MIGRACIONES DE ÑUS

¿Por que migran los ñus?

Los ñúes experimentan migraciones tróficas, empujados por necesidades alimenticias. Todos los ungulados que viven en las regiones más o menos áridas del continente africano en ciertas estaciones del año se ven obligados a abandonar los territorios que ocupan, ya que los pastos se secan y es difícil encontrar allí alimento suficiente.

Dichas migraciones aseguran la supervivencia de las densas comunidades de ñúes y otros ungulados.

Estos animales están adaptados a los ciclos climáticos, ya que están perfectamente capacitados para mantener la cronología de sus desplazamientos, es decir, para emprender sus viajes justo en el momento adecuado del año. Los ñúes han adaptado también su reproducción a la evolución de los pastos, determinada por la lluvia.


En la imagen: foto de ñus

Los motivos que impulsan a estos herbívoros a emprender sus largos viajes migratorios son:

- Escasez de pastos en la zona afectada por la sequia.

- Escasez de agua en la zona afectada por la sequía.

- Inundación de los pastos de las zonas húmedas que los hace inaprovechables.

- Suelo encharcado que dificulta los movimientos de los animales.

- Evitar las zonas de hierbas altas y de arbustos durante las lluvias.

- Posibilidad de que las crías nazcan en las zonas tradicionales, como llanuras del Serengeti o cráter del Ngorongoro.

Es muy ventajoso para la especie su singular comportamiento migratorio y reproductor. En primer lugar, la gran masa de los machos inmaduros y adultos sin territorio es mantenida lejos del área nupcial, que siempre corresponden a los mejores pastos, con lo que estos individuos no compiten por el alimento con las hembras, sus crías y con los machos reproductores.

Por otro lado, se multiplican las posibilidades de las hembras de ser cubiertas porque éstas van pasando por un mosaico ininterrumpido de parcelas nupciales.

¿Cuándo migran los ñus?

El periodo largo de lluvias de marzo a mediados de mayo mantiene la hierba fresca y suculenta en África Oriental, como en los altiplanos del Serengeti. Después de 6 meses de aprovechar bien el nutritivo pasto, los ñúes se ven gordos y lustrosos. Así, han sacado bien provecho del tiempo para acumular reservas para emprender las largas migraciones.

La migración de ñúes suele tener lugar a finales de mayo, pero su inicio se ve acelerado o retardado por las lluvias en una época en la que son habituales las tormentas.

Una semana antes de emprender la marcha, los pequeños grupos y los rebaños autónomos se fueron reuniendo en una zona de la altiplanicie del Seregeti, integrándose en una manada gigantesca en la que se mezclan los machos, las hembras y las crías de 6 meses de vida.

¿Cómo son las migraciones de ñus?

La marcha del gran rebaño no es anárquica como las desordenadas estampidas de los bisontes americanos. Interminables y disciplinadas filas de pesados rumiantes marchan paralelamente marcando profundas sendas en la llanura y respetando amplias zonas marginales por las que trotan algunos individuos descarriados que buscan su sitio en las columnas.

En una constante progresión, los ñúes del Serengeti van acercándose a sus cuarteles de verano en dos grandes grupos: el del norte, que se desplaza por las sendas abiertas por muchas generaciones de ñúes hasta ganar las mismas riberas del río Mara atravesando parajes infestados por la mosca tse-tse.

El segundo grupo se desvía hacia el oeste y siguiendo las cuencas de los ríos desciende hacia la orilla del lago Victoria en la región conocida como el corredor, donde se hallan suculentos pastos en las vaguadas que permanecen inundadas durante la estación de las lluvias.

En los cinco meses y medio que dura el periodo estival, los pequeños grupos y los rebaños más grandes se reorganizan, las crías crecen todavía junto a sus madres y la mayor parte de las hembras adultas están preñadas, cuya cría nacerá a su retorno a la meseta del Serengeti.

Ñus del Ngorongoro

En las llanuras del Serengeti, al norte de Tanzania, no todos los ñúes migran hacia el norte y noroeste. También hay un grupo de ñúes que se desplaza hacia el sur, hacia las suaves laderas del Ngorongoro, al sur del Serengeti, donde pasa toda la estación seca sobre los pastos permanentes que crecen alrededor de las zonas pantanosas, mezclándose con la población no migradora de ñúes del Ngorongoro.

La región de Tanzania, conocida como la zona de conservación de Ngorongoro, es capaz de albergar una población tan grande de herbívoros gracias a su especial riqueza, es decir, a su fértil suelo volcánico y las abundantes precipitaciones que hacen de tal lugar un edén para la fauna salvaje. En el Ngorongoro, hay extensos pantanos fruto de algunos manantiales que nunca se secan y del agua que llega desde las paredes de la gran caldera volcánica.

En Ngorongoro, ha podido establecerse una pequeña población de ñúes de hábitos sedentarios, típica de las zonas donde se encuentran pastos y agua permanente.

* Información relacionada: Migración animal

Más información sobre el ñu en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.