Aceite de menta casero para el dolor

Cómo hacer aceite de menta para masajes, migraña y remedios

ACEITE DE MENTA PARA EL DOLOR Y ANTIINFLAMATORIO

Masajes
El aceite de menta puede ayudar a tratar el dolor reumático.

Propiedades del aceite de menta

Las hojas de menta (Mentha piperita L.) son muy ricas en aceite esencial (3%), que presenta un alto contenido en mentol (45-50%).

El aceite esencial de menta puro se debe diluir antes de ser utilizado porque es muy intenso. Para ello se mezclan unas gotas de aceite esencial de menta en aceite de almendras, de oliva o en manteca de karité (previamente derretida al baño maría), como ejemplos. Esta disolución del aceite esencial de menta es lo que se conoce como aceite de menta.

El aceite de menta consiste en un ungüento medicinal PARA USO EXTERNO que se utiliza principalmente con las siguientes finalidades:

- Antiinflamatorio: Usado externamente es antiséptico, antiinflamatorio y refrescante,el aceite de menta reduce la hinchazón o inflamación producida por picaduras de insectos, la sensación de picor y el rubor (picaduras de abejas, piojos, pulgas, mosquitos, mosquito tigre,etc.)

- Dolor: Se ha comprobado que la aplicación tópica de aceite de menta tiene propiedades analgésicas. Resulta adecuado para muchos tipos de dolores, como los que afectan a las articulaciones de los reumáticos, y en problemas de dolor muscular, dolor de las cervicales, dolor de espalda, distensiones musculares, después de competiciones en deportistas,etc.

- Migrañas: El aceite de menta muy diluido se utiliza para aliviar la migraña, especialmente en casos de hemicráneas, es decir, cuando el dolor solamente afecta a una parte de la cabeza. (Impregnar una compresa con el aceite diluido y mojar las sienes).

¿Cómo preparar un aceite de menta?

Ingredientes:

- Aceite esencial de menta (esencia de menta)

- Aceite base, por ejemplo aceite de almendras dulces (presenta buena untuosidad para realizar masajes y además tiene propiedades nutritivas de la piel).

aceite de menta para masajes elaboracion con aceite esencial
Lámina explicativa sobre la elaboración de aceite de masaje de menta con aceite base (ej. aceite de almendra) y aceite esencial de menta.

Preparación del aceite de menta para masajes

- Para masajes musculares (zonas concretas): Para aliviar el dolor reumático o la inflamación se utiliza una concentración al 3% de aceite esencial de menta. Equivale a 3 ml de aceite esencial de menta por 100ml de aceite base.

Según la cantidad de aceite de masaje que se desee preparar, las medidas caseras son:

- En 1 cucharada de aceite base: diluir 9 gotas de aceite esencial de menta. Para golpes o torceduras, masajes locales sobre un músculo o articulación dolorida.

- En 25 ml de aceite base: 15 gotas de aceite esencial de menta. Para masajes a toda la espalda o para tener preparado en mayor cantidad.

- En 50 ml de aceite base: 30 gotas de aceite esencial de menta.

- En 100 ml de aceite base: 60 gotas de aceite esencial de menta

- Para la migraña: Se pone una gota de aceite de menta en un pañuelo y se mojan las sienes. Se recomienda un aceite diluido, en concentraciones del 1% de aceite esencial. Es equivalente a:

- En 1 cucharadita (5ml) de aceite base: 1 gota de aceite esencial de menta.

Aceite de menta para masajes

- Para masajes generales, en pieles no sensibles: Generalmente se recomienda un aceite en concentraciones del 2,5% de aceite esencial. Esto significa 2,5 ml de aceite esencial de menta por cada 100ml de aceite base. Para prepararlo equivale a:

- En 50 ml de aceite base: de 5 a 10 gotas de aceite esencial de menta.

- En 100 ml de aceite base: de 10 a 20 gotas de aceite esencial de menta.

- Para masajes generales, en pieles sensibles o para masajes a niños: Se recomienda un aceite más diluido, en concentraciones del 1% de aceite esencial. Esto significa 1 ml de aceite esencial de menta para cada 100ml de aceite base. Esto equivale a:

- En 50 ml de aceite base: de 5 a 10 gotas de aceite esencial de menta.

- En 100 ml de aceite base: de 10 a 20 gotas de aceite esencial de menta.

Importante: Estos aceites NO se deben ingerir, en ningún caso, debido a la toxicidad del aceite de menta en uso interno. (más información)

Precauciones con el uso de aceites esenciales

- Los aceites se diluyen mejor si se dejan reposar durante toda la noche.

- Los preparados con aceites esenciales están totalmente contraindicados en el embarazo. En esos casos, para el dolor muscular (uso externo), serían más adecuados remedios como compresas mojadas en una infusión concentrada de menta (no ingerir).

- Para evitar reacciones adversas se debe probar la tolerancia a un aceite antes de utilizarlo en gran medida (por ejemplo, en masajes musculares o de espalda). Los aceites esenciales pueden ser muy irritantes para la piel, sobre todo en personas sensibles.

- No se debe utilizar aceite esencial en niños menores de 6 años ni en menores de 12 años sin pedir consejo al médico. Tampoco en personas con alergia a las plantas utilizadas.

Aceite de menta como ambientador

El aceite de menta tiene propiedades refrescantes y purificadoras del ambiente. Es habitual encontrar este aceite esencial en la composición de ambientadores e inciensos, diluido junto con otras fragancias en un alcohol o aceite base. Para pulverizar ambientes o como perfume se recomienda el aceite de jojoba, que es menos graso que otros tipos de aceites.

Es un ambiente muy adecuado para estimular el estudio y la concentración en bibliotecas y habitaciones de estudiantes. Se cree que el nombre de la planta podría derivar de que antiguamente se pensaba que la menta fortalecía la mente. Se debe utilizar diluido.

*Información relacionada:

- Clasificación de los aceites en la aromaterapia: tierra, corazón, mente

- Cómo preparar infusión de menta

Más información sobre LA MENTA.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.