Cómo cazan las serpientes

Técnicas de caza de las serpientes

¿Cómo capturan sus presas las serpientes?

Las grandes serpientes como las boas y pitones, así como las víboras cazan al acecho aves y otras presas. Su gran tamaño les hace pesadas y poco ágiles.

Los ofidios que cazan al acecho tienen la costumbre de posarse sobre los lugares donde pasan sus presas, como una rama de un árbol. Las serpientes espinosas o víboras de la muerte (Acanthophis sp.) usan como señuelo la cola que mueven rítmicamente cuando quieren conseguir una presa. Permanecen medio enterradas en la arena del desierto.

Muchas serpientes prefieren, para cazar, las zonas despejadas y suelen aprovechar los caminos y senderos. Algunas especies arborícolas, como la pitón verde, para cazar, se dejan colgar de una rama disponen de un campo de visión mucho más grande.

En cambio, existen especies de serpientes que no cazan al acecho sino que persiguen implacablemente la comida. Este es el caso de las serpientes acuáticas, como la culebra teselada (Natrix tessellata).

Las serpientes nocturnas que persiguen activamente a sus presas cazan los lagartos dormidos en sus escondites o los roedores. Las serpientes malacófagas (se alimentan de caracoles) cazan sus presas siguiéndolas por el olfato.

Las serpientes diurnas utilizan su vista para cazar, ya que poseen unos grandes ojos. Estos reptiles pueden erguirse para examinar su entorno.

Para aproximarse a la presa, la mayoría de serpientes, primero se detienen a cierta distancia. Algunas serpientes arborícolas, como las mambas, se dejan caer, literalmente, sobre la presa.

La cabeza cumple una función muy importante en el ataque de las serpientes hacia las presas porque actúa como órgano prensor La región cervical le permite a la serpiente proyectar la cabeza sobre la presa cuando se dispone a capturarla. La serpiente ataca a su presa con las mandíbulas abiertas, para golpearla. La cabeza se mueve a una velocidad de 40 km/h.

* Información relacionada: Técnicas de caza de los reptiles

Cómo matan las serpientes

xxserp-tecn-caza

Las serpientes matan por constricción o por envenenamiento. En realidad, hay 4 modos de causar la muerte: inyectándole el veneno, por constricción hasta ahogar la presa, por ingestión en las serpientes muy pequeñas o por combinación de veneno y constricción.

La serpiente que normalmente mata por constricción, cuando se trata de sapos o ranas, se los traga vivos, puesto que la construcción no funciona debido al particular sistema de respiración. La muerte por constricción es la mas antigua porque se desarrolla empleando únicamente el sistema muscular utilizado en la locomoción.

Estos reptiles son venenosos porque tienen glándulas venenosas y dientes inoculadores del veneno, que son opistoglifos o proteroglifos, según si están, respectivamente, en posición posterior o anterior de la boca del animal. Las serpientes no venenosas tienen dientes de tipo aglifo.

El veneno de las serpientes venenosas les sirve para inmovilizar a sus presas paralizándolas sin tener que recurrir a la fuerza, aunque muchas veces llega a matarlas porque les causa la asfixia cuando los músculos respiratorios quedan paralizados por la acción del veneno.

Ingestión de las presas por las serpientes

La ingestión es la fase siguiente. Para distinguir la cabeza y proceder a engullirla (la serpiente empieza por la cabeza), el ofidio se sirve del olfato, del órgano de Jacobson y el tacto. Para tragarse la presa, la serpiente desciende su mandíbula inferior y eleva simultáneamente el cráneo. También se producen movimientos de avance de los huesos del paladar.

* Información relacionada: Técnicas de caza los animales depredadores / Cómo cazan los reptiles / Técnicas de caza del león / Técnicas de caza de la mantis / Gato, animal cazador / Instinto de caza del perro y del lobo / Peces depredadores

Más información sobre las serpientes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.