indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

LAS PLANTAS  

 

ABONADO DE LAS PLANTAS CRASAS O SUCULENTAS

 

 

Que suelo necesitan las plantas suculentas


El mejor suelo para las plantas suculentas es el que les proporciona un tipo de tierra ligera con un buen drenaje. Existen en el mercado numerosas preparaciones para las plantas suculentas que garantizan un crecimiento óptimo. Durante mucho tiempo se ha estado valorando la importancia de una tierra basada en turba, sin embargo para la mayoría de las suculentas este tipo de suelo suele favorecer la aparición de hongos, por lo que, en general, se prefiere una base arenosa que contenga entre un 30 y un 70 % de arena o grava pequeña. algunas especies prefieren suelos con un mayor porcentaje de materia orgánica como, por ejemplo, los lithops, los echinocactus, las echeverias, etc.

Algunas prefieren suelos calizos y crecen muy bien en estado natural sobre calizas dolomíticas por lo que se les puede suministrar mayor cantidad de arenas o gravas. Es mejor añadir compost natural bien hecho y desinfectado que turba. Este tipo de abono favorece una menor aparición de plagas, como moscas negras y las cochinillas algodonosas.



Un suelo muy compensado para suculentas en general podría ser el siguiente:

- 4 partes de compost bien cribado y desinfectado.

- 1 parte de arena.

- 1 parte de grava.

- Agua de lluvia

En caso de especies que prefieren terrenos mas calcáreos:

- 2 partes de compost bien cribado y desinfectado

- 2 parte de arena.

- 1 parte de grava.

- Agua de lluvia

¿ Como desinfectar el compostaje?

Una vez realizada la mezcla habrá que desinfectar el compostaje y el agua de lluvia antes de utilizarlo en las suculentas. Para ello, una vez realizada la mezcla, introducirla en un recipiente metálico y calentarla al horno durante un par de horas a 110 ºC . Con ello se eliminarán posibles parásitos, o semillas de otras plantas aunque no afectará a los microorganismos beneficiosos.

Que abono necesitan las plantas suculentas


La mayor parte del abonado se incluye en la preparación previa del suelo, de manera que este preparado les puede aportar nutrientes durante algún tiempo. El compostaje natural aporta una cantidad bastante equilibrada de los nutrientes N-P-K. No obstante, para prevenir su disminución, o aportar mayor cantidad a medida que la planta lo vaya consumiendo se puede realizar un abonado líquido con el agua de riego. Sería conveniente añadir un poco del mismo en cada uno de los riegos durante la época de crecimiento.

En el mercado existen abonos líquidos preparados para cáctus o suculentas que son ideales para la mayoría de las plantas. Estos suelen contener una cantidad muy equilibrada de NPK. Una combinación adecuada para estas plantas y las plantas en general es 20-20-20. Sin embargo, en el caso de los cactus se suele aplicar una combinación más baja en nitrógeno ( 12,5 - 25 - 25), incluso una combinación mas baja en nitrógeno ( 8 - 34 -32 ) seria perfectamente válida para la mayoría de cactus y plantas suculentas.

En el caso de suculentas con hojas se debería escoger una combinación más rica en nitrógeno para favorecer el crecimiento foliar en primavera ( 25 - 15 -15 )


Macetas, contenedores u otros medios de sostén para las plantas suculentas

 

Las suculentas pueden plantarse directamente en el suelo, en contenedores o en macetas. Con respecto a las macetas o contenedores, podemos utilizar los de barro o los de plástico. Los de plástico tienen la ventaja que pesan menos por lo que resultan más fáciles de manejar y podrían ser más adecuados para terrazas o balcones al no incrementar demasiado el peso sobre los mismos. Hay que tener presente que retienen menos el agua que los de barro, lo cual no resulta un inconveniente en el caso de este tipo de plantas.

Muchas suculentas, como la mayoría de los cactos, tienen las raíces poco profundas y no les gusta disponer de demasiado terreno libre dentro del tiesto por lo que conviene comprar contenedores especialmente adaptados para este tipo de plantas. Estos recipientes no son tan altos como los utilizados por las plantas en general y en ellos muchas plantas suculentas se sienten más a gusto. El hecho de que exista mucho espacio disponible al final del tiesto también puede favorecer la acumulación de agua y producir podredumbre.

Otras suculentas disponen de raíces tuberosas y necesitan contenedores más amplios y profundos para desarrollarse. En este caso, se puede utilizar las macetas convencionales.

Independientemente del tipo de macetas que se utilice, es conveniente llenar el fondo de la maceta con un materia de drenaje, como trocitos de ladrillo o grava gruesa y procurar dejar el agujero de desagüe libre para que el ejemplar tenga un buen drenaje.

Algunas suculentas crecen muy bien sobre las grietas u orificios de las piedras calcáreas. En este caso se puede escoger una piedra de este tipo y rellenar algunas grietas con tierra para suculentas y plantar el ejemplar sobre ellas. Se puede aumentar la grieta o hacer un agujero más grande con ayuda de un escarpe o taladro. Igualmente algunas suculentas crecen bien sobre rocas volcánicas, como las mammiliarias. Se puede buscar alguna roca de este tipo y plantarlas sobre ellas. El conjunto queda muy vistoso y natural ya que imita el ambiente donde estas plantas crecen.

Otras suculentas tienen hábitos colgantes, como la aptenia ( Aptenia cordifolia) . En este caso puede resultar muy conveniente utilizar cestos colgantes para dejar que las ramas cuelguen del mismo.

 


El cultivo de las plantas crasas o suculentas

Plantas suculentas Propagación suculentas Semillas cactus y plantas suculentas
Riego en las plantas suculentas Abonado en las plantas suculentas
Fotos de cactus El cultivo de los cactus Cactus de Navidad
Características de las cactáceas Adaptaciones de los cactus Lista de cactus y suculentas

 

Más información sobre las plantas en el listado superior.


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com