Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Como utilizar los aceites esenciales

Diferentes maneras de aplicar aceites esenciales

Formas de utilizar los aceites esenciales

Existen diferentes maneras de aplicar los aceites esenciales. Entre las más importantes podemos mencionar las siguientes:

¿Cómo usar los aceites esenciales para las enfermedades del aparato respiratorio?

Se pueden utilizar los siguientes métodos:

- Difusores atomizadores (Ambientadores): Estos productos esparcen los aceites esenciales formando una nube de diminutas partículas. Son de utilidad en casos de afecciones respiratorias o simplemente para ambientar el aire con una fragancia calmante o estimulante.

- Difusores de calor: Se pueden utilizar quemadores de agua y añadir en la cazoleta unas gotas de aceite esencial. Vigilar en todo momento que el agua no se evapore totalmente y el calor no queme el aceite esencial, porque este aceite se volvería tóxico al quemarse.

Aconsejamos que, cuando se ponga de nuevo agua, ésta debe de ser caliente para que el quemador no se quiebre por el cambio brusco de temperatura.

- Inhalación: Verter 4 gotas del aceite esencial en un pañuelo e inhalar el aroma. Si se tiene la nariz tapada, conviene colocar el pañuelo dentro de la funda de la almohada para despejar las vías respiratorias en las noches.

- Inhalación de vapores: Verter unas 8 gotas por litro de agua caliente. La persona debe cubrirse la cabeza con una toalla y recibir el vapor en la cara. Hay que respirar a fondo por la nariz hasta que el aroma casi se disipe, y repetir la inhalación al menos dos veces al día. Se debe tener la precaución de no acercar demasiado la cara por el vapor. Este tratamiento no es aconsejable si se padece asma.

- Saunas y baños de vapor: 4 gotas de aceite esencial añadidas en una cucharada de aceite vegetal.
Tener mucho cuidados con las personas alérgicas y/o asmáticas.

¿Cómo usar los aceites esenciales para las enfermedades de la piel?

Se pueden utilizar los siguientes métodos:

- Baño: Agregar de ocho gotas del aceite esencial (diluidas en aceite de jojoba o almendras) al agua de baño, que debe estar caliente. Bañarse durante 15 o 20 minutos.

- Baños de pies y manos: Diluir unas 8 gotas del aceite esencial en un recipiente lleno de agua caliente. Mantener las manos o los pies dentro durante 10 minutos. Al acabar envolver las extremidades en una toalla durante 10 minutos luego masajear la zona con aceite esencial diluido.

- Compresas: Verter unas 4 o 5 gotas de aceite esencial en media taza de agua y mojar en ésta una tira de tela de algodón, posteriormente exprimirla como si fuera una venda. Cubrir la compresa aplicada con un paño caliente y mantener la zona caliente durante dos horas.

También se pueden diluir un par de gotas a una infusión de manzanilla y luego mojar una gasa y aplicar este líquido sobre la zona afectada.

Sin embargo, antes de iniciar este tipo de tratamiento, hay que tener en cuenta la reacción de cada tipo de piel a los aceites esenciales.

Antes de utilizarlo, se deberá estudiar la reacción de los mismos en cada individuo. Para ello se realiza un pequeño test que consiste en verter unas gotas en la muñeca y taparlos con una gasa o esparadrapo.

Al cabo de unas horas, se debe destapar para comprobar si se han producido reacciones alérgicas. Si es así, se deberá limpiar con abundante agua la zona afectada y probar más adelante disminuyendo la concentración del aceite.

- Agua de flores:

¿Cómo usar los aceites esenciales para las enfermedades musculares y articulatorias?

Dentro de este grupo se incluirían anomalías como:, dolores reumáticos, dolor de espalda, dolor de cervicales, dolor de muelas, dolor muscular, distensiones, golpes, torceduras, dolor de cabeza, etc


- Masajes: Para crear el linimento diluir 5 gotas del aceite esencial o aceites esenciales, en 20 ml. de aceite base (aceite de pepitas de uva o aceite de almendras dulces) Aplicar la mezcla directamente en la piel mediante técnicas de masaje suaves.

Los componentes del aceite esencial se filtran a traves de la piel y van a parar a la sangre, aportando sus propiedades específicas en cada caso.

- Compresas calientes : Las compresas calientes se utilizan para el tratamiento del dolor y de la inflamación, en casos como artritis, dolor de espalda, dolor de muelas, etc. Para elaborar las compresas introducir una compresa en una taza de agua bien caliente en la que hayamos añadido 5 gotas de aceite esencial. Escurrir bien y colocar sobre la zona afectada hasta que se enfrie la compresa y repetir de nuevo el proceso.

- Compresas frías : Las compresas frías se utilizan para disminuir el dolor cuando la zona afectada aparece caliente e inflamada. Muy adecuadas en anomalías como dolor muscular, distensiones, golpes, torceduras.

También resultan adecuadas en caso de migraña o dolor de las cervicales.

Para realizar una compresa fría introducir una compresa en una taza de agua bien fria en la que hayamos añadido 5 gotas de aceite esencial. Escurrir bien y colocar sobre la zona afectada. Repetir la operación nuevamente.

- Baños: Ayudan a disminuir el dolor y rebajar la inflamación en anomalías como dolor muscular o enfermedades reumáticas. Para ello se deberan añadir de 5 a 10 gotas de aceite esencial en el agua de baño. Se deben evitar aquellos aceites que puedan producir irritación en la piel.

¿Cómo usar los aceites esenciales para las enfermedades genitales y urinarias?

Dentro de este grupo se incluirían anomalías como, cistitis, o infecciones vaginales (picor vaginal, vaginitis, sequedad vaginal, gonorrea, vaginitis, recuperación vaginal tras el parto, etc.. La forma mas adecuada de tratarlas es:

- Baños de asiento: Utilizando el bidet o la bañera, se añaden unas gotas al agua bien caliente y nos sentamos un rato sobre la misma.

- Ducha vaginal: Mediante la vasija adecuada que puede obtenerse en tiendas de productos naturales o farmacias. Se añadiran unas gotas de aceite esencial al agua caliente de la vasija y, con esta mezcla, se irrigará la zona afectada.

¿Cómo usar los aceites esenciales para el cuidado del cabello?

Los aceites esenciales pueden ser útiles para tratar enfermedades del cabello como la caspa, el cabello seco, la seborrea, el crecimiento del cabello, etc.

La forma más habitual de aplicar estos aceites es añadir unas gotas al champú o al agua de aclarado. También se pueden preparar lociones para el cabello.

punto rojoMás información sobre los aceites esenciales y sus propiedades.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil