Propiedades de las collejas (Silene vulgaris)

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

Características de las collejas (Silene vulgaris)

ilustracion
Ilustración

Nombre vulgar: Collejas, collejera, coneja, alcaducea, conejera, verderuela

  • Inglés: Bladder silene, Bladder campion, Cowbell, Rattleweed, Maiden’s-tears, Maidenstears
  • Catalán / Català: Colitxos, conillets
  • Francés / Français: Silène enflé, Silène commun, Claquet
  • Italiano / Italiano: Silene rigonfia, Bubbolini, Erba del cucco, Schioppetti, Spazzoli, Stridi, Cavoli della comare, Sonaglini, Strigoli, Verzuli
  • Vasco / Euskera: Garikota
  • Alemán / Deutsch: Taubenkropf-Leimkraut, Gewöhnliches Leimkraut, Aufgeblasenes Leimkraut, Klatschnelke, Blasen-Leimkraut, Knirrkohl
  • Holandés /Nederlands: Blaassilene
  • Danés / Dansk: Blæresmælde
  • Noruego / Norsk bokmål: Engsmelle
  • Finlandés / Suomi: Nurmikohokki
  • Sueco / Svenska: Smällglim
  • Polaco / Polski: Lepnica rozdęta
  • Turco / Türkçe: Gıvışgan otu
  • Ruso / Русский: Смолёвка обыкнове́нная

Nombre científico: Silene vulgaris (Moench) Garcke

– Sinónimos taxonómicos: Silene latifolia (Mill.) Britten & Rendle, Oberna commutata (Guss.) Ikonn., Silene cucubalus Wibel, Silene inflata Sm.

Familia: Cariofiláceas (Caryophyllaceae)

Hábitat: En herbazales, lugares arenosos secos, caminos, huertos, terrenos baldíos, muros

Características botánicas de las plantas Silene

Silene vulgaris plantas en floracion, flor
Foto de collejas silvestres (Silene vulgaris). Esta planta siempre destaca en su estadio de floración por sus flores péndulas, con un cáliz hinchado en forma de globo.

La colleja es una planta de la familia de las Cariofiláceas, la misma familia botánica a la que pertenecen los claveles que todos conocemos. De hecho, si nos fijamos, las collejas tienen un color muy parecido a los tallos y hojas de los claveles.

El género de las plantas Silene presenta más de una treintena de especies, pero todas ellas tienen un denominador común: flores con cinco pétalos de apariencia delicada, generalmente dentados, un cáliz hinchado y hojas delgadas alargadas, de forma lanceolada.

Quizás la planta más significativa dentro del género de los Silene sea la denominada Silene vulgaris, la colleja, una planta comestible muy conocida en el campo, y que, juntamente con los espárragos, es de las que se suelen recolectar con más profusión en nuestro entorno.

Descripción de la planta

La colleja es una planta anual, que desaparece al final del otoño y rebrota de nuevo al año siguiente. Es una planta resistente a la oscilación de temperaturas y de las primeras que empiezan a brotar en primavera.

Las hojas con enteras, margen piloso, lanceoladas y puntiagudas. La floración se produce a finales de la primavera. Sus tallos florales pueden llegar a tener unos 60 cm de altura y las flores, péndulas, resaltan no por sus pétalos, sino por el cáliz hinchado, en forma de globo, del que sobresalen tímidamente sus cinco pétalos blancos bilobados.

Juego explotar las flores de la colleja

Silene vulgaris flores caliz
Flor de colleja, donde se aprecia su cáliz hinchado, en forma de globo, y sus pétalos bilobados

La flor de la colleja se ha utilizado siempre como un juego para niños (y no tan niños), consistente en poner la flor encima la palma de la mano y en un golpe con la otra palma, haciendo explotar el cáliz globoso de la flor, como si fuese un petardito.

Este juego es el motivo por el que esta planta a veces recibe el nombre de explotaculos, pistones o tiratiros.

Recolección de la planta

Silene vulgaris planta sin flor, hojas follaje
Foto planta de colleja sin flor, que es el momento en el que se recogen las hojas para comer. Las collejas, antes de florecer, se reconocen porque sus hojas presentan un color parecido al de los claveles.

Encontramos las collejas en los bordes de caminos, huertas, en terrenos baldíos, campos abandonados, entre las piedras de los muros,…

Puede crecer aislada, pero generalmente vive en colonias más o menos grandes, con otras plantas de su misma especie. Ello facilita su identificación, sobre todo, cuando son pequeñitas y tiernas, que es cuando deben recolectarse para comerlas. Se pueden reconocer porque en ese estadio de su desarrollo, cuando tienen apenas un palmo, parecen como plantel de clavelitos.

Las flores, cuando se secan, se pueden aprovechar para ramos de flores secas muy decorativos.

Origen del nombre Silene

Parece ser que el origen de la denominación Silene deriva de Sileno, personaje de la mitología griega, uno de los sátiros que llegó a maestro de Dionisos, y que se caracterizaba per su gusto por el buen vivir y el buen beber, dos hábitos que acabaron modelando su cuerpo con formas redondeadas (así lo reflejan las pinturas y esculturas).

Se supone que cuando alguien bautizó científicamente a la colleja, la forma redondeada del cáliz de esta flor, debió de recordarle a Sileno y ahí quedó el nombre.

¿Por qué se llama colleja?

Por lo que se refiere a la denominación de «colleja«, todos sabemos que en castellano designa un golpe, más o menos fuerte, en el cogote. Aparentemente, nada tiene que ver con una planta, ¿o sí?

La similitud de un golpe en el cogote («colleja») con la planta Silene vulgaris es algo que da pie a muchas teorías. Nosotros tenemos la nuestra, y consiste en una hipotética asociación del estallido o chasquido que oímos al pegar en el cogote, con el ruido que produce el estallido en la mano del cáliz hinchado de la colleja. Como en el juego de niños que apuntábamos antes. De hecho existe una gran similitud de sonido entre ambas acciones.

Etimología de la colleja

Silene vulgaris flores pendulas
Flores de collejas, péndulas y con su cáliz hinchado, muy características

El término colleja en castellano significa un golpe con la palma de la mano que se pega en la parte posterior del cuello. O sea que, partimos de la palabra «cuello» que proviene del latín collum, que en latín arcaico era collus. De ahí deriva collar o cuello.

Si a esa palabra le sumamos el sufijo aje, que unido a verbos y substantivos, expresa acción o efecto, tenemos por tanto coll + aje vendría a ser, una acción producida sobre el cuello, en este caso, un golpecito que produce el mismo sonido, una colleja. Casi el mismo ruido que el golpe que le pegamos al cáliz de la Silene vulgaris.

Por ello, probablemente, la denominación de la planta vino por la analogía con el efecto sonoro, con el chasquido de la colleja, lo cual quiere decir también que este juego de hacer explotar su cáliz es muy antiguo.

Composición de la colleja

La colleja tiene una composición nutricional similar a la de otras verduras de hoja como las borrajas o el diente de león. Está constituida principalmente por agua (88%), contiene poca cantidad de hidratos de carbono (3%), es rica en fibra (3%), contiene cierta cantidad de proteínas (3%) y prácticamente no tiene grasas (menor 1%).

Lo que más destaca de esta planta es su contenido en vitamina C, clorofila, carotenos y otros compuestos fitoquímicos con propiedades para la salud.

* Más información: Propiedades alimentarias de las Collejas

 

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

27 octubre, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.