Sopa de tomillo Receta y propiedades

Cómo preparar sopa de tomillo medicinal

Receta y propiedades de la sopa de tomillo

La sopa de tomillo es una receta que calienta el organismo, ideal en otoño, invierno o en cambios de estación. Tiene un sabor aromático, punzante y cálido, y es una receta deliciosa y medicinal, que cura a la vez que nutre y reconforta. Hay muchas formas de preparar esta sopa, en el siguiente texto encontrarán dos distintas, con sus respectivas fotos.

agracejo
Foto de sopa de tomillo con cebolla

¿Qué propiedades tiene la sopa de tomillo?

La sopa de tomillo es una receta ligera, fácil de digerir y saludable. Recibe el nombre de su ingrediente más aromático, el tomillo, que es uno de los antisépticos más valorados en fitorerapia. Se puede recolectar la planta, mejor con flor, a finales de primavera y verano. Luego se seca y se guarda en la despensa para poder disponer de la planta durante todo el año. En caso de comprar el tomillo, se recomienda hacerlo en herbolarios o tiendas de confianza, para que sea de la mejor calidad posible.

Esta sopa aporta los componentes medicinales de la cebolla, del ajo y del tomillo, tres potentes diuréticos, antibióticos naturales y expectorantes. Tradicionalmente, la sopa de tomillo tiene propiedades para disolver las mucosidades, expectorar los pulmones y ayudar al organismo a luchar contra infecciones.

¿Para quién se recomienda la sopa de tomillo?

La sopa de tomillo se puede consumir en cualquier dieta saludable, pero se recomienda especialmente cuando hay infecciones o los primeros síntomas de la enfermedad, como resfriados, procesos gripales o catarrales, o aquellos primeros síntomas de infección típicamente caracterizados por dolor de cabeza, mucosidades, retención de líquidos y extremidades frías (manos y pies fríos).

Conviene que la aprendan preparar jóvenes, adultos y ancianos, para que puedan tratar los resfriados ante el primer síntoma con un remedio tan efectivo, económico, saludable, sabroso y sencillo, como es la sopa de tomillo.

Ingredientes de la sopa de tomillo

Esta primera versión de sopa de tomillo es una receta un poco más larga de lo habitual (30 minutos), debido a que se tiene que esperar a cocer la cebolla. Más abajo hay una segunda versión, sin cebolla, que se prepara algo más rápido:

hojas y flores secas de tomillo
Foto de hojas y flores secas de tomillo

Ingredientes para 4 personas:

Elaboración de la sopa de tomillo

  • Cortar la cebolla a medias lunas muy finitas y rehogarla con el aceite, la hoja de laurel, y una pizca de sal.

  • Preparar una infusión de tomillo: Hervir 1 litro de agua o caldo vegetal. Cuando rompa el hervor, apagar el fuego y rápidamente añadir 2 cucharadas de tomillo seco por cada medio litro de agua. Tapar y dejar reposar unos 5 - 12 minutos (¡con tapa!).

  • Verter la infusión de tomillo sobre la cebolla ya pochada. Con la ayuda de un colador, retiraremos el exceso de hojas de tomillo. Retirar la hoja de laurel. Salpimentar al gusto.

  • Mantener caliente hasta el momento de servir (sin hervir)

  • Forma de servir la sopa de tomillo: Tradicionalmente, la sopa de tomillo se sirve del siguiente modo: Se prepara pan tostado. Se frota el pan tostado con un ajo crudo, que, como el tomillo, también es un potente antibiótico, además de una hierba aromática. Se pone una rebanada de pan tostado en el plato de cada comensal. Verter la sopa caliente en cada plato, sobre la rebanada de pan

Segunda versión de la receta de sopa de tomillo (sin cebolla y más rápida de hacer)

Ingredientes para 2 personas:

sopa de tomillo receta pan
Foto de hojas y flores secas de tomillo

- 4 rebanadas de pan tostado o seco
- Dos dientes de ajo
- Un manojito de tomillo
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal

Preparación fácil de la sopa de tomillo (segunda receta)

  • Poner en el plato unas rebanadas de pan tostado o pan seco, untadas con un diente de ajo y aceite de oliva virgen. El resto del ajo que sobra, se desmenuza también por encima del plato.

  • Echar una ramita de tomillo en el plato, sin los tallos leñosos.

  • Finalmente, se baña todo con una infusión potente de tomillo, que tendremos preparada. Para la infusión: Hervir 1 litro de agua o caldo vegetal. Cuando rompa el hervor, apagar el fuego y rápidamente añadir 2 cucharadas de tomillo seco por cada medio litro de agua. Tapar y dejar reposar unos 5 - 12 minutos (¡con tapa!).

  • Dejar reposar unos minutos. Así, mientras tanto, el pan se reblandece, con la cuchara, le damos unas vueltas ya en el plato, para que se deshaga y sea más fácil de comer, como una sopa cremosa.

Consejos para preparar la sopa de tomillo y otras notas

- Es importante tapar la infusión porque así se evita que se evaporen los aceites esenciales que desprende la planta en la infusión, que son muy volátiles. Si miran a contraluz una infusión de tomillo, fíjense bien y verán unas gotitas diminutas en su superficie: es el aceite esencial de la planta que permanece en el agua de infusión.

- Frotar el ajo crudo en el pan es una excelente forma de extraer los principios activos del ajo. Esto es así porque la aliína, un componente del bulbo, necesita del contacto con el oxígeno para transformarse en alicina, el principio activo del ajo.

- Es mejor consumir la sopa justo al terminar de hacerla, porque, si se deja reposar mucho tiempo o se recalienta, puede que el tomillo deje un sabor algo amargo o más fuerte del deseado.

Otros remedios caseros con tomillo

En la fitoterapia o medicina natural con plantas, el tomillo tiene propiedades antisépticas empleadas para el tratamiento de afecciones respiratorias, digestivas y genitourinarias. En el siguiente apartado encontrarán todo tipo de remedios con tomillo:

remedios con tomillo
Remedios con tomillo

Punto rojo Más información sobre el tomillo.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.