Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

CEREZAS

Propiedades de las cerezas

PROPIEDADES ALIMENTARIAS DE LAS CEREZAS

Uno de los mejores alimentos antioxidantes

La cereza (Prunus cerasus, Prunus avium) se ha considerado desde siempre como una de las mejores frutas para depurar el organismo y liberarlo de toxinas.

Las propiedades depurativas de este alimento provienen especialmente de su riqueza en antocianinas. Las antocianinas son pigmentos de color morado que pertenecen al grupo de los flavonoides. Estos proporcionan los colores a muchas frutas. En el caso de las cerezas son los responsables del color rojo-morado tan llamativo.

Cerezas antocianinas
Foto de cerezas. Deben su intensa coloración morada a su contenido en pigmentos vegetales con propiedades antioxidantes

Cerezas, potentes antioxidantes

Las antocianinas, como el resto de flavonoides, poseen propiedades antioxidantes muy destacadas, capaces de neutralizar los radicales libres que son los principales responsables de la aparición de muchas enfermedades degenerativas como la artritis, el cáncer, el Alzheimer o la mala circulación.

Cerezas y sus antioxidantes para la salud del corazón

Hay que destacar la importancia de estos componentes en la prevención de las enfermedades cardiovasculares que se van adquiriendo con el proceso de envejecimiento.

Este componente tan abundante en las cerezas es capaz de proteger el corazón favoreciendo la circulación. Entre sus funciones principales también se encuentra la protección de los capilares de la retina, por lo que desempeña un papel fundamental en la conservación de la vista.

foto cerezas fondo blanco
Foto cerezas, frutas muy ricas en antioxidantes

Cerezas para cuidar la piel desde el interior

No menos importante resulta la acción de las antocianinas, combinadas con la vitamina C y los aminoácidos, en la prevención del envejecimiento de la piel y del cuidado de las uñas y el cabello.

Estos componentes tienen la capacidad de neutralizar la acción de los radicales libres sobre el colágeno y las células de la piel, de manera que nos protegen de la aparición de arrugas, manchas, flaccidez y otras anomalías de este órgano y nos ayudan a mantener un aspecto más joven.

Las cerezas son las frutas más ricas en antocianinas

Estudios realizados en la Universidad de Arizona por el equipo de la doctora Cinthya Thomson sobre la composición de esta fruta demostraron que la capacidad antioxidante de la cereza se debe a su alto contenido en antocianinas, con un contenido muy superior a otras frutas que tienen una gran reputación de contener este mismo principio.

Las cerezas contienen unos 82 mg de antocianinas por taza y son las frutas más ricas en estos componentes, superando a las ciruelas (12 mg por taza), las frambuesas (38,7mg por taza) y a las uvas negras (44,9 mg por taza).

Otros análisis muestran que las cerezas contienen incluso mayor cantidad de este componente, 145mg de antocianinas por 100g., y solamente son superadas por las bayas de saúco (160mg/ 100g).

Cerezas, una gran fuente de nutrición

Además de las antocianinas, estos estudios demostraron que las cerezas eran muy ricas en muchos otros componentes beneficiosos y antioxidantes, como la vitamina C, la fibra, la quercetina, la melatonina y otros fitoquímicos. Destacaban la gran riqueza en componentes de esta fruta comparado con el poco poder calórico que proporciona y recomendaban que fuese incluida en la dieta habitual como uno de los mejores alimentos depurativos y antioxidantes.

De hecho, la cereza figura en la lista del Departamento de Alimentación de Estados Unidos como uno de los alimentos con más poder antioxidante. (Véase principales alimentos antioxidantes).

hojas y flores de la plantafrutos de la planta
Ilustración de rama de cerezo con flores y cerezas (frutos)

Cerezas, la fruta ideal para las dietas depurativas

Según la mayoría de los especialistas en alimentación, consumir unos 200 gr diarios de cerezas puede ayudar a prevenir o mejorar muchas enfermedades. Igualmente importante resulta su ingestión para mantener un aspecto joven y saludable.

La capacidad depurativa de los antioxidantes, combinada con su riqueza en agua, que supera el 80 %, su carencia de grasa y su elevado contenido en potasio, un mineral muy adecuado para solucionar la retención de líquidos y prevenir problemas de corazón, combinado con la falta de sodio, la hace ideal en las dietas depurativas.

Igualmente le ayuda en este sentido su elevado contenido en vitamina C, uno de los principales antioxidantes. Bien conocida resulta la dieta de cerezas que consiste en comer de 1 a 2 kilos diarios de cerezas durante 3 días (consiste en un tipo de ayuno).

Estas dietas depuran el organismo, liberándolo de toxinas y de ácido úrico y ayudando a quitar grasa del organismo, por lo que se utiliza a veces como recurso para perder peso en las dietas de adelgazamiento. Sin embargo, el trasfondo de este tipo de ayunos son más bien a nivel de salud (descongestión hepática), y no tienen el objetivo de pérdida de peso.

¿En qué tipos de dietas se pueden comer cerezas?

Las cerezas, como cualquier fruta fresca, son adecuadas y recomendables en toda dieta saludable. Son un alimento de temporada de primavera y verano, por lo que serán perfectas en esas épocas del año. Se debe tener en cuenta que, al propocionar más de un 80% de agua, comer fruta es un alimento que nos hidrata.

Por ejemplo, es ideal para niños, ancianos o personas a quienes les cueste beber agua, siendo las cerezas más recomendables, por su valor nutricional.

No menos importante resultan las dietas depurativas en las personas con enfermedades que requieren una eliminación habitual de toxinas y líquidos del organismo para sentirse mejor. El uso de esta fruta, mediante dietas exclusivas de este alimento o incluida de forma abundante en una dieta de limpieza hepática, resulta muy interesante para todas las personas.

Entre todas ellas, mencionaremos especialmente a las personas con artritis, con gota, a las personas con obesidad o las que sufren de hinchazón por edemas o de celulitis. Estas mismas propiedades las hacen muy adecuadas en la prevención de los cálculos de riñón o de vesícula.

propiedades medicinales de las cerezas de cerezo
Lámina resumen de las principales propiedades de las cerezas, que son las frutas más ricas en antocianinas (potentes antioxidantes). Esto les proporciona beneficios para personas con diabetes, colesterol, hipertensión, y en toda dieta saludable, en general. Dibujo de cerezas por cortesía de ©Dibujosparapintar

¿Son buenas las cerezas para el colesterol?

Las cerezas son frutas muy ricas en antioxidantes que ayudan a mejorar la salud de las arterias. Sus componentes antocianos tienen la propiedad de fortalecer las arterias, ser antioxidantes y disminuir la inflamación. Todo ello hace que el consumo de estas frutas, así como una dieta rica en otros vegetales (verduritas como el brócoli, zanahorias, cebollas, legumbres,etc.) sean alimentos altamente recomendables como remedio para disminuir el colesterol y evitar la enfermedad que produce el taponamiento de las arterias (arteriosclerosis o mala circulación).

*Más información: Dieta DASH para el corazón

¿Pueden comer cerezas las personas con diabetes?

Las cerezas se han prohibido tradicionalmente en la dieta de las personas con diabetes. Se ha defensado que son muy ricas en azúcar y, por lo tanto, las personas con esta enfermedad no deberían comerlas.

Las cerezas, como el resto de las frutas frescas, contienen abundantes hidratos de carbono aunque, como la mayoría de las frutas frescas deben figurar, de una manera moderada, en la alimentación diaria de las personas con diabetes. Por su papel protector de la vista no pueden faltar en la dieta para la diabetes (en raciones adecuadas).

Cerezas y diabetes ¿Qué dicen los estudios?

Las investigaciones llevadas a cabo en los últimos años parecen defensar más sus ventajas que sus inconvenientes en la dieta del paciente con diabetes.

Un estudio llevado a cabo en el Centro Cardiovascular de la Universidad de Michigan por un equipo médico dirigido por Seymour y Bolling, realizado sobre ratones obesos, llegó a la conclusión que los animales que se alimentaban de cerezas ácidas presentaron al final de este experimento niveles más bajos de azúcar en la sangre y un índice menor de grasa corporal, colesterol y triglicéridos.

Estos investigadores creen que las antocianinas son las responsables de producir estos cambios. No se sabe todavía si estas propiedades resultarían aplicables a los humanos, aunque tienen intención de realizar estudios en personas próximamente.

¿Qué índice glucémico tienen las cerezas?

Comer cerezas de una manera moderada resulta adecuado para los diabéticos teniendo en cuenta que este alimento posee uno de los índices glucémicos más bajos de todas las frutas. Su índice de glucémico es de 22.

El índice de glucemia o índice glucémico es el que marca la velocidad con la cual el azúcar se vierte en el torrente sanguíneo. Así, por ejemplo, el alimento que tiene un mayor incide glucémico es el azúcar o glucosa al que le corresponde un índice de 100. La soja es uno de los alimentos con un índice más bajo, ya que este es solo de 18. Los mangos tienen un índice medio de 55. Las peras tienen un índice de 35, lo cual estaría dentro del límite de los que se considera bajo (hasta 50). Otras frutas con índices glucémicos bajos serían, por ejemplo, las ciruelas (índice 24) o los melocotones (índice 28).

cerezas para la diabetes
Cerezas para la diabetes

Cerezas para fortalecer los huesos

Por otra parte, dada la riqueza de esta fruta en hierro, calcio y zinc, ayudará a prevenir o combatir, junto con una dieta y tratamiento adecuados, la anemia ferropénica (anemia por falta de hierro), la osteoporosis o debilitamiento óseo, y otros problemas en la formación de los huesos o los dientes.

Por todo ello, se recomienda comer cerezas a las mujeres que han llegado a la menopausia, periodo en el cual suelen aparecer muchas de estas anomalías.

No menos importante resulta, en este sentido, su inclusión habitual en la alimentación de los niños por lo que se refiere a su crecimiento o a la salud de sus dientes.

¿Qué contraindicaciones tiene la dieta de la cereza?

Hay que tener bien presente que las dietas muy rigurosas y exclusivas de cerezas (llamadas monodietas) no deben aplicarse con niños, embarazadas, ni ancianos, y tampoco es recomendable prolongarlas durante más de dos o tres días. Su uso tampoco resulta adecuado para las personas con problemas de insuficiencia renal o hepática.

CÓMO COMPRAR CEREZAS

¿Cómo comprar las mejores cerezas?

Las mejores cerezas son aquellas que se recogen o se compran bien maduras. Dado que la cereza no madura bien en casa, conviene comprarlas en su punto. Si deseamos comerlas crudas o en zumo, es mejor comprar cerezas dulces.

Si queremos preparar tartas, pasteles, mermeladas, puddings, yogur , licores, sorbetes, etc., es mejor comprar cerezas ácidas. En el mercado también existen cerezas híbridas que pueden servir para todos los propósitos.

¿Cuándo es la temporada de las cerezas?

Las cerezas se deben comprar cuando están de temporada, es decir durante la primavera y el verano.

¿Cuáles son las cerezas con más antioxidantes?

El color de las cerezas dulces puede ser rojo o amarillo claro. Las tonalidades del rojo varían mucho, desde el rojo claro hasta un rojo morado. El color depende la variedad, aunque las más oscuras suelen ser las más dulces y las que tienen una mayor proporción de antocianinas. Las cerezas ácidas suelen tener un color rojo brillante.

Si compramos cerezas dulces, debemos escoger las que estén bien maduras aunque deben resultan firmes al tacto y con los rabitos bien verdes. Es mejor comprar cerezas del país que importadas. Estas últimas contienen más conservantes para que se mantengan en condiciones durante el transporte (y por un tema de ecologismo).

cerezas
Foto de nísperos con cerezas y pétalos de rosas

¿Qué cerezas comprar?

Las cerezas con la piel muy limpia y brillante no son en muchas ocasiones las más recomendables. Muchas veces este aspecto tan pulcro se debe a que ha sido sometidas a procesos de embellecimiento para mejorar su presencia y aumentar las ventas.

En este proceso, además de agua, se utilizan otros productos que, a la larga, resultan perjudiciales como lacas, abrillantadores, ceras, etc.

Si es posible elegir, mejor buscar cerezas producidas en cultivos biológicos, en los que no se hayan utilizado pesticidas, fungicidas, herbicidas u abonos químicos.

Lo más perjudicial de los pesticidas es que contienen sustancias que se bioacumulan y que pueden pasar a través de la placenta o de la leche materna a los bebés.

Foto de pastel de cerezas
Foto de pastel de cerezas

Cómo consumir las cerezas

Las cerezas son un fruto que se come con piel, por eso, procedan de donde procedan, es necesario lavarlas bien antes de su consumo.

Se deben guardar en la nevera para que no se estropeen, pero sin lavarlas antes.

No conviene colocarlas junto a otros alimentos muy aromáticos porque absorben sus olores a través de su piel.

¡Cuidado con los huesos de las cerezas!

Los huesos de las cerezas contienen en su interior las semillas. Las semillas de las cerezas, como la mayoría de las semillas de las rosáceas, son ricas en glucósidos cianogenéticos, unos componentes que desprenden cianuro cuando se ingieren.

Resulta prácticamente imposible acceder a la semilla si no rompemos el hueso que la protege, por lo que, aunque traguemos alguno de ellos, este se libra entero con las heces.

No obstante, conviene advertir a los niños que no rompan los huesos para conseguir las semillas porque son tóxicas y que es mejor no tragar los huesos porque podrían resultar indigestos.

Foto de pastel de cerezas
Foto de cereza partida por la mitad. La cereza es un fruto carnoso, tipo drupa. A la izquierda, un hueso de cereza entero y uno abierto, debajo de éstos, una semilla, de color blanco cremoso, que está en el interior. Esta semilla es muy venenosa y no se deb comer.

El aguardiente de cerezas o "Kirsch"

Otra cuestión diferente la constituye los preparados alcohólicos con estos frutos. En Alemania se prepara el "Kirsch". Su nombre procede del alemán "Kirsche", que significa cereza.

El auténtico "Kirsh" se elabora con las cerezas del cerezo negro silvestre centroeuropeo, aunque se puede obtener por fermentación del jugo de cereza del cerezo dulce (Prunus avium) o ácido (Prunus cerasus).

Se trata de una bebida alcohólica muy aromática que se puede beber sola o con otros licores en cócteles, para aromatizar tartas, etc. La destilación destruye los componentes tóxicos, por lo que, fabricada de esta manera no presenta más toxicidad que la propia de cualquier bebida alcohólica.

Antiguamente se confeccionaba exclusivamente con el cerezo ácido y se incluía en su fabricación el hueso triturado. Por lo tanto la semilla incluida en este producto producía la disolución de los glucosidos cianogenéticos, los cuales en cantidades pequeñas, como aromatizantes, pueden no resultar dañinos, pero en cantidades más elevadas pueden ser potencialmente tóxicos.

Desafortunadamente, existen en la actualidad en Internet numerosas recetas de como preparar "Kirsch" casero que deberían desestimarse porque incluyen en su preparación los huesos de la cereza machacados y macerados en alcohol durante dos o tres semanas.

Licor de marrasquino

El marrasquino es un licor que se obtiene por destilación de las cereras de Marasca (Prunus cerasus var. marasca) un tipo de cerezo ácido que crece en el norte de Italia, Croacia, Bosnia Herzegovina y Eslovenia.

En su uso se utilizan los huesos triturados que son los que le proporcionan su olor típico a almendras. Para que resulte más dulce se le añade azúcar o miel. Deben evitarse los preparados caseros que pueden contener dosis superiores a lo permitido y resultar tóxicos.

Composición de las cerezas

A continuación se muestra una tabla con la composición nutricional de las cerezas. Como comentario nutricional, se destaca que:

- Las cerezas contienen más de un 80% de agua, por lo tanto, son alimentos que principalmente nos hidratan.

- Proporcionan pocas calorías, procedentes de los hidratos de carbono. Sin embargo, en moderación, son un alimento excelente para personas con diabetes, ya que no producen hiperglucemias y sus antioxidantes ayudan a mejorar la circulación.

- Son ricas en fibra, excelentes para personas con problemas de estreñimiento.

- No tienen grasas ni proteínas.

- Son ricas en vitamina C y otros antioxidantes (pigmentos vegetales), como las antocianidinas. Las cerezas son más antioxidantes por los pigmentos vegetales que contienen que por su aporte en vitamina C, ya que existen otros alimentos más ricos.


Composición de las cerezas crudas
por 100 g
Nutriente Cantidad
Agua 80,76 gr. alto
Calorías 72 Kcal bajo
Grasas 0,96 gr.
Hidratos de carbono 16,55 gr.
Fibra 2,3 gr. alto
Potasio 224 mg alto
Fósforo 19 mg
Hierro 0,20 mg
Sodio 0 mg
Calcio 15 mg
Cinc 0,06 mg
Selenio 0,6 mcg
Magnesio 11 mg
Vitamina C 7 mg alto
Vitamina A 214 IU alto
Vitamina B 6 0,036 mg
Tiamina (B1) 0,05 mg
Riboflavina (B2) 0,06 mg
Niacina 0,4 mg
Ácido fólico 4 mcg

Leyenda: alto = Indica alto contenido y bajo= Indica que no aporta prácticamente calorías

*Más información: Frutas para la diabetes

Más información sobre las cerezas

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil