Contraindicaciones de la ulmaria o reina de los prados

Filipendula ulmaria

¿Qué es la ulmaria y para qué se emplea?

La ulmaria, reina de los prados o altarreina (Filipendula ulmaria) es una planta perenne que se encuentra en Europa, Asia templada y Norteamérica. El principio activo de la reina de los prados es el ácido salicílico (flores) y los salicicatos, con propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antibióticas y para rebajar la fiebre.

La ulmaria es uno de los remedios naturales más efectivos contra las afecciones del estómago como antiácido natural. A diferencia de la aspirina (ácido acetil-salicílico), no irrita las mucosas digestivas.

Filipendula ulmaria

Ulmaria silvestre

¿Para qué se sirve la Ulmaria?

Para uso externo, se prepara una infusión con un puñado de ulmaria (15 g.) por medio litro de agua hirviendo y se deja reposar 15 minutos. Filtrar y empapar una compresa con el líquido infusionado. Las plantas con salicilatos como la ulmaria son muy efectivas contra el acné y para cicatrizar heridas.

En uso interno, las infusiones de ulmaria se emplean para el tratamiento natural de la fiebre y para aliviar dolores diversos, en caso de enfermedades, resfriados con fiebre, anginas, dolor de cabeza, migraña, reuma, artritis, artrosis, ciática,…

Por sus propiedades diuréticas, se utiliza como coadyuvante de dietas para perder peso, para ayudar a eliminar tóxicos del organismo. Tiene propiedades para eliminar el exceso de ácido úrico y contra la retención de líquido.

¿La ulmaria presenta las mismas contraindicaciones que la aspirina?

La aspirina (ácido acetil-salicílico) no contiene el mismo principio activo que las plantas como la ulmaria o el sauce (ácido salicílico). Sabemos que ambas sustancias, aunque están relacionadas, actúan distinto, siendo la aspirina mucho más potente y con más efectos adversos.

Por ejemplo, el ácido salicílico de las plantas no tiene los efectos nocivos para el estómago que sí tiene la aspirina. También se ha visto que los efectos sobre la coagulación son diferentes, pues el ácido salicílico de las plantas no tiene el mismo efecto antiplaquetario que tiene las aspirina. Existe más información al respecto en el artículo «Willow species and aspirin: different mechanism of actions» de Vlachojannis J et al., publicado en la revista Phytotherapy Research en 2011 (PMID: 21226125), o en diversos informes sobre la toxicidad del sauce (que es la planta con salicilatos más estudiada). Tampoco se han reportado casos de efectos adversos con sangrados o hemorragias por el uso de plantas con salicilatos.

De todos modos, hay poca información sobre la seguridad de las plantas con salicilatos. Por lo tanto, aunque teóricamente, por la información recopilada, no es así, sólo por precaución, las plantas medicinales con salicilatos no se deben dar en casos en que exista riesgo de hemorragia.

La contraindicación más grave de las plantas con salicilatos es la de personas con alergia a estos componentes, llamada alergia a los salicilatos.

¿Qué contraindicaciones presenta?

  • Alergia a los salicilatos: Las personas que tienen alergia a la aspirina o que tienen antecedentes de reacciones alérgicas a los salicilatos, no deben tomar plantas que los contengan, como el sauce, el abedul, etc.

  • Menores de 12 años: la ulmaria se suele utilizar para tratar la diarrea infantil. Sin embargo, por su contenido en salicilatos, existe el riesgo de provocar síndrome de Reye si se administra a menores de 12 años (=misma contraindicación que la aspirina).

  • Úlceras digestivas: Por precaución, no se recomienda el uso de ulmaria. Los medicamentos como la aspirina aumentan el riesgo de hemorragia y por los posibles efectos irritantes de los salicilatos sobre el estómago. Cabe mencionar que, como se indicaba al principio del artículo, los salicilatos de las plantas tienen efectos adversos mucho más leves que los de la aspirina, y que no tienen los mismos efectos antiplaquetarios que el medicamento.

  • Asma: No se debe administrar filipéndula a personas con asma porque se ha descrito que podría producir broncoespasmos.

  • Interacciones con medicamentos: Teóricamente, los salicilatos de la ulmaria pueden aumentar el efecto de los anticoagulantes, medicación para la circulación, varices o del corazón. Contiene ácido salicílico, que combinado con estos fármacos, puede potenciar el efecto de diluir la sangre hasta llegar a causar hemorragias (=misma contraindicación que la aspirina, aunque sabemos que los efectos de las plantas son mucho menos potentes que los del medicamento).

  • Pre y post cirugía: por riesgo de hemorragia, NO se debe tomar días antes ni después de una operación.

  • Tinnitus: las personas con acúfenos no deben tomar esta planta porque provoca este síntoma.

  • Embarazo y la lactancia: la ulmaria está totalmente contraindicada por su contenido en salicilatos, que pueden producir efectos adversos. Los salicilatos traspasan la barrera placentaria y mamaria hasta llegar al feto o bebé. En este segundo caso, los salicilatos en la leche materna pueden producir exantema en el bebé.

toxicidad ulmaria

Toxicidad de la ulmaria

punto rojo Más información sobre la ulmaria o reina de los prados.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar