Origen de la fauna urbana

Origen de los animales salvajes en las ciudades

¿Por qué en las ciudades hay animales salvajes?

El sedentarismo del ser humano en el Neolítico, con el fin de la sociedad cazadora-recolectora del Paleolítico, trajo como consecuencia inmediata el almacenamiento de grandes cantidades de alimento para asegurar el futuro de los grandes asentamientos humanos. Algunas especies animales decidieron seguir al hombre y hacerse urbanas como él, desde hace 10.000 años en la Mesopotamia.

Patos salvajes

Foto de patos salvajes (Anas platyrhynchos)

El pato azulón es un ave oportunista que suele visitar las ciudades para ocupar los lagos y estanques de sus parques

Los pequeños mamíferos llamados roedores se hospedaron desde los inicios del sedentarismo de la especie humana y hasta nuestros días bajo el mismo techo que nosotros, hurtando el alimento almacenado en los depósitos de cereales y otros productos que guardábamos para su consumo.

Lo mismo podría decirse del gorrión común que pasó de ser habitante exclusivo de los campos de gramíneas y otras fuentes silvestres de grano a vivir a lo largo de los 5 continentes, con el precio de ser dependiente de la ciudad para sobrevivir.

En la ciudad hay muchos animales oportunistas

Actualmente, en la ciudad, podemos encontrar animales oportunistas que hacen de su ingenio la forma de sobrevivir a las condiciones impuestas por el hombre y su sociedad urbana.

En los parques y jardines urbanos, las ratas son alimentadas sin saberlo por las personas mayores cuando dan de comer pan a los patos, así como gorriones, cotorras y otros animales exóticos.

Sin embargo, esta es sólo una razón de las muchas que explican el por qué hay fauna salvaje en las ciudades.

* Ver más sobre: ¿Por qué hay fauna urbana? / Fauna urbana / Origen de las plagas urbanas

Más información sobre los animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.