmente se puede aprovechar su madera. En muchas especies ( Abedul gris ( Betula populifolia), la madera es blanda, aunque muy resistente a la podredumbre por su gran contenido en aceites esenciales.

En este caso se utiliza fundamentalmente para la fabricación de cajas, palets para transporte y, sobre todo para pasta de papel o para el fuego.

Otros abedules, como el Abedul amarillo ( Betula alleghanensis) y el abedul negro ( Betula nigra) procedentes de América, poseen una madera muy dura que se utiliza para la construcción de muebles y otros objetos de tornería. 

 

Características y hábitat de los abedules

aspecto arbol abedul
Foto de árbol de abedul ( Betula pendula).

Los abedules son árboles o arbustos pertenecientes al género Betula, dentro del orden de las Fagales, en el que también se encuentran otros árboles como los robles, hayas, alisos, etc.

Los abedules crecen en las montañas y en zonas templadas del hemisferio norte.

Algunos de ellos forman grandes bosques en Escandinavia en latitudes muy hacia el norte del Círculo Polar Ártico.

El abedul florece de abril a mayo y sus semillas maduran de julio a agosto.

 

Descripción del abedul

Los abedules son árboles medianos o arbustivos. Los portes arbustivos son más frecuentes en lugares elevados o en zonas muy frías.

Las hojas de los abedules son simples, alternas y pecioladas; miden de unos 3 a unos 8 cm y son generalmente con márgenes dentados, aunque existen especies que poseen lóbulos. Muchos de ellos tienen formas de rombo y suelen ser acuminadas.

Las ramas y los troncos habitualmente poseen una corteza de color gris, más o menos claro, que suele fraccionarse en láminas a medida que el árbol se hace mayor y deja ver una corteza inferior de diferentes colores según la especie. Esta corteza es rica en aceites y componentes que permiten al árbol que sea muy resistente a las agresiones del medio, como el frío extremo de los bosques septentrionales europeos.

Los abedules son árboles con flores masculinas y femeninas separadas en el mismo árbol ( árboles monoicos). Las flores se desarrollan en unas formaciones vegetales llamadas amentos, los cuales pueden ser erectos o colgantes y están formadas por la agrupación de una serie de brácteas imbricadas.

Las flores masculinas presentan de 2 a 4 estambres y se reagrupan en tríos en las axilas de cada bráctea. Los amentos masculinos cuelgan en la madurez.

Las flores femeninas aparecen en grupos de 2 a 3 en las axilas de las brácteas. Cada una posee un ovario con un solo óvulo y dos estilos. Los amentos femeninos son colgantes. Los frutos presentan la forma de aquenios alados, lo cual les favorece la dispersión de las semillas por el viento.

clima

Ambiente y exposición para un cultivo de abedul

Los abedules son árboles que aman el sol, por lo que necesitan una exposición soleada o con mucha luz. No pueden crecer a la sombra y, de hecho, suelen ser eliminados cuando otros árboles más grandes crecen a su lado quitándoles la luz.

Prefieren climas frescos y resisten las temperaturas muy bajas. Necesitan bajas temperaturas, al menos durante los meses hibernales.

Aunque soportan el viento, cuando este es muy habitual determina el crecimiento de las ramas, que adquieren formas extrañas y le dan un porte desequilibrado. Sus ramas son bastante flexibles, pero el viento fuerte suele romperles las ramas con bastante facilidad. No soportan los vientos marinos.

abedul
Foto de abedules en hábitat natural, al lado de un lago.
Los abedules habitan en lugares húmedos.

riego

Riego del abedul

Los abedules poseen raíces muy superficiales, por lo que necesitan que la corteza del suelo se mantenga húmeda.

Cuando esta se seca, en periodos de sequía, requerirán riegos abundantes. Son árboles que en su ambiente natural crecen cerca de ríos, lagos, montañas elevadas o en latitudes muy septentrionales donde la humedad del suelo es muy elevada.

Tampoco les gustan los ambientes resecos, de ahí que crezcan cerca de los ríos.

tierra

Suelo, abonado y mantenimiento del abedul

Los abedules toleran la mayoría de los suelos, incluso los calcáreos, aunque, en general, prefieren terrenos arcillosos y ligeramente ácidos, con un pH por debajo de los 6,5.

Algunas especies, como el abedul pubescente ( Betula pubescens Ehrh ) prefieren los los terrenos silíceos y viven en suelos turbosos muy ácidos. En general, prefieren los suelos bien drenados, aunque algunas especies como el abedul pubescente ( Betula pubescens) crecen bien en pantanos encharcados en todo el Norte de Europa.

Es conveniente aplicar nitrato amónico a principio de primavera a razón de 8 kg por cada 100 m2. Esto incentivara el crecimiento de las hojas y reforzará los árboles, previniendo la aparición de numerosas enfermedades fúngicas.

Las podas son solamente necesarias para eliminar el material herido, infectado o enfermo. Es conveniente que el suelo presente abundante humedad hasta una profundidad de unos 45 cm, por lo que, en épocas secas, se regará profusamente cada semana.

Reproducción de un árbol de abedul

Se lleva a cabo mediante semillas. Un árbol suele tardar unos 15 años a producir semillas. Las semillas se plantan en semilleros en primavera. Es conveniente tapar los semilleros si el tiempo es frío para acelerar su germinación.

Una vez germinada la semilla, cuando se puede manipular, se trasplanta en una maceta que deberá resguardarse del frío, al menos durante el primer año, hasta que sea trasplantada en primavera en su emplazamiento definitivo.

Plagas y enfermedades de los abedules

Entre las principales enfermedades se encuentran:

Enfermedad del hollín: Se caracteriza por una capa de color negro que mancha ramas y hojas. Se produce por las secreciones de insectos sobre las que se desarrollan numerosos hongos. Este capa negruzca se puede lavar, aunque debajo de ella suele aparecer un tejido enfermo afectado por los hongos que se han desarrollado sobre el hollín. En otras ocasiones, aunque el tejido no se encuentre dañado, la presencia de esta patina negra impide que la planta respire adecuadamente. Entre los insectos productores de la enfermedad del hollín. se encuentran los pulgones, áfidos, mosca blanca, etc. La mejor forma de prevención o tratamiento de la enfermedad es el control mediante insecticidas de los insectos que producen el hollín.

 

Roya: Enfermedad causada por el hongo Melampsoridium betulinum, que ataca sus hojas. Se caracteriza por la aparición de manchas redondas de color naranja en el envés de sus hojas. El hongo también ataca el tronco de los árboles y hace que esta se rompa con facilidad.

Escobas de bruja: Enfermedad causada por el hongo Taphrina betulina. En las hojas aparecen manchas amarillas con el centro marrón. Determina un menor crecimiento de las hojas que terminan por caerse y secarse. También produce una menor producción de madera al impedir que esta crezca en volumen. Se produce una acumulación de brotes que tienen forma de escoba, lo que le da el nombre a esta enfermedad.

Antracnosis o manchas foliares: Son manchas de color marrón o gris rodeadas por un halo amarillo que se producen en las hojas inferiores. Estas manchas generalmente van creciendo y producen la defoliación de las ramas o el árbol afectado. Otras veces la parte manchada se desprende de la hoja y deja agujeros o pedazos vacíos en la misma.

Las manchas foliares las producen diferentes hongos ( Discula betulina, Venturia, Gnomonia, Septoria, Marssonina, Phyllosticta, Physalospora, etc.) La mejor forma de prevenir el ataque de estos hojas es realizar una buena limpieza de todo el material del suelo donde suelen hibernar estos parásitos. Es conveniente cortar ramas y partes del árbol infectado así como controlar la salud del mismo con un riego y una fertilización adecuada. Un análisis del material infectado nos proporcionará el tipo de hongo atacante para poder aplicar el fungicida adecuado.

Tinta del castaño Phytophthora cinnamomi Rands / Phytophthora cambivora Buis) Es un hongo que vive en el suelo   y que produce la muerte de las hojas y la aparición de una mancha en la base del tronco. Se produce y se extiende con mayor facilidad en lugares donde el agua se encharca. No presenta curación posible y su prevención se centra en buscar suelos con un mejor drenaje. Aunque afecta mayormente al castaño, puede atacar también a los abedules.

Yesquero del abedul Piptoporus betulinus) Es un tipo de hongo parásito de los abedules. Tiene forma de semicircunferencia y puede medir hasta 25 cm de anchura. Carece de pie y presenta un color marrón claro con la parte inferior blanca. Su textura cuando madura es dura. Las esporas se dispersan con el viento y la lluvia e infectan el árbol aprovechándose de las heridas u otras enfermedades. La mejor manera de prevenirla es evitar causar heridas a los árboles y aumentar su vigor con un riego adecuado y con los nutrientes necesarios.

Hongos: Se desarrollan especialmente en la base de los troncos y las raíces . Fundamentalmente los daños son producidos por hongos del género Armillaria, en otoño. Los árboles se infectan mediante el contacto de las raíces o por las esposas que son dispersadas por las lluvias o por el viento. Se da normalmente en árboles poco vigorosos, afectados por otras enfermedades, cuando los árboles se encuentran demasiado juntos o en terrenos con poco drenaje. Una buena manera de evitarla es mantener una buena salud de los ejemplares, espaciarlos más y evitar los lugares inundados o que retengan demasiado el agua.

 

Plagas del abedul

Las principales plagas de los abedules son:

LepidópterosLa palomilla invernal ( Operophtera brumata) y la mariposa nocturna otoñal (Epirrita autumnata) son mariposas de color marrón cuyas larvas aparecen a principio de marzo excavan túneles en las yemas. Cuando son mayores se alimentan de las hojas pudiendo producir la defoliación del árbol. Es especialmente nociva la última que puede producir grandes defoliaciones. El tratamiento pasa por la aplicación de aceite a principios de primavera cuando la temperatura este por encima de los 7º para no dañar el árbol. Se puede utilizar otros insecticidas químicos para matar las orugas.

Pulgones: Estos suelen desarrollarse en los brotes tiernos.

Escarabajos de la madera: Se alimentan de ejemplares debilitados o de madera muerta.

Ardillas: Se comen las hoja tiernas e incluso pueden producir el corte y la caída de ramas jóvenes.

Chupasavias y pájaros carpinteros : Son pájaros del genero Sphyrapicus. En América los chupasavias y en Europa los pájaros carpinteros producen agujeros en el tronco cortando el paso de la savia lo que determina que muchas ramas u hojas sequen. Además estos pájaros beben la savia de estos árboles y producen la herida por la que sale este líquido que también es bebido por el colibrí. Además, estas heridas pueden originar otras infecciones.

Alces, renos y ratones de campo: Comen fundamentalmente las hojas y las ramas tiernas de los ejemplares más jóvenes.

 

Factores que pueden afectar al crecimiento y cultivo del abedul

Sequía: La sequía puede causar el amarilleamiento de las hojas y la muerte de partes del árbol o de ciertas ramas.

Grietas verticales en la corteza: Son producidas por fríos extremos. Estas heridas son la puerta de entrada de numerosos parásitos que pueden producir enfermedades.

Rotura de las ramas: El viento, los rayos y las tormentas son otra de las causas que producen la rotura y caída de las ramas, pudiendo producir la muerte del ejemplar afectado.

abedul flores con nieve
Foto de un abedul en la nieve. Se distinguen sus amentos, colgantes y de color marronoso.
( Betula pendula)

 

0 años.

Crece de una forma habitual en el Canadá. Prefiere los terrenos calizos y húmedos.

foto de hojas y frutos de abedul
Foto de detalle de hojas y frutos de abedul péndula ( Betula pendula).


frutos de abedul
Foto de amentos de abedul ( Betula pendula)

punto rojoMás información sobre las propiedades, contraindicaciones del abedul en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.