EL LEMMING

Características del lemming

Características del lemming

Nombre científico: Lemmus lemmus
Nombre común: Lemming vulgar

Inglés: Norwegian lemming
Francés: Lemming des toundras de Norvège = Lemming des toundras du Nord
Alemán: Berglemming
Italiano: Lemming
Portugués: Lemming

Orden: Roedores
Familia:
Cricétidos

¿Cómo es el lemming?

El lemming es un pequeño roedor que pesa poco más de 50 gramos.

Está provisto de un largo y denso pelaje que le protege del frío. La cola de un lemming es muy corta.

El aspecto de un lemming recuerda vagamente al de un ratón, aunque su cuerpo no es tan alargado como el de otros pequeños roedores.

¿Que tipo de roedor es el lemming?

El lemming está emparentado con los hámsters, pues ambos tipos de roedores pertenecen a la familia de los cricétidos.

Costumbres de los lemmings

Cada 3 ó 4 años, cuando hay una gran densidad de lemmings, una pequeña parte de la población se dispersa realizando llamativas migraciones, forzados sus individuos que la componen por el estrés y las epidemias que surgen de dicho aumento de la población.

En verano, los lemmings viven sobre la tierra construyendo madrigueras formadas por una compleja red de túneles serpenteantes.

En invierno, en cambio, estos pequeños roedores viven bajo la nieve donde tienen que efectuar un sistema de galerías para llegar a su alimento, las plantas, que se encuentra sepultado bajo la nieve.

En esta misma estación, antes de excavar las madrigueras, estos roedores construyen un nido a base de los tallos y hojas de plantas típicas de zonas húmedas. Ello se debe a que los lemmings permanecen activos en la tundra durante todo el año.

Los lemmings acumulan provisiones, como semillas, raíces, pequeños bulbos y otros alimentos resistentes para pasar el duro invierno.

* Más información: Migración de los lemmings

¿Dónde vive el lemming?

En la tundra ártica, zona del planeta carente de árboles y cubierta de musgos y líquenes, vive este pequeño y simpático roedor llamado lemming.

El lemming habita en zonas abiertas, humedales con arbustos bajos, turberas y abedulares o saucedas.

Pese a lo que cabría esperar, los caribúes o renos no son los animales herbívoros más abundantes en estas frías regiones del norte, sino el lemming, roedor que habita en todas las zonas árticas.

* Más información:
¿Dónde viven los animales?

Alimentación de los lemmings

Los lemmings son animales muy voraces capaces de desertizar en tan solo 2 meses, si se les mantiene en condiciones experimentales de cautiverio, una superficie de 25 metros cuadrados.

El lemming come todo tipo de plantas. En invierno, el lemming se alimenta de las yemas de las plantas que crecen bajo la nieve. Este roedor también consume líquenes como el reno.

Aunque este pequeño lemming, no llegue a sobrepasar los 50 gramos de peso, necesita comer en torno a los 40 ó 50 kg de materia vegetal fresca diariamente.

* Más información: Alimentación de los animales

¿Por que los lemmings se multiplican tanto?

Existen varias razones para explicar el incremento exagerado de las poblaciones de lemmings. Cuando la primavera llega antes de hora y el otoño tarda en llegar se crean condiciones climáticas favorables, con lo que hay una mayor abundancia de alimento, ya que se alarga el periodo vegetativo de las plantas y un mayor tiempo para aprovechar el alimento, con lo que también se alarga el tiempo dedicado a la reproducción de los lemmings. Si hay pocos enemigos naturales de los lemmings durante el invierno, también facilita que las poblaciones de lemmings aumenten mucho ya que no habrá nada que las frene.

Una tercera razón se debe a que este roedor es particularmente prolífico, pudiendo tener la hembra hasta 8 partos anuales de 2 a más de 13 crías cada uno. Por ello, puede llegar a dar hasta 3 generaciones en la misma primavera ártica.

El lemming tiene la particularidad de reproducirse exageradamente cada 3 ó 4 años, lo que hace que sus poblaciones se disparen de forma muy llamativa. Se cree que cada 8 ó 10 años, se dan algunos periodos más explosivos todavía de estos roedores.

¿Cómo se controla la especie?

Existen mecanismos naturales de control de la especie. Cuando la tasa de la población de estos roedores es muy alta, aparecen factores que disminuyen el potencial reproductor de la especie y a ello se suman las epidemias que afectan a los lemmings y el aumento de enemigos naturales de los lemmings que hace que en poco tiempo descienda la densidad de la población de estos roedores a los niveles adecuados.

Cuando hay esos picos en las poblaciones de lemmings, aumenta la capacidad reproductiva de los depredadores de los lemmings, como zorros árticos o búhos nivales, y acuden allí donde abundan en gran cantidad. Sin embargo, los carnívoros no son responsables directos del aumento o descenso de la población de lemmings, sólo son un factor más de control.

En los "años de lemmings", se pueden ver cadáveres de estos pequeños roedores por todas partes, en las carreteras, en los campos de cultivo, en los caminos vecinas y hasta en mitad de las lagunas.

¿Qué enemigos tiene el lemming?

El lemming tiene una gran cantidad de enemigos naturales que en años de demasiada abundancia sirven para controlar y disminuir sus poblaciones. Cuando la población de lemmings se dispara, el número de sus depredadores naturales se multiplica por diez, ya que la extraordinaria oferta alimenticia que proporcionan estos pequeños roedores en tiempos de abundancia también se dispara. Cuando la población de lemmings se estabiliza a unos valores razonables, los depredadores se desplazan hacia nuevas áreas o adecuan sus tasas reproductivas a las nuevas circunstancias ante el descenso de los recursos alimenticios.

Como mamíferos, el lemming se ve atacado por el zorro ártico, el zorro común, el armiño, el glotón. En menor medida, los lemmings se ven acosados por el lobo ártico o el oso polar. Entre las aves que dan caza a este roedor, se encuentran el búho nival, el ratonero calzado, el cárabo lapón, el págalo, la lechuza gavilana, el halcón gerifalte e incluso las gaviotas.

Es hasta tal punto fuerte la dependencia que muestran ciertos depredadores por el lemming que algunos, como el págalo grande, únicamente se reproducen en los años de lemmings, apareándose sólo en dichas circunstacias.

Utilidad de los lemmings

Los lemmings cumplen una importante función en el ecosistema natural de la tundra ártica siendo parte fundamental en la cadena alimentaria, es decir, el alimento de muchos animales carnívoros cuando hay una gran abundancia de sus poblaciones.

Problemas que causan los lemmings

En Noruega, cuando había abundancia exagerada de lemmings, sus gentes se veían afectados por una enfermedad que, en Escandinavia se conoce como fiebre de los lemmings, pero que en realidad es una tularemia, una enfermedad infecciosa que puede ser grave y contagiosa para los seres humanos.

Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.