REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

Sofocos en la menopausia

Tratamiento natural de los sofocos de la menopausia

 








¿Qué son los bochornos o sofocos?

Los bochornos o sofocos son los ataques de calor que experimentan las mujeres anticipando la llegada de la menopausia ( perimenopausia).

 

¿Cómo sé que tengo sofocos?

Síntomas de los sofocos o bochornos

Entre los principales síntomas de los sofocos tenemos los siguientes:

- Sensación de calor en la cara y en el cuello.

- Calor en el pecho.

- Calor corporal.

- Calor que asciende de los pechos a la cara.

- Sudores nocturnos, imposibilidad de dormir.

 

¿Por qué se producen los sofocos en la menopausia?

Las principales causas de los sofocos en la mujeres son de naturaleza hormonal. Los bochornos son producidos por los cambios hormonales que se originan antes de la llegada de la menopausia.

La razón principal se debe a la disminución de los estrógenos y progesterona, lo que produce una mala regulación de la temperatura corporal que lleva a un un aumento de riego sanguíneo en en el rostro, pecho y cuello con la consecuente sensación de calor y el sudor que acompaña a este periodo.

Ciertos medicamentos son a veces responsables de los ataques de calor.

 

¿Cuándo se producen los primeros sofocos en las mujeres?

Este proceso se origina en la mayoría de las mujeres entre los 44 y 55 años, si bien puede empezar antes de llegar a los 40.

 

¿A qué edad se terminan los sofocos de la menopausia?

Normalmente suele durar unos 10 o 16 meses, pero, a veces, puede prolongarse mucho más tiempo.

 

 

CONSEJOS PARA DISMINUIR LOS SOFOCOS

 

Los sofocos constituyen episodios muy molestos en la vida de una mujer, especialmente durante la noche, cuando los calores y sudores nocturnos imposibilitan el sueño. Saber remediar los bochornos es muy importante para poder seguir haciendo una vida normal. Entre los principales consejos que se deberían tener en cuenta son los siguientes:

- Evitar la calor y los cambios rápidos de temperatura: Cuando hace mucha calor es importante mantenerse alejado de la misma, para ello debe buscarse un lugar donde haga más fresco. El aire acondicionado se impone como la solución ideal.

Otras veces son los cambios repentinos de temperatura los responsables de los sofocos, tanto si se pasa de un sitio fresco a uno caliente como, con menos frecuencia, cuando se pasa de uno caliente a uno muy fresco.

El lugar ideal sería una habitación que mantuviera constantemente unos 22 o 23 ºC. Para pasar de un sitio muy caliente a muy frío o viceversa, es mejor mantenerse unos minutos en un lugar de temperatura intermedia, por ejemplo refrescarse un poco antes de salir a la calle si en la habitación hay calefacción o, antes de entrar plenamente en un lugar con aire acondicionado, quedarse en un lugar con una temperatura no tan extrema.

- Beber agua fría: La mujer debe mantener una buena hidratación para que la evaporación del sudor le refresque el organismo. Beber agua en abundancia es importante. En los momentos de fuertes sofocos, beber agua muy fría en pequeños sorbos puede constituir una buena manera de refrescarse.

- Utilizar la ropa adecuada: La vestimenta debe ser fresca, con fibras naturales, como el algodón, que dejen pasar el calor y de acuerdo a la temperatura ambiental.

- Utilizar técnicas de respiración y de relajación natural : Se ha comprobado como la adopción de ejercicios de respiración u otras técnicas de relajación como el yoga ayudan a mantener un control del metabolismo, lo que resulta interesante para disminuir la frecuencia y la intensidad de los bochornos. Las mujeres que sufren intensamente de sofocos deberían participar en alguna de estas terapias.

 

Tratamiento de los sofocos durante la menopausia

El tratamiento ordinario de los sofocos se basa generalmente en la utilización de hormonas para sustituir la deficiencia de estrógenos que conlleva la menopausia. Debido a las características particulares de cada mujer, es el médico el que debe administrar y controlar este tipo de tratamiento.

Otra posibilidad es la utilización de ciertos antidepresivos que tienen la función de incrementar los niveles de serotonina, la llamada hormona de la felicidad. Se ha comprobado que aquellas mujeres que presentan niveles elevados de serotonina no suelen sufrir tanto de sofocos.

El tratamiento natural de los sofocos supone la utilización de una serie de fitoestrógenos naturales que pueden ayudar a disminuir estas manifestaciones tan extremadas de calor durante la menopausia

punto rojoMás información sobre los sofocos y su tratamiento natural en el listado superior.

 

Otros artículos de interés

Diferencias hierro vegetal y animal
Alimentos ricos en hierro

manzanilla
Manzanilla para la indigestión

te verde
Te verde para adelgazar

EmbarazoDolor -  Adelgazar - DiabetesDepresión - HerpesAnemia - Alzheimer - Listado de enfermedades...


El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.