indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 








 

 


Foto de adelfa

 

Adelfa (Nerium oleander )

La adelfa ( Nerium Oleander ) es una planta de la familia de las Apocináceas que puede llegar a alcanzar los 4 m. Sus tallos son erectos, provistos de látex. Hojas lanceoladas, parecidas a las del laurel , opuestas, duras al tacto, con peciolo corto. Produce flores rosadas de hasta 4 cm. Sus frutos recuerdan a los de las judías, pero son mucho más grandes y de color marrón oscuro. Dentro de estas vainas aparecen las semillas provistas de penachos plumosos.
Ver macro de las semillas.


Es nativa de Europa y Oriente Medio asiático, aunque se puede encontrar como planta ornamental en muchas partes del mundo. Crece en sitios arenosos y calizos con exposición a pleno sol, especialmente en los cauces de los torrentes mediterráneos, que permanecen secos la mayor parte del año

Aunque normalmente puede encontrarse en los parques y jardines, es una planta que crece espontaneamente en los cursos secos de los torrentes mediterráneos






Normalmente se utiliza como planta de exterior, aunque también puede cultivarse en interiores. En el primer caso, si se planta directamente sobre el suelo, puede llegar a alcanzar los 5 m, siendo su altura habitual de 1 metro y medio. Cuando se planta en maceta no suele superar más del medio metro.

La adelfa ( Flores )

A lo largo de todo el verano puede producir flores muy vistosas, que, con climas muy benignos pueden continuar hasta bien entrado el otoño. Las flores son muy grandes, en forma de embudo, con colores que pueden variar desde el rojo o rosa hasta el violeta, el salmón o el blanco. Suelen tener normalmente una sola fila de hasta ocho pétalos, pero tenemos otras especies que presentan dos filas.

La adelfa (Riego)

 

Al tratarse de una planta de origen mediterráneo, es muy resistente a la sequía. En su ambiente natural, aparece en barrancos y torrenteras, que durante los meses estivales se encuentran prácticamente secos. Si se cultiva al aire libre y directamente sobre el suelo, excepto si se trata de un año muy seco, tiene bastante con el agua de lluvia.

Cuando la cultivamos en maceta, la mejor manera de regarla es colocarla encima de un recipiente con agua y dejar que sea ella la que absorba la cantidad necesaria. En época vegetativa - primavera y verano - no deberíamos dejar que el suelo se secara completamente. En invierno, un riego cada 15 días será suficiente.

Para macetas en interiores es conveniente regar más abundantemente y pulverizar con cierta frecuencia. En ambientes muy resecos tendremos la necesidad de hacerlo prácticamente todos los días.

La adelfa (Ambiente y exposición)

Si la plantamos en el jardín, el lugar ideal es colocarla en un lugar soleado, con orientación preferible hacia el sur. Procuraremos que el lugar no suela presentar inundaciones pues es una planta que no tolera el encharcamiento. En caso de tratarse de un sitio con clima frío, sometido a fuertes heladas, mejor será no plantarla directamente en el suelo sino en un contenedor que pueda ser llevado al interior. A pesar de esto, podemos decir que es una planta muy resistente a las heladas y tenemos variedades como la 'Little red' que pueden aguantar bien temperaturas constantes entre los -6 y -12 ºC.

Cultivada en el exterior, puede utilizarse como un arbusto aislado o para formar setos. Una buena manera es colocarla junto a los muros para adornarlos. Como especie resistente, se cultiva en los jardines de las grandes ciudades al resistir muy bien la contaminación. También la podemos encontrar como especie ornamental en los paseos marítimos, siendo una especie que tolera los ambientes salinos.

Aparece habitualmente en parques y jardines , decorando el borde de los senderos.

 

Cultivada en el interior, requiere mucha luz, por lo que se debería ponerse junto a una ventana. Habría que procurarle un emplazamiento fresco, alejado de la calefacción que reseca el ambiente y no le causa ningún beneficio. También se tendría que tener en cuenta que el sol no le dé directamente en verano, pues el cristal, por efecto de lupa, puede quemarle las hojas. El resto del año puede estar emplazada directamente detrás de un vidrio al alcance de los rayos solares.

 

La adelfa (Propagación y cuidados)

 

La mejor manera de propagar la adelfa es mediante esquejes. Los esquejes se pueden plantar tanto en primavera como en verano. La forma de hacerlo es cortar una rama no florífera de unos 15 cm y dejarlos en agua hasta que hayan producido raíces de unos 3 cm de longitud. Llegado a este punto la plantaremos en una maceta. Cuando la planta se encuentre bien arraigada, cosa que se producirá en una o dos temporadas, podemos trasplantarla a su lugar definitivo. Las nuevas plantas crecen muy rápidamente, tanto que ejemplares propagados mediante esquejes en primavera ya pueden dar flor en la misma temporada.

En general no le gusta ser transplantada muy habitualmente especialmente cuando se trata de ejemplares adultos. De tratarse de plantas jóvenes, estas pueden ser trasplantadas cuando las raíces no quepan en la maceta y sobresalgan por los agujeros inferiores. Esta operación se llevará a cambio a finales de invierno o principios de primavera.

Para crecer con vigor y producir flores abundantes estas plantas requieren una poda bastante constante. Después de la floración, conviene ejecutar una poda intensiva que se utiliza para que la planta tenga un crecimiento regular y no presente una forma desgarbada. Es necesario también eliminar los capullos florales secos para que vuelva a producir de nuevos. Despuntar de tanto en tanto aquellos brotes de crecimiento primaveral es una buena manera de impedir que las cochinillas los ataquen

Son muy característicos sus semillas plumosas que aparecen dentro de frutos alargados en forma de vaina.

La adelfa (terreno, abonado y enfermedades)

No requiere ningún terreno especial y puede crecer perfectamente con una tierra normal de jardín con la condición de que este tenga un buen drenaje.

Entre las enfermedades más habituales se encuentran:

- Los pulgones, que suelen aparecer en primaveras muy secas y cálidas y atacan los brotes más tiernos. Tienen un color amarillo u ocre y se alimentan de la savia de los brotes más tiernos a los cuales debilitan. Convierten las zonas que atacan en zonas pegajosas. El tratamiento más adecuado es aplicar algún aceite mineral con insecticida.

- Las cochinillas, en forma de costras que se pegan a las hojas y los tallos que también se vuelven pegajosos. Deberán tratarse con algún insecticida específico.

 

Planta tóxica. Ver propiedades.Toxicidad:

 

Es una de las plantas muy toxicas que debe manipularse con ciudado y vigilar su emplazamiento en caso de que puedan acceder a ella los niños pequeños. ( Para más información)

Más información sobre plantas el listado superior

 


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com