Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

ABONOS ECOLÓGICOS

Cómo mejorar el suelo con abonos ecológicos

CÓMO SE REALIZA EL ABONO ECOLÓGICO DEL SUELO

planta de berenjena en un huerto
Foto planta de berenjena donde se aprecia la hoja y un fruto.

Qué son los abonos ecológicos

Se denominan abonos ecológicos aquellos que se obtienen a partir de plantas.

Las plantas se siembran con la finalidad de enterrarlas en el suelo y enriquecer el mismo con los minerales de las mismas.

Propiedades y ventajas de los abonos ecológicos

Los abonos ecológicos se consideran más ventajosos para el medio ambiente que los producidos industrialmente: Las ventajas de estos abonos respecto a los "tradicionales" son las siguientes:

- Mejoran las condiciones del suelo: Este tipo de abonos consigue fertilizar el suelo aportando los nutrientes de las propias plantas, pero, al estar el suelo continuamente ocupado por vegetales, protege el mismo frente a la erosión. Abonar el suelo con otro tipo de abonos y dejar que estos actúen durante un tiempo sin plantar nada, significa que el suelo esta desnudo y sufre la erosión de los elementos naturales, como agua y viento.

Los abonos industriales se acumulan en exceso al no poder ser absorbidos por las plantas lo que conlleva a la acidificación y salinización del mismo.

Los abonos obtenidos de las plantas consiguen esponjar mejor el terreno, al aportar mucha agua procedente de las plantas, que se cultivan para esta finalidad. Además, los abonos con plantas modifican la textura del suelo, permiten el establecimiento de una microflora y microfauna beneficiosa para las plantas y el suelo y consiguen evitar el exceso de acumulación de minerales en el suelo.

- Resultan más naturales que los otros abonos: Son muchas las críticas que se realizan a los abonos industriales. El uso de estos abonos evita los efectos negativos de los fosfatos y nitratos que incorporan en excesiva cantidad los abonos industriales. Estos, además de alterar el suelo, se incorporan a las aguas subterráneas y alteran su composición.

Esta bien estudiada la capacidad cancerígena de los nitritos en el agua producidos a partir de la transformación que las bacterias realizan de los nitratos del suelo. Además muchos abonos son ricos en metales que las plantas acumulan en sus tejidos y que resultan tóxicos para el organismo humano. Abonar con abonos ecológicos es una manera de defender el medio ambiente y contribuir a un mejor estado de salud humano.

Tipos de abonos ecológicos

Existen fundamentalmente los siguientes tipos de abonos ecológicos:

- Abonos verdes: Son aquellos que se obtienen a partir de plantas. Las plantas se siembran con la finalidad de enterrarlas en el suelo y enriquecer el mismo con los minerales de las mismas.

- Los producidos a partir de leguminosas: Las leguminosas son las plantas más interesantes para utilizar como abonos ecológicos. La razón se debe a la capacidad que tienen estas plantas de almacenar el nitrogeno atmosférico en sus raíces. Esta acumulación que origina una serie de tubérculos adheridos a las raíces, la producen una serie de bacterias que viven en simbiosis con estas plantas. Las bacterias aportan nitrogeno a las plantas y absorben de estas los hidratos de carbono. De esta manera enriquecen el suelo al proporcionar un elemento que resulta esencial en el desarrollo de las plantas. Plantar leguminosas supone incorporar este elemento al suelo. Esta riqueza en nitrógeno puede ser aún mayor si las leguminosas, en vez de recogerse, se entierran antes de la producción de flores. De esta manera la mayor parte del nitrógeno, en vez de ser consumido por la propia planta en la formación de semillas y frutos, se incorpora al suelo. Entre las principales leguminosas utilizadas para abonar el suelo tenemos las siguientes: las habas (Vicia faba), los guisantes (Pisum sativum), las vezas (Vicia ssp. ), el trebol (trifolium ssp.), la soja (Glycine max)o el altramuz (Lupinus albus)

- Los producidos a partir de crucíferas: Fundamentalmente se utilizan plantas como el berro (Brassica napus), la mostaza (Sinapis alba) o la colza (Brassica napus var. oleirifera). Estas se utilizan cuando interesa fertilizar un terreno rápidamente antes de plantar otro cultivo.

- Los producidos por cereales: Fundamentalmente el que más se utiliza es la avena. (Avena sativa). Los cereales se plantan junto con las leguminosas. Los cereales les protegen del frío del invierno y las leguminosas mantienen la humedad del suelo.

- Compost: El compost es un abono natural formado por un proceso denominado compostaje en en cual los restos de materia organica sufren una transformación bacterial que convierte a estos residuos en abono para las plantas.

punto rojoMás información sobre cultivos del huerto, tratamiento de plagas, tareas y cuidados.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil