Revista de Plantas de Botanical-online

Tratamiento natural de la gripe

Remedios caseros para problemas de salud

¿CÓMO HACER COMPOST?

COMPOSTAJE

 

¿Qué es el compost?

El compost es un abono natural formado por un proceso denominado compostaje en en cual los restos de materia organica sufren una transformación bacterial que convierte a estos residuos en abono para las plantas.

Entre los principales elementos que pueden utilizarse para la formación de este tipo de abono tenemos: restos de alimentos vegetales (frutas, verduras, tubérculos, etc), restos de vegetales (hojas, ramas de árbol procedentes de la poda, etc) y estiércol de los animales (purines de cerdo, estiercol de vaca, de caballo, de conejo, de gallinas, etc). Existen dos tipos de compostaje:

 

¿Cómo se realiza el compostaje?: Tipos de compostaje

- Compostaje en frío: Es el compostaje tradicional que consistía en el apilamiento de residuos vegetales procedentes del cultivo de árboles. (ramas, hojas, etc.) Este tipo de compostaje no presentaba un aumento de temperatura muy elevado lo que impedía la aparición de bacterias u hongos en la cantidad adecuada para que se produjesen los cambios de la materia rápidamente. Normalmente se necesitaba un año para la producción de este tipo de compost.

- Compostaje en caliente: Se produce en aquel tipo de compost al que se incorpora otras materias vegetales o estiercol animal más ricas en nitrógeno que producen las condiciones necesarias para la actuación de los hongos o bacterias. Todo ello genera unos cambios que producen calor. Como consecuencia de esta elevación de la temperatura producida por el mismo proceso de descomposición se produce, tras un periodo de enfriamiento y de reposo, la transformación de las características físicas de los elementos que se trasforman en materiales aprovechables por las plantas.

Para que estos restos se transformen en abono debera mantenerse unas condiciones de humedad y calor adecuadas. Al mismo tiempo deberá proporcionarse al mismo la oxigenación adecuada para lo que deberá removerse la mezcla de vez en cuando. Existen en el mercado unos dispositivos especiales denominados compostadores que permiten una aireación natural sin tener que remover la mezcla.

 

Condiciones necesarias para hacer un buen compostaje

Para la formación de un compost de calidad se deberan tener en cuenta las siguientes condiciones:

- Calor adecuado: Este debe mantenerse entre los 15 y los 45ºC durante la fase mesofila, que es la fase más optima para la mayoría de los microorganismos, y entre los 45 y 70ºC durante la fase termófila. Durante esta fase de calor es cuando la mayoría de los microorganismos desaparecen al no poder resistir las altas temperaturas. Solamente las bacterias termófilas pueden resistir. A su vez estas desaparecen al consumir la mayoría del oxígeno disponible. Posteriormente, se produce el periodo de enfríamiento en el que actúan una serie de descomponedores (fundamentalmente coleopteros y lombrices) que transforman la celulosa. Finalmente queda el periodo más extenso a temperatura ambiente.

- Oxigeno adecuado: Una oxigenación adecuada es necesaria para la buena marcha del compostaje. Cuando falta oxigeno, bien porque se ha introducido demasiado material caliente o bien porque la masa se encuentra demasiado concentrada se produce la aparición de emanaciones malolientes de metano, sulfrídico o amoniaco producidas por microorganismos anaeróbicos. El proceso de metanización retrasa la formación de compost y favorece el mal olor.

Cuando se detectan estos olores desagradables es conveniente añadir materia fria y mezclarla con el resto para activar la oxigenación. Un olor fresco es un buen indicativo de que el funcionamiento del compost es adecuado.

Durante estos procesos se pueden producir alteraciones como el enfríamiento de la masa en la fase que debería ser caliente. Ello viene determinado por la falta de humedad que impide que los microorganismos funcionen adecuadamente. La adición de materia vegetal verde o el rociado con agua permite nuevamente la activación del proceso.

Para acelerar la descomposición se pueden incorparar al monton lombrices. Esta pueden buscarse directamente bajo la tierra en lugares húmedos o se puede recurrir a empresas que se encargan de cultivarlas.

Mezcla y tamaño adecuado de los elementos que forman el compost

- Mezcla adecuada: La mezcla de los componentes debe ser la adecuada para que el proceso de descomposición siga los cauces normales. Una mezcla ideal sería aquella que combina un 70% de elementos ricos en carbono (este aparece en todos los restos vegetales, especialmente en aquellos considerados fríos que son los de color marrón - hojas o ramas) por un 30% de elementos ricos en nitrógeno (este es especialmente abundante en el estiercol y en los restos vegetales considerados calientes, que son aquellos de color verde)

Una mala combinación puede ser la responsable de malas putrefacciones que originan olores desagradables. Por ejemplo el típico olor a huevos podridos se produce por ecceso de materiales calientes. La adición a la mezcla de materiales fríos puede solucionar el problema.

- Tamaño adecuado de los elementos: Es conveniente que los elementos que se incorporan al compost sean pequeños para facilitar su descomposición. Esto es especialmente importante en caso de ramas de árboles que, de ser muy grandes, retrasarían el proceso. Para triturar los elementos hay en el mercado una serie de máquinas, llamadas trituradoras, que pueden facilitar el proceso.

Más información sobre los abonos ecológicos en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil