Anfibios del estanque

Anfibios que viven en un estanque

¿Cómo debe ser el estanque para anfibios?

Foto de rana bermeja

La rana bermeja vive en aguas tranquilas de poca profudidad como estanques

Ranas, sapos y tritones pueden convivir en perfecta harmonía dentro de un mismo estanque, pero debemos saber que las ranas prefieren generalmente los estanques poco profundos, mientras que a los sapos les gusta que tengan algo más de profundidad. Los tritones, en cambio, se conforman con estanques más pequeños para criar.

Las ranas y sapos prefieren los estanques de gran tamaño. Cada año, los sapos se reúnen en los mismos lugares de cría para reproducirse, por lo que los veremos año tras año a los descendientes nacidos en nuestro estanque durante el periodo de cría los veremos acudir al estanque para poner sus huevos.

¿Qué anfibios podemos tener en un estanque?

Si queremos tener una fauna que sea representativa de un estanque natural, no deberemos introducir animales a nuestro estanque, ya que solamente debe satisfacer las condiciones adecuadas para que, con el paso del tiempo, vayan llegando los inquilinos. La introducción de anfibios autóctonos españoles capturados desde otros puntos del país puede suponer poner en peligro su vida, porque nuestro estanque, por más bien preparado que esté, puede que no proporcione el mejor hábitat para todas las especies de anfibios. No obstante, podemos optar por recoger pequeñas cantidades de huevos de sapo o rana de una charca durante la primavera o bien algunos renacuajos. Debemos tener en cuenta que la especie salvaje en cuestión puede estar protegida.

Por supuesto, la introducción de especies exóticas de anfibios tampoco está en absoluto recomendada, ya que supondrá probablemente la muerte de los anfibios no adaptados a nuestro clima. En el caso de adaptarse al estanque dicha especie de anfibio, puede suponer una amenaza para el ecosistema el anfibio exótico, pues ya se tiene constancia de anfibios con capacidad invasora, las llamadas especies exóticas invasoras, destacando el sapo gigante (Bufo marinus), la rana toro (Rana catesbeiana) o la rana africana de uñas (Xenopus laevis). En el caso del sapo marino o también llamado sapo de caña está prohibido por ley la introducción de esta especie exótica en el medio natural, así como la comercialización y tenencia debido a su capacidad para colonizar el medio ambiente natural español.

La variedad de especies de anfibios que colonicen nuestro estanque dependerá de un gran número de factores, como la temperatura del agua, la profundidad de la columna de agua, la abundancia de refugios que puede ofrecer el estanque a los anfibios, la presencia de depredadores, así como de la temporalidad de las aguas, según si se trate de un estanque permanente o temporal.

La especie más habitual de tritón en los estanques es el tritón punteado o también llamado tritón vulgar, de nombre científico Triturus vulgaris. En España, está especie no está presente, pero si se puede encontrar en la Península Ibérica el tritón jaspeado (Triturus marmoratus).

¿Podemos tener peces en un estanque para anfibios?

Por supuesto, se desaconseja la introducción de peces si se quiere tener un estanque para anfibios, especialmente si son carpas koi, porque, en un estanque con peces koi, tan solo podremos ver renacuajos de sapo común, ya que los renacuajos de las otras especies de anfibios serán comidos por estos peces.

Sin embargo, a menos que el estanque esté comunicado con un riachuelo, no debe albergar peces si no los introducimos nosotros de forma intencionada. Tampoco se recomienda la introducción de la gambusia por ser un pez muy voraz capaz de devorar huevos y larvas de anfibio. En cambio, los piscardos y los espinosos, ambas especies autóctonas españolas, son muy recomendables de tener un estanque por su papel beneficioso contra los mosquitos, su gran capacidad de adaptación a los estanques artificiales y porque o suelen molestar a los animales más grandes.

Cuidado con los insectos acuáticos

Si tenemos un estanque permanentemente con agua, ello implica que haya un gran numero de larvas de insectos carnívoros, enemigos de los anfibios, como escarabajos acuáticos y larvas de libélulas. De hecho, sólo unas pocas especies de anfibios pueden soportar la gran presión predatoria de las larvas de insectos acuáticos, como el sapo común (Bufo bufo) y, allá dónde haya, la rana bermeja (Rana temporaria).

Cuidado con los productos químicos

Tanto como se desee tener un estanque natural, con su fauna salvaje, deberemos abstenernos en la medida que sea posible con el uso de pesticidas y otros productos químicos que serían fatales para los habitantes del estanque si entrasen en contacto con ellos. El uso de pesticidas químicos suele estar reñido con la conservación de una buena comunidad de invertebrados, alimento de los anfibios.

Para combatir las plagas de las plantas existen tratamientos ecológicos de las plantas que pueden ser muy efectivos. Junto a ello, debemos saber que, cuanto más grande sea la comunidad de depredadores de nuestro jardín, más controlados van a estar los animales perjudiciales.

Cuidados del estanque

Es por ello que a la hora de realizar tareas de mantenimiento del estanque, como limpieza o reparación, se debe hacer a finales de otoño, ya que es el momento en que hay menos anfibios en el estanque. Las ranas adultas todavía están activas, pero las jóvenes ranitas ya habrán abandonado el estanque. Si se deben llevar a cabo trabajos de urgencia en el estanque, se deberá tener especial cuidado con los habitantes del estanque.

Utilidad de los anfibios

Los anfibios son útiles para el jardinero porque devoran gran número de babosas y otros plagas del jardín, por lo que será muy beneficiosa su presencia en nuestro jardín. En otoño y verano, podremos ver a los sapos, por la noche, paseándose por nuestro jardín en busca de alimento. Las ranas, normalmente, cazan desde la orilla del estanque. En la rocalla, hibernarán los tritones en invierno.

Utilidad de los estanques

Los estanques son muy valiosos para la fauna salvaje de las zonas urbanas, no solo para los anfibios. Los estanques son el lugar ideal para que se desarrollen libélulas y otros invertebrados acuáticos. Un estanque mediamentalmente sano será el hogar de culebras de agua, de numerosos pájaros e incluso lo pueden visitar los murciélagos o los erizos para beber.

A través de la observación cuidadosa de un estanque podremos obtener importantes conocimientos sobre los ecosistemas, cómo funcionan las cadenas alimentarias y podemos llegar a entender la importancia de la biodiversidad y el respeto por la naturaleza.

* Información relacionada: Animales del estanque

Más información sobre el estanque.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.